Narcotráfico
Jueves 29 de Junio de 2017

Caso Celis: Blanca Osuna salió a refutar los dichos de Sergio Varisco

Se produjeron ayer tres declaraciones en la causa por venta de droga en la capital provincial y sus ramificaciones en la comuna.

Se produjeron ayer tres testimionios de ampliación de indagatoria en la causa en la cual la Justicia Federal investiga el accionar de una banda de narcotraficantes encabezada por los hermanos Daniel y Miguel Celis, y sus ramificaciones dentro de la estructura de la Municipalidad de Paraná.

La investigación adquirió visibilidad cuando se secuestró un cargamento de marihuana de unos 370 kilos y se detuvo inicialmente a unas 15 personas, aunque el número se elevó luego a 22 con las detenciones producidas en una serie de allanamientos en distintos puntos de Paraná.

Ayer el aporte más significativo a la investigación fue realizado por Hernán Rivero, el funcionario municipal que la actual gestión municipal había puesto al frente de la Unidad Municipal Nº 2 y que tenía entre sus funciones el control de los camiones municipales que la banda de los Celis utilizaban para transportar la droga.

Rivero fue detenido el 14 de junio en el marco de los allanamientos dispuestos por el juez Federal. Ese mismo día se detuvo a Miguel Celis, hermano del capo narco Daniel Tavi Celis.



--> LEER MÁS SOBRE LA CAUSA CELIS <---



Rivero es un militante radical que habría accedido a la titularidad de la unidad municipal en base a sus relaciones políticas. En esa oportunidad Rivero dijo que no tenía nada que ver con el mundo de la droga, que conocía a Celis y a los otros detenidos por sus distintos trabajos, pero los problemas le llegaron cuando se lo consultó por las escuchas telefónicas donde Celis le pedía camiones sin GPS para transportar 'muebles' (es decir droga desde Paraná hasta San Benito).

Ayer Rivero habló nuevamente ante la Justicia, tras haberlo solicitado expresamente,y dio numerosos datos acerca del funcionamiento de la banda de narcos y la forma en que se valían de los camiones del municipio. El testimonio de Rivero fue extenso, con datos verosímiles y precisos acerca del funcionamiento de la banda y de las formas en que era posible llevar adelante la operatoria delictiva, sosteniendo incluso que la decisión de disponer de los camiones sin GPS no estaba dentro de sus facultades. El extenso testimonio se produjo ante la presencia del fiscal Mario Silva y los abogados defensores.



Los dueños del campo


Los otros que prestaron testimonio ayer nuevamente fueron los hermanos Omar Horacio y José Raúl Ghibaudo, los propietarios del campo donde aterrizó la avioneta con droga, y también de otros campos que estaban disponibles para que operara la aeronave.


Ambos sostuvieron que la contratación del campo fue para que el avión -supuestamente fumigador- se reabasteciera de combustible. En ese sentido manifestaron desconocer totalmente la vinculación de quienes lo contrataban con el narcotráfico. Los Ghibaudo sostienen que el contacto entre ellos y los Celis fue Luis Orlando Céparo, un sanbenitense que estuvo en la lista de candidatos a concejales del actual intendente de la ciudad, Ezequiel Donda (ver recuadro).



Blanca Osuna


Mientras tanto, la exintendenta de Paraná Blanca Osuna salió ayer a refutar la afirmación que hizo el intendente, Sergio Varisco, el martes, tras prestar declaración, asegurando que la causa se había iniciado en la gestión anterior, la de Osuna.


Sobre Varisco, dijo: "Su estrategia es intentar llevarnos al lugar donde él se encuentra: al fango. Busca naturalizar la situación y que algunos concluyan: 'son todos iguales', 'esta es una cuestión motivada por antagonismos políticos y no un tema judicial'. Para lograr eso cuenta con una estructura de comunicación que por lo que se ve, está trabajando para esos fines", acusó la exintendenta sin reparar en la amplia cobertura que tuvo en todos los medios de la provincia la situación de Varisco en la causa.


Osuna agregó: "En estos últimos años advertí casi en soledad, en declaraciones públicas hechas ante los medios o en diversas reuniones de carácter oficial y cuantas veces pude sobre el problema que afectaba en principio a los vecinos de la zona oeste de la ciudad, y hoy por responsabilidad de quien gobierna la ciudad nos atañe y afecta a todos los que habitamos Paraná (...) Nunca me callé sobre este tema. Por eso le digo: Varisco, usted es un cobarde. Seguro piensa que ser mujer es sinónimo de debilidad, y por eso quiere endilgarme culpas y hacer cualquier cosa", indicando que su intención es "engañar para salvarse a cualquier costo".



--> LEER MÁS SOBRE NARCOTRÁFICO EN PARANÁ <--



La versión de los Ghibaudo


El abogado defensor de los hermanos Ghibaudo, Boris Cohen, dio cuenta del argumento defensivo de los propietarios del campo donde aterrizó la avioneta. "Se les había ofrecido una parte del campo, donde supuestamente iban a abastecer un avión, y Céparo se dedicaba a esta actividad, como subcontratista. Ellos confiaron en la palabra de este hombre, y cuando aterrizó la avioneta, en lugar de agroquímicos, traía estupefacientes", indicó el abogado, en comunicación con radio La Voz.

"Así que terminaron detenidos. Vienen a estar relacionados por haber prestado una colaboración a la banda. Y ambos hermanos declararon que habían prestado parte del campo a esta persona. Habían hablado de 20.000 pesos por el uso del campo mientras durara la tarea de fumigación. Les habían dicho que iban a fumigar varias hectáreas de monte", detalló. "Pero no hay contrato. Es gente de alpargatas", consignó el letrado aludiendo a que se trató de un acuerdo verbal.

"A este hombre, Céparo, lo conocían porque vino y contó de un trabajo en María Grande. Preguntó si estaba disponible el campo en Paraná con el mismo trato -pagado con productos de agro- y les pareció que estaba bien", señaló. "Este tipo de tratos es común. Te cambian una vaca por dos chanchos, o dos vacas por una chata", añadió. También dijo que no tienen antecedentes.


Comentarios