Cambios en el Tránsito
Viernes 14 de Julio de 2017

A un año del cambio de circulación en Paraná, persisten las posturas encontradas

Desde la Municipalidad de Paraná sostienen que el carril único y la modificación de las manos en las calles céntricas obtuvieron resultados positivos esperados y avanzarán con otras medidas. Comerciantes aún bregan por la vuelta atrás

Después de la medianoche del 17 de julio de 2016, Gualeguaychú, Echagüe, España, 25 de Mayo y Alem-Perú cambiaron de circulación, también fue incorporado un carril exclusivo para los colectivos con semáforos propios. Cuatro meses y medio llevó la discusión sobre la medida con voces a favor y en contra, hubo charlas y encuentros, mitines, el uso de espacios públicos, notas con posturas y hasta carteles pegados en las vidrieras de los locales. A un año, todavía persisten los contrapuntos: desde la comuna festejan la iniciativa, mientras hay comerciantes que bregan por la vuelta atrás.


Ante la puesta en marcha de la medida, cronómetro en mano, fue posible advertir que efectivamente, el ingreso y el egreso del centro, sobre todo para el transporte público era mucho más rápido: menos de 15 minutos. Después surgieron otros inconvenientes, como las actualizaciones de los GPS, el uso indebido de los carriles exclusivos, la desaparición de algunas ondas verdes necesarias, entre otros aspectos. Rubén Amaya, a cargo de Servicio Públicos, fue quien impulsó esta iniciativa y dijo a UNO: "Se dieron los resultados que habíamos calculado: queríamos más fluidez y ahora se entra y se sale más fácil del centro. Paraná tiene la característica de tener mucha concentración de sus actividades como las bancarias, judiciales, comerciales y administrativas. Teníamos un atoramiento permanente y no solo de los colectivos, sino también del tránsito normal; no podíamos no hacer nada".


Amaya rescató la decisión del intendente Sergio Varisco por respaldar una idea jugada. "Sabíamos que íbamos a tener buena respuesta, pero siempre está el temor lógico de que todo lo planteado y estudiado, al estar tirado sobre la mesa, en concreto, no dé los resultados; pero bueno, tuvimos que tomar la decisión", agregó.


Destacó que no solo el cambio en sí fue complejo de implementar, sino también la incorporación a la red de semáforos de todos aquellos que debieron "darse vuelta" o colocarse nuevos. Es que para Amaya, el mayor logro fue la puesta en marcha de dos medidas juntas: la de los cambios de manos y la de los carriles exclusivos. "Fueron dos cosas en una. En otras ciudades, las que estudiamos, se hacía solo la implementación del carril sin cambios de sentidos. Esto fue más jugado todavía. Nos tiramos a una pileta honda, fue en simultáneo y nos ha ido bien".


Después, Amaya reconoció que la red de semáforos, sobre todo a inicio de este año, funcionó mal, pero aclaró que ya está solucionado. Dijo que Ramírez, Gualeguaychú, España, Alem y Carbó ya tienen una onda verde coordinada, pero todavía faltan dos tramos importantes de Almafuerte.


También les resta la implementación en algunos semáforos de la flecha que permita el giro antes de que se ponga el verde, sobre todo para algunas intersecciones como la de Almirante Brown y Ramírez. Además tienen planificada una modificación importante en Cinco Esquinas (Ver Transformarán Cinco Esquinas).



***
Recuperar el ingreso



Pero los que tienen otra opinión son un grupo de comerciantes que desde el primer momento en que se conoció la posibilidad del cambio, se manifestaron en contra y hasta propusieron alternativas. Hace un año, Miguel Ángel Gassmann, dueño de un estacionamiento en la zona céntrica y uno de los impulsores de estos autoconvocados, entonces manifestó una posición que hoy mantiene.


"Me gustaría recuperar la entrada a Paraná. El sistema pienso que es bueno para los colectivos por el carril único, pero perdimos la entrada a la ciudad, ahora se hace por una calle como Gualeguaychú, la gente anda perdida, le cuesta llegar. Queremos recuperar la entrada por Echagüe, por 25 de Mayo donde uno terminaba en la Catedral, en la Plaza 1º de Mayo. Hoy hasta los GPS te indican todavía como estaban antes las calles", dijo a UNO.


Sostuvo que hubo comerciantes que debieron bajar las persianas y no solo por la situación económica adversa, sino que también porque los perjudicó esta medida de tránsito. "Hay mucha gente que no está contenta", dijo y agregó: "Al que viene de afuera le cuesta llegar".


Gassmann sostuvo que su estacionamiento, como inmueble, perdió un 50% de su valor, porque no es lo mismo que esté en el ingreso al centro que a la salida. Es que su emprendimiento económico estaba pensado para recibir a quienes llegaban a la zona de mayor circulación. "De saber que iba a ser así, no realizaba las inversiones que hice. Si me hubieran dicho, como en calle Corrientes o 25 de Mayo que durante 50 años se sabía que se iba a ensanchar, uno decide si quiere agrandar el frente porque te pueden sacar un pedazo en algún momento. Pero acá dieron vuelta las calles de un día para otro, y todavía estoy pagando los créditos. Una lástima. Si nos hubieran dicho que en 10 o 15 años iba a pasar uno ya se preparaba".


Gassmann sostuvo que hasta calle Urquiza podría tener un carril exclusivo que permita la salida del centro del transporte público y que eso permitirá la vuelta atrás del cambio de circulación por 25 de Mayo y Echagüe.


"La intendenta (por Blanca Osuna) nos ayudó mucho porque querían que hubiera estacionamientos en el centro. Estábamos anotados como 300 comerciantes en contra de esta medida, pero no siempre se puede juntar a todos. No sé si es bueno o es malo, tendrán que analizarlo" dijo y remató: "¿Dónde está el famoso estudio y el impacto económico? Esto (por su posición) no es contra el intendente ni nada. Hay que recuperar la entrada a Paraná con esta gente o con los nuevos políticos que ganen las elecciones".



***
Trasformarán Cinco Esquinas


Entre las nuevas medidas que la Municipalidad planea implementar, una que se destaca tiene que ver con un tratamiento integral en Cinco Esquinas. El problema detectado es que se generan embotellamientos, es decir, cuando uno tiene el verde del semáforo y se manda a cruzar, a veces no llega a hacerlo que los de otro carril avanzan.


"El intendente tiene en su escritorio una propuesta pero no es barata. Estamos viendo los recursos con los que contamos para poder solucionar ese problema, pero es algo que lo tenemos que hacer sí o sí", dijo Rubén Amaya de Servicios Públicos. Al esperar el verde, se está lelos del semáforo. Por eso buscan quitarlos del medio para ponerlos en cada esquina y entonces cuando un auto tenga que pasar una bocacalle le de el tiempo. "Tenemos que optimizar el cruce y una de las maneras es acercar el tránsito", dijo y esto en palabras simples no es más que alargar las esquinas para que se pueda aprovechar los 28 segundos que permite cada habilitación del verde.


Además tienen planificado quitar punteras de calle Echagüe para lograr una mano más . Por último, Amaya sostuvo que trabajan en el ordenamiento del estacionamiento y cuya medida, sostuvo, ya debería estar implementada, pero que todavía les falta ajustar algunos aspectos.


El estacionamiento medido implicará el pago a través de una aplicación de celular y con esta iniciativa completarían esta etapa a la que se le sumarán algunos otros cambios en carpeta. "Ya quisiéramos que esté implementado el estacionamiento medido, pero nos llevó tiempo la creación de la cooperativa de cuidacoches. Lo queremos hacer ordenado y saldrá a la brevedad. Aún tenemos que preparar la cartelería", agregó.


Comentarios