Ambiente
Jueves 07 de Septiembre de 2017

A 20 años: de la libertad de los ríos a dar pelea por el acceso a la costa

Este mes se cumplen dos décadas de la sanción de la Ley 9.092, que declaró a Entre Ríos libre de represas. La lucha ambiental y sus desafíos

El 25 se cumplirán 20 años de la sanción de la Ley N° 9.092 que selló un hito en la lucha social y ambiental de los entrerrianos en contra de la realización del proyecto de megarrepresa hidroeléctrica Paraná Medio. La norma declaró a Entre Ríos libre de represas.

La fecha será recordada con distintas actividades por parte de los actores que integran organizaciones no gubernamentales o ecologistas. Una de ellas será la Asamblea El Río es de Todos. Para ese día lunes 25, los miembros de ese movimiento socio-ambiental de Paraná organizan una jornada en la Sala Mayo, desde las 9 y hasta las 16, para la participación de establecimientos educativos y público en general, con stands, charlas, caminatas, juegos y otras propuestas que incentiven el compromiso ambiental.

El contexto actual coincide con el reclamo por el libre acceso a la costa de los ríos. Luego de la modificación del Código Civil y Comercial, el denominado camino de sirga que desde el siglo XIX garantizó 35 metros de costas libres de ríos, lagos, lagunas y arroyos, fue limitado y reducido a 15 metros, por parte del Nuevo Código Civil que se puso en vigencia en 2015.

Pese a los reclamos antes de su sanción, el Congreso Nacional avaló sin fundamentar, el recorte de 20 metros, lo que significó una ampliación de los derechos de los propietarios de terrenos, y que perjudicó el libre uso de la ribera. Para especialistas, fue un grave retroceso jurídico en Derecho Urbano.

Sin embargo, el Código habilitó la posibilidad que cada provincia o municipio legislen y administre la costa de los cursos de agua. En Paraná, a poco de modificarse la norma nacional, se organizaron distintas charlas debates entre colegios profesionales, con el propósito de avanzar en una norma local que defienda los derechos de los ciudadanos, y respete los derechos privados. Finalmente, ni en la Legislatura ni tampoco en el Concejo Deliberante, los representantes del pueblo presentaron propuesta alguna. El antecedente que no pudo alcanzar estado parlamentario –por supuestas razones de forma– fue el proyecto de ordenanza por Iniciativa Popular, que había reunido más de 4.000 firmas, que proponía crear un camino de servidumbre municipal, presentado por la Asamblea El Río es de Todos.

A nivel provincial, una de las alternativas evaluadas a poco de concretarse la reducción del camino de sirga fue la vigencia de la Ley Provincial Nº 9.008, dictada en 1996, pero que nunca fue reglamentada. La norma hablaba de la línea de la ribera.

En una ciudad como Paraná, bordeada a lo largo de varios kilómetros tanto por el norte como por el oeste, el uso público de la costa es minúsculo, entre la ocupación de emprendimientos privados, clubes y viviendas.

De la libertad de los ríos, al libre acceso a la costa, será el reclamo ambiental que plantea la Asamblea el Río es de Todos, organizadora del evento en la sala Mayo.

Justamente, en el marco de los preparativos para la jornada del 25 de septiembre, ese colectivo abordó la media sanción dada por el Senado de la Nación, de un proyecto de ley que restituye los 35 metros de costas libres de ríos, lagos, lagunas y arroyos. La iniciativa fue autoría de la senadora nacional Magdalena Odarda (Río Negro-Frente Progresista CC AR). En realidad, se trata de una norma con dictamen unánime, similar a la que ya se había aprobado dos años atrás, pero como la Cámara de Diputados nunca lo trató, perdió estado parlamentario a fines de 2016.

Para sostener y fomentar la cultura del río que tiene Entre Ríos, poco se ha hecho aún para recuperar parte de lo perdido por ley, o por la progresiva ocupación irregular de los terrenos.

Comentarios