La Provincia
Jueves 26 de Noviembre de 2015

La Provincia irá a la Justicia por la coparticipación mal descontada

Tras el fallo de la Corte que consideró inconstitucional el recorte del 15% de la coparticipación desde 2006 a la fecha, Urribarri firmó ayer un acuerdo con la Nación que habilita a la Provincia para hacer el reclamo judicial de esos fondos 

El Acuerdo Complementario al  Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas que  el gobernador Sergio Urribarri firmó ayer le permitirá a la administración del mandatario electo Gustavo Bordet reclamarle al gobierno nacional  los fondos detraídos de la coparticipación de impuestos mediante un mecanismo que la Corte Suprema de Justicia consideró inconstitucional.

Según informó anoche el gobierno provincial, la firma se ajusta al reciente fallo de la Corte, en el marco de los reclamos iniciados por las provincias de Santa Fe, San Luis y Córdoba. “El apéndice habilita el reclamo de las provincias participantes por los fondos detraídos en función de la aplicación cuestionada”.

Urribarri suscribió ayer al mediodía ante la presidenta Cristina Fernández; el jefe de Gabinete de Ministros, Aníbal Fernández y el ministro de Economía, Axel Kicillof, el “Acuerdo Complementario” al convenio celebrado entre la provincia y el Estado Nacional denominado “Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas” cuyo objeto fue reducir las deudas de las jurisdicciones provinciales y reprogramar las deudas resultantes.

El nuevo instrumento se basa en la sentencia del 24 de noviembre pasado donde la CSJ hace lugar a las demandas planteadas por las provincias de Santa Fe y San Luis;   y ordena al Estado Nacional, con carácter de medida cautelar, que suspenda de manera inmediata los descuentos que se le efectúan a la Provincia de Córdoba sobre fondos de la coparticipación federal de impuestos. 

El fallo -que contó con los votos de los ministros Ricardo Lorenzetti, Carlos Fayt y Juan Carlos Maqueda- define que es inconstitucional la deducción del 15% de la masa de impuestos coparticipables que realiza el Estado Nacional, sin el acuerdo de las provincias, para financiar a la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses).

En su decisión, el Tribunal concluye que la deducción fue pactada en el “Acuerdo entre el gobierno nacional y los gobiernos provinciales” del 12 de agosto de 1992 -ratificado por la ley nacional 24.130- y prorrogada sucesivamente mediante diversos Pactos intrafederales de la misma naturaleza. Una vez vencidos esos compromisos, el Estado Nacional extendió a partir de 2006 el plazo de esa deducción de manera unilateral .

Por esta decisión judicial el Estado Nacional deberá cesar en forma inmediata de detraer esos fondos; y devolver a las provincias la suma retenida indebidamente desde el 1° de enero de 2006 más los intereses que correspondan fijando un plazo de 120 días para que las partes acuerden la forma en que el Estado Nacional reintegrará las sumas debidas a las provincias.

En el acuerdo habilitó la posibilidad de que la provincias realicen su respectivo reclamo ante la Justicia.  Así se lee en el instrumento legal suscripto por Urribarri: “Déjanse sin efecto los desestimientos que la provincia hubiera realizado de la acción y del derecho respecto a litigios y/o reclamos relacionados con la impugnación constitucional del art 76 de la ley 26078 y de los artículos 1°inc a) y 4° del Decreto 1399/01 a través de convenios celebrados en el marco del Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas, aprobado por Decreto 660/10”.

“Un país no es una empresa, no se confundan” 

La presidenta Cristina Fernández ratificó que garantizará la gobernabilidad del gobierno electo, que velará por la defensa de las “conquistas logradas” en los últimos tiempos bajo su gobierno y advirtió que “un país no es una empresa, porque el balance de un país se cierra con cuántos argentinos hay adentro y cuántos afuera”. 

Tras los resultados de la segunda vuelta electoral, Cristina retomó ayer  su actividad pública con un acto en el Hospital Posadas, de la localidad de El Palomar, en el partido bonaerense de Morón, donde inauguró obras de ampliación del centro de salud y rindió homenaje a víctimas del terrorismo de Estado, además de formalizar la promulgación de la ley del actor y firmar la refinanciación de las deudas provinciales. “Un país no es una empresa, es una nación conformada por hombres y mujeres, con diversidad, con necesidades. No se puede medir con un criterio economicista o de balance, porque una empresa cierra su balance con pérdida o ganancia. El balance de un país se cierra con cuantos argentinos hay adentro y cuántos afuera. No es lo mismo un país que una empresa, que nadie se confunda”, advirtió.

 Cristina se refirió al proceso electoral del domingo pasado y luego reflexionó sobre los resultados, al celebrar, primero, que se llevaran a cabo “en absoluta paz, tranquilidad, normalidad y convivencia entre los 40 millones de argentinos”. “Es un hecho inédito, por primera vez hubo un balotaje en nuestro país”, remarcó y luego señaló que la diferencia entre Mauricio Macri y Daniel Scioli “fue muy escasa, muy chiquita”. A continuación, se preguntó qué hubiera pasado si el Frente para la Victoria se imponía en las urnas por la misma diferencia y recordó las denuncias de fraude que pesaron contra su candidato en Tucumán, Juan Manzur, quien “ganó por 14 puntos de diferencia” y sin embargo “mantuvieron en vilo a un país y a una sociedad”. “Qué hubiera pasado si el resultado hubiese sido al revés, qué estaría pasando hoy en la Argentina, si hubieran reaccionado como nosotros, con la grandeza, la comprensión y la vivencia democrática que debemos tener los argentinos”, sostuvo, para luego dejar en claro que su espacio garantizará la gobernabilidad del próximo gobierno.

Durante el mismo acto, y por videoconferencia, Cristina dejó inaugurados los consultorios externos y las áreas de laboratorio y diagnóstico por imágenes del nuevo hospital de Paraná. Durante la comunicación, elogió las obras en la capital provincial. 
 

Comentarios