Salud
Sábado 23 de Julio de 2016

La provincia concretó una de las fases finales para erradicar la poliomielitis

Hicieron un monitoreo en centros de salud para que no quedaran dosis de Sabin trivalente.

Las dosis trivalentes de Sabin recogidas de los 357 vacunatorios entrerrianos, que permanecían en la cámara de vacunas en Paraná, fueron retiradas para su destrucción final. De esta forma la provincia cumplió con los pasos fijados por Nación, en el marco de la estrategia promovida por la Organización Mundial de la Salud para la erradicación mundial de la poliomielitis.

El gobierno provincial, a través del Ministerio de Salud, adhirió a la estrategia mundial de erradicación de la Poliomielitis a partir de la fase final que se desarrolló a nivel global, la cual promueve un cambio en el esquema de la vacuna Sabin, que dejó de ser trivalente para pasar a ser bivalente. Las dosis que ya no se utilizan más en Entre Ríos, fueron retiradas para ser destruidas.

En el mundo, la incidencia de los casos de poliomielitis se redujo en más de 99,5% desde el lanzamiento de esta iniciativa en el año 1988. En este sentido, la responsable del Programa Ampliado de Inmunizaciones dependiente de la cartera sanitaria, Albana Gavini, indicó: "La estrategia ha sido un éxito en la provincia, se quitaron las vacunas de todos los vacunatorios en un mismo momento y, posterior a eso, se realizó un monitoreo centro de salud por centro de salud, con agentes de nuestra oficina que hicieron toda una recorrida sur y norte, con el fin de certificar que no hubiera dosis de Sabin trivalente".

Con el objetivo de proteger el medio ambiente y la salud pública, y contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de la población, una vez que las dosis fueron retiradas de todos los efectores entrerrianos, se llevaron a la cámara de vacunas a nivel central en Paraná de donde fueron buscadas por la empresa rosarina Soma S.A., encargada del tratamiento de residuos patogénicos y peligrosos, la cual llevará a cabo la eliminación definitiva en los próximos días.

Trabajo en terreno

Los monitoreos que se realizaron en los vacunatorios de Entre Ríos con el fin de garantizar que las dosis de trivalente ya no estuvieran en circulación, fueron obligatorios y se llevaron a cabo con éxito en la provincia. "Se ha hecho un gran trabajo junto a los responsables de los efectores, a los vacunadores y a los equipos técnicos del Ministerio de Salud, ya que de todos los monitoreos no encontramos vacunas Sabin trivalente. A la fecha, tenemos los enfermeros y vacunadores bien capacitados y haciendo los esquemas como corresponde", señaló Gavini.

Para los controles, se eligieron dos agentes por departamento, un enfermero vacunador y una persona ajena al ministerio, con el objeto de abrir las heladeras y certificar que esa vacuna no estuviera en cada vacunatorio. De este trabajo no sólo participó el grupo de monitores, sino que después, para el retiro de las vacunas, se visitaron todos los centros de salud de la provincia.

Al respecto, Gavini destacó: "Los chequeos en algunos lugares fueron más difíciles porque tuvimos las inundaciones de por medio, pero la provincia subsanó estas situaciones y las visitas se hicieron con la programación que teníamos pautada en los 357 vacunatorios".

Cambio de esquema

Existen tres tipos de virus polio: 1, 2 y 3. El tipo 2 se ha erradicado del planeta, por este motivo se realiza este nuevo esquema inmunológico, sacándolo de la vacuna. De este modo, desde el 30 de abril de este año se aplican dos dosis de Salk a los 2 y 4 meses de vida, y tres de bivalente, a los 6 y 18 meses, y en el ingreso escolar. Es decir, desde ahora, son dos dosis inyectables y tres orales.

Para 2018 está proyectada la erradicación definitiva de la enfermedad, pero todavía quedan dos países en el mundo que tuvieron casos de polio, y por esto no se eliminan completamente los tres tipos virales.


Comentarios