La Provincia
Miércoles 06 de Abril de 2016

La Provincia asiste a las localidades damnificadas por el temporal

Las intensas lluvias que abarcan a todo el centro norte entrerriano dejaron como saldo más de 7.000 personas afectadas.

Los Ministerios de Gobierno, Desarrollo Social y Planeamiento, monitorearon las zonas damnificadas por las lluvias que afectan el centro norte entrerriano y que han dejado como saldo más de 7.000 personas afectadas.
Se estima que más de 5.000 personas fueron las afectadas en la ciudad de La Paz, de las cuales unas 600 están alojadas en cuatro centros de evacuados que, según los relevamientos, han tenido una pérdida total de sus pertenencias. A éstas se suman 300 autoevacuados, que optaron por alojarse en lugares particulares. En la provincia el total de afectados incrementa a 7.000.
El ministro de Gobierno, Mauro Urribarri recorrió La Paz y se trasaldó luego a Chajarí. Por su parte, el ministro de Planeamiento, Luis Benedetto, visitó la zona de barrancas, en Santa Elena, y Laura Stratta, a cargo de Desarrollo Social envió camiones con asistencia a los municipios de La Paz, Santa Elena, Federal, Feliciano, Los Conquistadores, Chajarí, Piedras Blancas, San Gustavo y Alcaráz. Además se está asistiendo a 20 juntas de gobierno que también padecieron las inclemencias del tiempo. Se envían colchones, módulos alimenticios, zapatillas, frazadas, agua mineral y pañales.
“Estamos trabajando en forma coordinada, junto a cada municipio, para poder contener en lo inmediato a las familias más afectadas y poder comenzar después, cuando los pronósticos mejoren, con las tareas de recuperación y reconstrucción de lo dañado. El equipo de gobierno está presente en las zonas más afectadas para monitorear en forma directa la situación”, dijo el gobernador Gustavo Bordet.
Por su parte, el ministro de Gobierno, Mauro Urribarri, dijo que “los pronósticos hablan de que la lluvia continuará, por lo cual la complejidad de la situación, a pesar de que la ayuda está organizada y coordinada, va a proseguir”.
En ese sentido, comentó que “se coordinaron acciones en conjunto con el gobierno Nacional y también con Prefectura y Gendarmería para hacer abordajes integrales en las ciudades afectadas”.
Agregó que “tanto en La Paz como en otras ciudades como Chajarí, Feliciano y Federal, es un hecho muy puntual lo que está sucediendo, ya que hace años que no se producen lluvias con la violencia de estas últimas horas. Estamos trabajando conjuntamente con los municipios, el gobierno provincial y el nacional para paliar esto que es muy complejo”.
Urribarri señaló que ha recorrido “las ciudades de La Paz, Federal, Feliciano y Chajarí para ver los problemas en forma directa y manteniéndonos en contacto con el gobernador Gustavo Bordet, que a su vez está en comunicación con los intendentes y con el Ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio. Queremos que nuestra agenda de trabajo se materialice en la territorialidad y es lo que tratamos de hacer cuando suceden estas inclemencias”.
“Estamos atendiendo las urgencias, pero a la par vamos avanzando en cuestiones estructurales, siempre trabajando en conjunto desde la provincia con la Nación y con los gobiernos locales, tal como nos ha instruido el gobernador Gustavo Bordet”.
En tanto, el ministro de Planeamiento, Infraestructura y Servicios, Luis Benedetto, dijo que desde su cartera y, a través de la Dirección de Hidráulica, se van a hacer los estudios necesarios para evaluar los daños causados y cuáles son las obras necesarias para poder ir atenuando algunos de los problemas surgidos como consecuencia de las altas precipitaciones”.
Agregó que “también hemos asistido con Obras Sanitarias de Entre Ríos para garantizar los servicios y, en lo que respecta a la parte edilicia, por medio de las zonales del Ministerio en cada uno de los departamentos. Evaluada toda esta situación, vamos a hacer un plan de obras con prioridades, que comenzaremos a gestionar con cada uno de los municipios”.
Por último, destacó que “vamos a trabajar en forma mancomunada con los municipios y los departamentos, junto a los equipos técnicos, para ir encontrando soluciones y de esa manera tratar de buscar los recursos necesarios y los proyectos prioritarios para atenuar los daños ocasionados”.

Asistencia alimentaria
En La Paz, el Ministerio de Desarrollo Social montó un operativo para que personal de cocina y ayudantes preparen las cuatro comidas diarias para atender a quienes se encuentran en los centros de evacuados; la escuela Nº 2 atiende tres centros y la Nº 7 el restante. Dicha operación exigió un aporte monetario de emergencia.
En esta línea, además, se hizo un refuerzo alimentario especial, para aquellas familias que no están evacuadas, ni autoevacuadas, pero fueron fuertemente afectadas por el temporal.

La situación actual
Desde la Dirección de Defensa Civil se informó que por el desborde del arroyo Cabayú Cuatiá estuvo cortada la ruta de acceso a la ciudad de La Paz en los puentes Rojo y Blanco hasta la noche de este lunes. La lluvia caída hasta hoy es de 236 mm.
En Santa Elena estuvo cortada por algunas horas la ruta 12, por el desborde del arroyo El Quebracho. Llovieron 350 mm y hay 250 evacuados.
En Feliciano, la lluvia caída hasta esta mañana fue de 176 mm, lo que produjo el desborde del arroyo que circunda dicha ciudad, afectando a 60 personas que están evacuadas en el hospital local y en la escuela Nº 31. Además hay 250 personas autoevacuadas y afectadas. El promedio de lluvia caída en el departamento es de 200mm.
En Federal, hasta las 5 de este martes llovieron 216 mm y hay afectadas 85 personas, las cuales están alojadas en el centro de usos múltiples del barrio Campo de Mayo. Los barrios afectados son: Campo de Mayo, El Silbido, Centenario y Salta. Además, 25 de estas personas están evacuadas en el comedor comunitario del barrio Centenario, comedor comunitario del barrio Las Flores y el centro de usos múltiples Campo de Mayo.
En cuanto a Chajarí, la lluvia hasta el martes era de 210 mm y la cantidad de evacuados asciende a 25 familias.
En Federación, la cantidad de lluvia hasta ayer era de 205mm y hay ocho familias autoevaluadas.
 

Comentarios