A Fondo
Miércoles 10 de Febrero de 2016

La prevención empieza por casa

José Luis Ballesteros / De la Redacción de UNO
jballesteros@uno.com.ar


Una medida que obedece a la solidaridad y la prevención de una enfermedad como lo es el dengue, que preocupa a los vecinos de Concordia. En las últimas semanas se decretó la Emergencia Sanitaria y Ambiental en la ciudad, y con ello se anunció un decreto de limpieza integral.

Se ordenó a los propietarios de baldíos a realizar el saneamiento de los mismos en un plazo máximo de 10 días. En caso de no hacerlo, serán multados y el municipio procederá a las tareas, las que deberán ser pagadas por los propietarios. Con ello se busca evitar la propagación de vectores de este mal que se extenderá por algunas semanas, de acuerdo a los especialistas.

En los últimos días se vio que numerosos propietarios de terrenos baldíos tomaron dimensión de lo que ocurre y finalmente contribuyeron en dejar estos espacios en buenas condiciones de higiene, salubridad y estética. Pero claro está que hay tantísimos otros que aún no se dieron por aludidos y han hecho caso omiso. Así como se observaron muestras reales de solidaridad de los concordienses, sobre el final del año pasado, con las miles de personas afectadas por las inundaciones, esta sería una muy oportunidad de aportar un granito más de arena para beneficiar a nuestro propio vecino. 

Tras lo manifestado por las autoridades del municipio, se procederá a trabajar junto a las cooperativas de la ciudad para limpiarlos. Después, en la tasa se le cobrará al dueño del terreno el trabajo que realizaron estas cooperativas en sus terrenos. No suena descabellada esta medida y por ello se pretende disminuir los riesgos. Ya se ha trabajado en el desmalezamiento de espacios públicos, arreglo de calles, fumigación y una campaña de concientización sobre el dengue.

Con estas herramientas, las autoridades apelan al compromiso y la conciencia ciudadana de los propietarios de terrenos para evitar que sea un foco infeccioso o de generación de vectores que puedan propagar enfermedades. No siempre será sencilla la cooperación permanente de las personas, pero es un buen momento para empezar por casa a generar estos hábitos, ya que hay miles de personas que deben convivir con inmensos pastizales linderos a sus propiedades, que ponen en riesgo a su salud. Con el decreto ya en vigencia y ante las tareas de relevamientos iniciales, muchos vecinos esperan por el efectivo cumplimiento de estos operativos que tienen como objetivo dejar los terrenos en buena condición de higiene.

Comentarios