La Provincia
Sábado 18 de Abril de 2015

La política se anima a discutir sobre el uso del espacio público

Las calles están llenas de propaganda. Algunos propusieron acordar lugares comunes, otros afirmaron no tener alternativas. Hay quienes señalaron que la Municipalidad debe quitarlos

De repente, al doblar cualquier esquina, aparece la cara de un candidato. En las plazas hay instalados pasacalles y lo mismo en el Parque Urquiza, algunos atados con alambres desde un árbol a un poste de luz. También se ve la propaganda en los semáforos, a lo largo de las avenidas y se leen leyendas pintadas en cualquier pared. De las garitas sanas, no se salvó casi ninguna. En Paraná hay ordenanzas que regulan esta situación y el tema está legislado. Hay quienes buscan legitimarse frente a las elecciones y pegan carteles en espacios donde no está permitido, donde es ilegal hacerlo.  
A esta situación la conocen todos los partidos políticos desde hace 29 años, la Ordenanza Nº 6.904 fue sancionada en 1986: “Prohíbese la fijación o colocación de anuncios publicitarios denominados afiches o similares, en: el frente de edificios o en muros o paredes de frente de inmuebles; en cualquier lugar o espacio del dominio público municipal o de la vía pública o en monumentos, estatuas, fuentes, columnas, refugios, postes, árboles, maceteros o cualquier otro elemento o cosa allí instalado, con la única excepción contemplada en el artículo siguiente”. Y el artículo siguiente solo permite la colocación de anuncios en carteleras o pantallas ubicadas en la vía pública para tal fin.
Pero la ordenanza tiene un punto particular destinado a los pasacalles: en parque y plazas están prohibidos y no pueden sostenerse sobre columnas de alumbrado público y de señales luminosas y deben retirarse dentro de las 48 horas posterior a la realización del hecho que dio origen a su colocación.
Después hay otras legislaciones que abordan una definición de espacio público. Es Medio Ambiente de la municipalidad el organismo encargado de controlar esta situación, en conjunto con Habilitaciones Comerciales, al menos así lo había explicado la secretaria Juliana Robledo en 2014 frente a hechos similares. UNO se comunicó con ella para preguntarle si la legislación se iba a cumplir en esta oportunidad, pero argumentó estar ocupada en una reunión.
Los concejales que fueron consultados para esta nota tiene opiniones diferentes sobre el tema. Por ejemplo, Enrique Ríos dijo: “Una propuesta es ponernos de acuerdo en cuáles son los espacios que se podrían utilizar”, y también agregó: Otra puede ser establecer marquesinas públicas donde cada partido tenga el mismo espacio”.
Por su parte, Marcelo Haddad sostuvo: “Ocurre que las agrupaciones políticas no tenemos otra manera. Es el partido de gobierno  quien tiene influencia y poder de veto a través de la pauta oficial con los medios de comunicación masivos para darse a conocer”.
Otra de las consultadas fue Cristina Sosa, quien señaló: “La Municipalidad tiene la facultad de quitar carteles de esos lugares y también de dar conocimiento a quienes son los responsables de estas pegatinas”.
UNO quiso hablar también con otros concejales de los diferentes bloques, pero ayer por la mañana hubo quienes no atendieron el teléfono y otros ni siquiera estaban en sus oficinas.  
En la provincia, una de las municipalidades que se adelantaron al hecho fue la de Larroque. El 7 de abril dieron a conocer la reglamentación de la ciudad a partir de encontrarse en la vía publica con cartelería política. Incluso anunciaron que la violación de las ordenanzas será sancionada con multas. “Ante el incumplimiento del artículo precedente el municipio procederá a efectuar el retiro inmediato de los anuncios, elementos u objetos de publicidad en la vía pública sin más trámite, por cuenta y cargo del infractor, sin perjuicio de las multas que correspondan aplicar”, destacaron.
No todos los partidos políticos tienen las mismas posibilidades económicas y dar a conocer sus ideas, candidatos y propuestas es un derecho de la democracia. Asimismo hay espacios que se deben respetar y ordenanzas que apuntan a que el debate de ideas y proyectos sean iguales para todos.

Opinión de referentes de algunas expresiones partidarias
 Enrique Ríos (FJPV)
“El tema está legislado. Lo que más me preocupan son los pasacalles. Particularmente deberíamos tener algún acuerdo entre los distintos sectores y evitarlos porque le da una imagen fea a la ciudad y son peligrosos”.
Además sostuvo que es posible llegar a un acuerdo para determinar algunos espacios que permitan dar a conocer la propaganda política. “No hablo de la cartelería paga porque con ella hay una diferencia entre quienes tienen capacidad económica y quienes no. Creo que  esas pequeñas pancartas de cartón son más acertadas. Después lo que si es obligatorio y hay que cumplir es limpiar la ciudad cuando todo pase. Otra propuesta puede ser establecer marquesinas públicas donde cada partido tenga el mismo espacio para colocar su imagen o cartel; establecer lugares comunes donde puedan estar cada uno”, agregó.
Marcelo Haddad (PSP)
“Ocurre que las agrupaciones políticas no tenemos otra manera. Es el partido de gobierno quien tiene influencia y poder de veto a través de la pauta oficial con los medios de comunicación masivos para darse a conocer. Hemos presentado un proyecto de ordenanza para que la pauta oficial en Paraná tenga criterios objetivos de distribución”.
Reafirmó que hay agrupaciones que más allá del espacio público no tienen otra alternativa para darse a conocer. “Sí creo que los partidos debemos tener en claro el compromiso de limpieza para cuando pasan las elecciones. Es obsceno lo que se gasta en pauta oficial y no en juntar la basura. En los carteles de licitación de las obras está el nombre de la intendenta, cuando se trata de un acto de gobierno. Está claro que se cometen excesos, pero hay que ir al centro de la cuestión: no hay igualdad de condiciones para expresar las ideas”, afirmó.
Cristina Sosa (FJPV)
“Hay una norma que habla de respeto por los espacios público y que no se pueden colgar pancartas desde los árboles, utilizar las columnas de luminarias ni semáforos por el perjuicio que eso genera y todo aquellos candidatos se encargan, de esa manera, de tener su carta de presentación”, dijo.
También señaló que la Municipalidad tiene la facultad de quitar carteles de esos lugares y también va a dar conocimiento a quienes son los responsables de estas pegatinas. “Hay que hacerlo y lo hemos hecho. Cuando se trabajaba para que la ciudad mejore, para liberar la peatonal de manteros y hermosear el espacio público, uno se encuentra que frente a una campaña electoral no se toma dimensión de lo que se hace. Dicen que nos merecemos una ciudad mejor y van y estampan una pegatina donde no corresponde; esa es su carta de presentación”, remató.

Comentarios