Policiales
Jueves 10 de Marzo de 2016

La policía sitió el Macarone por frenar una pelea entre bandas rivales

Luego de una denuncia por "abuso de arma de fuego" unos 50 uniformados revisaron las casas de los dos grupos identificados y detuvieron a un mayor de edad, secuestraron una pistola calibre 22 y se llevaron dos plantas de marihuana.  

El barrio Macarone amaneció sitiado por la policía de Entre Ríos que, por una orden de la fiscal a cargo de la investigación Melisa Saint Paul, realizó un allanamiento que buscó frenar las peleas entre dos bandas enfrentadas que viven en la zona.
El fin de semana se registró una denuncia en la comisaría Octava y otra en la fiscalía de turno por “abuso de arma de fuego”. Si bien no se registraron víctimas o heridos, la fiscal decidió que era el momento de buscar las armas que se utilizan en la zona. 
En el comunicado oficial de la Departamental de Policía anunciaron que procedieron al “secuestro de un arma de fuego tipo pistola Bersa calibre 22 semiautomática” por lo que una persdona mayor de edad fue trasladada a la alcaidia por portación de arma de fuego.
En el operativo, coordinado por la Octava y la Departamental, participó el Delegado Judicial en turno y el Grupo Especial de la Jefatura Central, Grupo Especial de la Jefatura Departamental Paraná, personal de Seguridad Bancaria, personal del 911 y personal de otras comisarías de la Departamental Paraná.
El despliegue sirvió para “trasladar a varias personas de sexo masculino a la comisaría Octava para su correcta identificación”.
También llamaron a Toxicología porque secuentraron dos plantas de marihuana que miden 1,70 metros y 2 metros de alto.
Los vecinos de la zona seguían asombrados por la magnitud del operativo y el despliegue de fuerzas especiales en la zona.

Comentarios