Policiales
Domingo 12 de Abril de 2015

La policía reforzó la seguridad en Anacleto Medina

Tras la muerte del bebe comenzaron a desencadenarse hechos violentos en esa zona de Paraná.

Familiares del supuesto autor de los disparos que dieron muerte al bebé Byron Magallanes el sábado en el barrio Anacleto Medina denuncian que sufren amenazas, intimidaciones y que hasta intentaron quemarle la casa. Ante esto, la Policía decidió reforzar la seguridad en la zona.

Algunos dicen que no tenían relación con el presunto autor del homicidio pero pagan las consecuencias de pertenecer a la misma familia.

Un primo y la ex pareja del acusado denunciaron situaciones violentas. Un hombre de 37 años se encontraba junto a su familia en calle Los Yaros, cuando vecinos lo alertaron sobre la presencia de dos personas, una de ellas sería el abuelo del bebé fallecido, quienes encapuchados, tiraban botellas con combustibles tipo molotov, contra su domicilio, informó la Policía. 

El hombre denunció la situación y dijo desconocer los motivos ya que nunca había tenido inconveniente alguno, pero advirtió que puede tener relación con su parentesco con José Luis Palma, quien se encuentra detenido, ya que es su primo. La situación obligó al hombre a buscar protección de la justicia y de la policía ya que teme por la integridad de su grupo familiar.

Idéntica situación vivió la ex pareja del detenido; una mujer de 31 años, quien denunció que se encontraba junto a su madre en el frente de su domicilio en calle Los Yaros, cuando cerca de las 19 del sábado observó una motocicleta en la que se conducía el abuelo del bebé fallecido. Unos minutos más tarde un grupo de personas pasó frente a su vivienda y la mujer reconoció entre la multitud al abuelo del niño fallecido, quien según la mujer amenazó con “tirotearle la casa y prenderla fuego, para que pague por lo que le hicieron a mi nieto”. La policía reforzó la seguridad y se aguarda alguna medida impuesta por la Justicia.

Comentarios