Policiales
Martes 19 de Abril de 2016

La Policía Federal allanó viviendas y detuvo a dos integrantes de la banda del Gordo Nico

Luego de la autorización del juez Federal Leandro Ríos para realizar los operativos, personal de la Policía Federal realizó dos allanamientos: uno en calle Azopardo y otro en calle Miguel David.

En la madrugada de este martes la Policía Federal realizó dos allanamientos en el marco de una investigación que se inició en 2015 y que en diciembre desbarató la banda narco del Gordo Nico, que funcionaba en el barrio Paraná XVI. A partir de los procedimientos de este martes; uno en calle Miguel David y avenida Zanni, y otro en calle Azopardo (a dos cuadras de Circunvalación y Antonio Crespo) se detuvieron a dos proveedores de droga de la mencionada banda.

Vale recordar que el 2 de diciembre de 2015 el Juzgado Federal detuvo a 13 personas, entre ellas el líder de la organización, Nicolás Gordo Castrogiovanni; el director de la cárcel de mujeres, Victorio Bernardo Aguirre; su hermano, Guillermo Pedro Aguirre; la pareja de éste, Evangelina Priscila Álvarez, también agente penitenciaria; un policía provincial en actividad, el sargento Rodrigo Medina; su padre, el ex policía Hugo Héctor Medina; y otras siete personas que tenían distintos roles dentro de la banda.

Las 13 personas están procesadas por la infracción a la ley de drogas agravada por la participación de tantas personas. En su momento se dijo que había “caído” toda la banda, pero era una estrategia para continuar la investigación, con tareas de vigilancia y escuchas telefónicas hasta que ayer se autorizaron los allanamientos.
Según supo UNO, uno se hizo en calle Miguel David y Zanni, en uno de los duplex en que estaba alojado un hombre que sería distribuidor y trabajaba junto al proveedor. Se le secuestraron 40.000 pesos en billetes de 50 y de 100 pesos.

El otro procedimiento fue en calle Azopardo, donde encontraron a Ariel Pucheta, un hombre con varios antecedentes penales en distintos lugares del país, una causa inconclusa por homicidio en Usuahia y una pena pendiente por cumplir en Santa Fe por robo agravado. Incluso fue nombrado como el boquetero del robo a una joyería en el centro de Paraná, hace unos años. Este martes se le secuestraron una pistola y celulares. Los allanamientos se precipitaron esta madrugada porque se presumía que se estaban por irse de la ciudad para no volver, y esto complicaría su seguimiento y detención.

Ahora se sumaron a los detenidos de la reconocida banda. Son en total 15 los detenidos, a disposición del Juzgado Federal, la mayoría cerca de ir a juicio ante el Tribunal Federal.

 

Comentarios