Policiales
Martes 16 de Agosto de 2016

La Policía estaba advertida sobre posibles incidentes en el partido de Sportivo y Neuquén

Marcelo Dendau, subjefe de la departamental Paraná, señaló a radio 97.1 La Red Paraná que, previo al partido entre Sportivo Urquiza y Neuquén, la Policía estaba advertida sobre posibles incidentes que finalmente se produjeron causando destrozos en el club Palermo, donde se disputó la final del torneo Unidad.


"Se chequearon las redes sociales y los medios electrónicos y ya habíamos previsto un tipo de circunstancias y así ocurrió", dijo Dendau al programa Primer Paso, y aseguró que se reforzó el operativo de 30 a 60 uniformados y se convocó a la Montada, Canina, Motorizados y el 911 trasladó a las parcialidades en tres colectivos.


Como consecuencia de los incidentes cinco policías resultaron lesionados, así como el técnico de Sportivo Urquiza. quien recibió un golpe de objeto contundente en la cabeza.


"Hace un mes hubo en grandes inconvenientes en el partido Sportivo Urquiza y Peñarol. Los dirigentes se solidarizaron con Peñarol, pararon la Liga, se habló de suspender el campeonato porque no le daban los números sin el público visitante. Y estos son los resultantes", afirmó Dendau.


"En lo deportivo el encuentro el club Neuquén ganó 1 a 0 y finalizó con normalidad. Luego del pitazo final unos 10 hinchas del club Sportivo, descontentos con el resultado deportivo y el arbitraje, intentaron agredir al referí y a los jugadores de Neuquén, en una actitud vandálica. Lamentablemente, algunos jugadores de Sportivo se sumaron. Se arrojaron elementos contundentes desde el exterior y uno de estos piedrazos le cayó al propio técnico de Urquiza provocándole lesiones. Allí se dio intervención a los grupos especiales para evacuar la invasión del campo de juego", explico el subjefe.


Esto traerá lógicas consecuencias ya que el club Palermo, que cedió la cancha a Sportivo sufrió desmanes en sus instalaciones que demandarán alrededor de 100.000 pesos en reparaciones. "Llegaron a tirar abajo el mástil con las banderas", acotó Dendau.


Según Martínez "no fue la familia de Sportivo"


En tanto, el presidente del club Sportivo Urquiza, Juan José Martínez, pidió "separar la paja del trigo" y aseguró que los sujetos que provocaron los desmanes en el club Palermo "no pertenecen a la familia de Spotivo".


"Lo de ayer marca un antes y un después. Tenemos que tomar una medida. Sabido es que en este ámbito el derecho de admisión, si no lo aplica la Policía, los clubes no lo podemos aplicar porque tenemos consecuencias. A mi me visitaron anoche me apedrearon el coche y esas cosas", admitió.


Según Martínez, los que irrumpieron en la cancha lo hicieron para "arrancar la camiseta a los jugadores. Pero ellos estaban reclamando al árbitro unos minutos más de juego y pagaron las consecuencias nuestros propios jugadores y el técnico a quien le rompieron la cabeza. Lo que sucedió adentro de la cancha fue estrictamente deportivo. Durante el partido no sucedió nada", aclaró.


"No tengo palabras para lo que sufrió Palermo. Llamaremos a Militello pidiendo disculpas y para afrontar las consecuencias. Nos reuniremos con la Comisión Directiva para ver que hacemos pero así no podemos seguir", reconoció.


Finalmente afirmó que la Policía deberá identificar a los vándalos.

Comentarios