Policiales
Miércoles 11 de Febrero de 2015

La pericia a Ilarraz se fijaría recién para dentro de un mes

El equipo médico forense deberá resolver la fecha para el estudio, tras el oficio de la jueza Firpo. Para el fiscal de la causa la audiencia podría dilatarse hasta marzo. El cura no se negará al examen

Después de tantas dilaciones y atendiendo el pedido de las víctimas, la  titular del Juzgado de Transición N°2, Paola Firpo, dio un paso fundamental para el avance de la investigación en la causa que se instruye contra el cura Justo José Ilarraz por la denuncia penal que investiga los abusos a menores en el Seminario de Paraná. La magistrada cursó un oficio al equipo médico forense del Superior Tribunal de Justicia, para que fije día y horario en la cual se podría realizar  una pericia psicológica al sacerdote.

 

Pero que la medida se haga efectiva quedará supeditada a la disponibilidad del equipo de profesionales que se desempeña en ese área del STJ. El fiscal que interviene en la causa penal, Francisco Ramírez Montrull, confió a UNO que es muy probable que se puedan dilatar los plazos para determinar la fecha de audiencia, atento a que Ilarraz tiene domicilio constituido en la provincia de Tucumán. “El equipo técnico tiene una agenda muy cargada, por ello podrían fijar la fecha dentro un mes y medio”, adelantó.  El funcionario precisó que se trata de un procedimiento que requiere como mínimo de tres audiencias antes de establecer el perfil psicológico del imputado.

 

El fiscal actuante sostuvo que otra de las pruebas pendientes por producir es la traducción del contenido de la pericia psiquiátrica -cuyo idioma original es el italiano- efectuada al cura en Roma en la década del 90 cuando se sustanciaba la investigación diocesana. La encargada de dicha tarea es la perito Laura Moro de Rigoni. “Se reiteró el pedido para que el prelado Mario Maulión entregue la declaración escrita. Como él reside en Rosario, el exhorto tenía que ir a un juzgado de Instrucción de Rosario, por eso demoró un poco más”,  consignó.

 

Si es citado, Ilarraz se presentará
Si bien los defensores del cura todavía no fueron notificados de la medida, adelantaron que no se negarán a dicho trámite. “Cuando se lo cite para realizar la pericia, no tendremos ningún problema en hacerla”, indicó el abogado Juan Ángel Fornerón.

 


El letrado se pronunció a favor de que la investigación continúe adelante, pese a que faltan “decenas de testigos por declarar y que se remitan las actuaciones realizadas en  Tucumán, donde no se encontró ningún tipo de indicio de delito”. Así se refería a las denuncias por supuestos abusos en la localidad de Monteros, donde supo residir el religioso.

 

En cuanto al recurso de impugnación extraordinaria presentado oportunamente, Fornerón señaló que “está en manos de la sala penal del Superior Tribunal de Justicia”.

 

Un paso decisivo

La medida ordenada por la jueza Paola Firpo significa un notorio avance en una causa que puso en el centro del escenario al poder eclesiástico, duramente cuestionado por su postura cuando se conocieron las denuncias de seminaristas que confesaron haber sido víctimas de abuso. Ilarraz está cada vez más cerca de sentarse al banquillo de los acusados, y la jueza, en vez de preocuparse por imponer un cerrojo informativo, decidió avanzar con un trámite clave desde que se instruye el expediente.


Es que una vez que se haga efectiva la pericia al cura, el siguiente paso será la declaración indagatoria, un paso decisivo que marcará un antes y un después en la marcha de la investigación.

 

Comentarios