Ovacion
Lunes 22 de Junio de 2015

La peor despedida

Talleres perdió 71 a 56 frente a Proyección 2020 en su último juego de la SúperLiga Femenina y se despidió.  

El Club Atlético Talleres perdió ayer 71 a 56 frente a Proyección 2020 en su último encuentro de la edición 2015 de la Súper Liga Femenina y de esta forma se despidió sin conocer la victoria en el Cuadrangular Semifinal disputado en el estadio del Club Unión Florida en Vicente López, Provincia de Buenos Aires.

En el equipo ganador hubo una destacada tarea de Victoria Llorente, que completó su planilla con 23 puntos (3/3 triples) y 13 rebotes. En tanto, desde lo numérico en el Rojo sobresalieron las extranjeras Lady Comfort, con 18 tantos y 13 recobres, y Marina Markovic, con 13 y 13. 

Talleres exhibió deficiencias en defensa en el arranque del partido y no encontró la vuelta para frenar en impresionante comienzo de Llorente, que sumó doce unidades en menos de cuatro minutos para liderar la ventaja del Seleccionado Nacional U19 (20-11, minuto 6). Con el marcador cuesta arriba, el cuerpo técnico del “Rojo” apostó por algunos cambios; no obstante, las jugadoras que vinieron desde la banca no lograron parar el vendaval anotador de su rival, que se fue al primer descanso arriba 29 a 15. Otra vez el dato negativo del CAT fueron las pérdidas: ocho en ese cuarto inicial.

Proyección 2020 aceleró en el amanecer del segundo segmento y se catapultó a 23 de ventaja (41-19) frente a un Talleres desconcertado. La gran efectividad con los lanzamientos de larga distancia (5/6 triples) y la intensidad para cargar al rebote en ambos tableros permitieron que el elenco albiceleste se haga dueño definitivo del desarrollo. Las paranaenses no mostraron la energía que demandó el encuentro, siempre fueron superadas por la actitud de las juveniles de la Selección, quienes llegaron al entretiempo con un cómodo 51 a 27. 

En el regreso de los vestuarios la tónica del partido cambió muy poco y Proyección 2020 siempre mantuvo la diferencia cercana a los veinte puntos. Solo algunos destellos de Chelini y el empuje de Markovic le dieron un hilo de esperanza a Talleres promediando la mitad del período. La mejora del elenco conducido por Cristian Gómez en el sector defensivo no logró hacerla valer en el otro costado de la cancha, por lo cual llegó abajo 59 a 40 de cara a los últimos diez minutos. 

En el cuarto definitivo el representativo entrerriano tuvo su último intento de reacción pero fue con más corazón que básquet. Llegó a ponerse a once (67-56) a falta de un par de minutos aunque ya era demasiado tarde. No fue el mejor final de competencia para Talleres, que tuvo un flojo cierre de torneo en cuanto a resultados, pero lo principal pasó la incapacidad de las individualidades para encontrar el juego de conjunto y sacar adelante algunos partidos que podrían haber cambiado el destino final en el certamen.

 

Comentarios