La Provincia
Jueves 14 de Abril de 2016

La Nación concluirá las viviendas para docentes, pero no construirá más

El Presidente del IAPV informó a autoridades de Agmer que el Gobierno nacional no está autorizando nuevos cupos para viviendas, ni en Entre Ríos, ni en ninguna otra provincia. No obstante, dio cuenta del “compromiso” de Nación de remitir los fondos para terminar lo que está en obra. 

Este jueves la Comisión Directiva Central de Agmer se reunió con el presidente del Instituto Autárquico Provincial de la Vivienda (IAPV), Alfredo Francolini, para demandar la continuidad de las obras de viviendas para docentes y la celeridad en el inicio de los grupos que todavía no tienen comienzo de obra.

A la reunión -que fue solicitada por el sindicato- asistieron el secretario Adjunto de Agmer, Alejandro Bernasconi, y la secretaria de Acción Social, Teresa Guerra, quienes plantearon la necesidad de “acelerar las obras que están detenidas y reiniciar planes de viviendas para docentes que ya fueron licitados”.

En este marco, el Presidente del IAPV aseguró que desde el Gobierno nacional no se están autorizando nuevos cupos para viviendas, ni en Entre Ríos, ni en ninguna otra provincia, y agregó que el compromiso de Nación es remitir los fondos para terminar lo que está en obra, pero no hay previsión presupuestaria para nuevas viviendas, por lo que no hay cupos de nuevas viviendas para 2016.

Respecto de las viviendas de la paritaria docente, ya avanzadas, el funcionario confirmó el pronto inicio de las obras de los siguientes grupos habitacionales:

. Federación: 19 viviendas (las obras se iniciarán a fin de este mes).

. María Grande: 16 viviendas

. Paraná: 40 viviendas.

También garantizó, para los próximos meses, el comienzo de obra de los grupos habitacionales de las siguientes ciudades:

. Chajarí: 26 viviendas

. Colón: 16 viviendas

. San José: 16 viviendas

En relación a las obras que se encuentran licitadas pero no se han iniciado, por ejemplo el grupo de viviendas correspondiente a Concepción del Uruguay, se está a la espera de la obtención del certificado de no objeción financiera, que debe emitir el Gobierno nacional, que aún no ha dado aprobación, aunque sí el certificado de no objeción técnica.

“Además (desde el sindicato) se plantearon demandas puntuales del resto de los departamentos y respecto de las posibilidades de contar con nuevos terrenos ante la creciente demanda habitacional del sector, las que -se señaló- se encuentran por el momento limitadas por no existir nuevos cupos para financiar viviendas sociales a nivel nacional”, según publicó Agmer en su sitio web.

Sobre el cupo de 10 por ciento sobre las viviendas de libre demanda, se aseguró que sigue vigente.

En este marco, desde Agmer exigieron “celeridad en las gestiones del IAPV ante las autoridades nacionales” y expresaron su “preocupación por el retiro del financiamiento nacional a la obra pública, tanto para viviendas como en este caso, como para refacciones, ampliaciones y construcciones escolares, cuyos fondos también llegan por goteo a la provincia”.

“En el caso de las viviendas docentes la situación no sólo afecta a los trabajadores y sus familias que demandan este derecho, sino que se traslada a miles de trabajadores de la construcción que han sido despedidos por las empresas contratistas del Estado. Advertimos que de esta forma, se está obligando a la población a recurrir a los bancos para acceder al crédito hipotecario, beneficiando sólo a sectores del capital financiero que cobran tasas usurarias, precisamente en el mismo momento que se incrementaron los costos y valores para acceder al plan Procrear”, finaliza el texto.

APFDigital

Comentarios