Cultura
Viernes 11 de Noviembre de 2016

La Municipalidad se comprometió a solucionar la situación en la Escuela de Circo

La supervisora, Rita Riso tomó la palabra luego de la muestra Silencio, que se realizó en el Gloria Montoya y aseguró que el año que vienen Larrisa seguirá en el edificio refaccionado.

Al final de la muestra de la escuela de circo Larrisa, que se realizó el miércoles por la noche, en el centro cultural Gloria Montoya de Paraná, Rita Riso, pidió la palabra y a capela le dijo a todos los presentes (que alcanzaron a escucharla) que la Municipalidad se comprometía a solucionar la situación de la institución pública que hace 11 años funciona en la ciudad.


Por lo pronto Magda Varisco, la secretaria de Cultura de la Municipalidad de Paraná, asistió al espectáculo circense. Llegó minutos después del comienzo, ingresó por la parte alta, bajó las escaleras y se sentó en la primera fila de la improvisada platea con sillas plásticas blancas.

Pasadas las ocho de la noche la humedad del centro cultural creó un ambiente denso. La falta de aire y los mosquitos negros, deambulaban, cansados, entre el público.

Los padres, precavidos se llevaron sillones y reposeras. Familias enteras aprovecharon los espacios disponibles para seguir el despliegue escénico de los artistas.

El centro cultural funciona en el edificio de un antiguo boliche. Es muy lindo pero se nota la falta de inversión.


escuelita
La muestra Silencio logró abrir el diálogo. Foto gentileza Yanina Morini. 
La muestra Silencio logró abrir el diálogo. Foto gentileza Yanina Morini.


Larrisa hace 11 años que ocupa las instalaciones y siempre reclamaron por el estado de los baños, las paredes húmedas, las goteras (cataratas cuando llueve), la madera del piso levantada y el techo dañado.

En ese contexto, la entrega de la troupe compuesta por niñas, niños y jóvenes, fue inmensa.

Todo al rito de instrumentos reciclados que hacían sonar con ritmo y tiempo, Gisela, Diego y Norman. El profe Leandro, se sumó con algunos arreglos vocales y María José, María Elena, Marce, Juanqui y el payaso Papa Pafrita, coordinaban cada una de las entradas y salidas a los números de los artistas.

Telas, malabares, teatro, danza, acrobacias de piso, en el aire. Swing, saltos, aplausos, ovaciones, asombro. Todo en su justa medida, tuvo la muestra que contó, entre el público, con alumnos de las primeras camadas.

Los que hoy son las raíces de la escuela y que fueron generando sus propios proyectos en diferentes espacios de la región.

Muchos entendieron que la sola presencia era un acto político. Sobre todo por la incertidumbre que se generó en las semanas previas con respecto a la continuidad de la escuela y el cierre del centro cultural.

Muchos entendieron que la sola presencia era un acto político. Sobre todo por la incertidumbre que se generó en las semanas previas con respecto a la continuidad de la escuela y el cierre del centro cultural.


Despejando dudas Riso, la supervisora de la escuela de circo, que antes de comenzar con el discurso resaltó la presencia de Magda Varisco, reconoció que tienen previsto una reunión con los docentes para la próxima semana.

Sobre el edificio, dijo entre un bullicio importante que, la idea es arreglarlo para que el próximo año la escuela de circo comience las clases en las mejores condiciones.

La despedida fue con el recelo que provocaron tantas promesas incumplidas, por todas las administraciones municipales. Quizás este compromiso, tomado ante decenas de niños y niñas que encontraron un lugar de contención en Larrisa, se cumpla.













Comentarios