La Provincia
Lunes 18 de Julio de 2016

La Municipalidad de Gualeguaychú rechazó la nueva pastera uruguaya

El gobierno Municipal de Gualeguaychú manifestó su rechazo ante el anuncio realizado por el presidente de la República Oriental del Uruguay sobre la construcción de una nueva planta productora de pasta de celulosa, con mayor capacidad de producción que UPM (ex Botnia).


Esta posibilidad, debido a que la instalación de esta nueva fábrica se hará en las orillas del Río Negro, desembocando éste en el río Uruguay, afectaría, como lo hace la planta de UPM, de manera directa el ambiente y la salud de los vecinos.


"Con esta decisión, el gobierno uruguayo incumple una vez más el fallo de la Corte Internacional de La Haya, ya que este estableció que el conflicto no se agrave y recomendó no volver a actuar de mala fe, así como fue dispuesta la vigilancia integral y continua del funcionamiento de la planta de Botnia y de su impacto en el río Uruguay, y aún no fue cumplida".


La comunidad entrerriana, y especialmente la de Gualeguaychú y Pueblo Belgrano, continúa con la lucha iniciada hace más de 10 años ante la instalación de la planta de Botnia, y esta actitud del gobierno uruguayo de instalar una nueva pastera demuestra que no tienen intenciones de llevar adelante políticas públicas activas en función de garantizar los derechos de los ciudadanos, como lo es el derecho soberano de vivir en un ambiente sano y libre de contaminación.


"Desde nuestra competencia y nuestro rol de funcionarios comprometidos con esta problemática, nos situamos en la búsqueda incesante en finalizar todo avance de contaminación ambiental y todo peligro para nuestra comunidad y sus alrededores. Por eso, solicitamos al gobierno Nacional que instrumente las acciones necesarias a través de la Cancillería, para repudiar esta decisión del gobierno uruguayo, y se lleven adelante las medidas necesarias para evitar la instalación de esta nueva planta", expresó.


Desde el gobierno municipal, junto a la Asamblea Ciudadana Ambiental también pidieron el total cumplimiento del fallo de la Corte de La Haya y solicitaron que la Cancillería argentina garantice su acatamiento. "Seguiremos día a día levantando las banderas de un ambiente sano para que nuestros hijos y las generaciones futuras puedan tener una mejor calidad de vida", expresaron.

Comentarios