Justicia
Jueves 20 de Julio de 2017

La mujer del cabo asesinado en Santa Fe dijo que "la policía mandó a matar" a su marido

Nancy Scarfone, la esposa de Pablo Cejas, el policía asesinado en la capital de la vecina provincia dijo que no quiere custodia de la fuerza provincial. "Ellos son los narcos", aseguró.

Nancy Scarfone, la esposa del cabo Pablo Cejas, arremetió hoy contra la policía de Santa Fe a la que acusó del crimen de su pareja. "Ellos son los narcos y no los quiero cerca", dijo este mediodía al afirmar que seguirá adelante con las denuncias contra el narcotráfico que llevaba adelante el suboficial.
Asimismo, recordó el devenir de la actividad laboral de Cejas. "A Pablo lo castigaron y lo mandaron a trabajar a la morgue judicial. Estaba totalmente traumado y mal por el lugar donde estaba trabajando", dijo para explicar que después fue baleado en la Costanera de Santa Fe.

Ver Nota Relacionada: Las principales hipótesis sobre la brutal ejecución del policía Pablo Cejas

"Quiso que los jefes lo escucharan, que se hiciera algo. Pablo siempre luchó contra los narcos, pero lo que pasa acá es que los narcos son la policía", afirmó sin eufemismos en declaraciones a TN.
Además denunció que lo quieren hacer pasar por loco. "Tuvimos que poner un abogado nosotros porque en el Ministerio (de Seguridad de Santa Fe) nos cerraron las puertas por el tema de psicólogos. Resulta que él tenía que ampliar carpetas para que le devolvieran su arma, tuvimos que solventar los estudios. Entonces ese psicólogo determinó que estaba en perfectas condiciones para trabajar en la calle, Pablo no estaba loco y estaba diciendo la verdad", remarcó.
Nancy recordó lo último que habló con ella. "Todo el tiempo me decía 'Nancy, si me pasa algo, tenés que hacer tal cosa'. Por eso quiero que sepan que Pablo no se llevó secretos. Sé todo lo que él sabía, por eso voy a seguir con las denuncias hasta el final, porque quiero justicia por mi marido".
Además la viuda de Cejas aseguró que no teme por su vida. "Seguimos con el Sistema de Protección de Testigos, le estoy agradecida, siempre nos acompañaron y hasta hicieron de psicólogos con nosotros, son increíbles esos muchachos, no nos soltaron jamás, fueron las únicas personas que estuvieron", expresó.
Aunque indicó que no desea ser custodiada por la fuerza provincial. "No quiero un uniformado azul en la puerta de mi casa, no quiero a la policía de Santa Fe en mi casa, porque son los que mandaron a matar a mi marido", concluyó.

Comentarios