Pais
Domingo 23 de Agosto de 2015

La mujer asesinada en el country de Pilar tenía heridas defensivas

La autopsia a Claudia Schaefer arrojó que la mujer fue golpeada en vida y tenía cortes en las falanges. El atacante la degolló y la siguió apuñalando con saña después de muerta. 

Los investigadores del crimen de la ex esposa del empresario Gustavo Fernando Farré, acusado de asesinarla a puñaladas en una casa de Martindale, establecieron que la mujer tenía heridas de defensa en las manos y creen que le dio una trompada en un ojo durante la pelea.
Fuentes judiciales informaron a Télam que la autopsia realizada al cuerpo de Claudia Schaefer (44) determinó que previo al degüello hubo una tremenda pelea, ya que además casi le cortó la falange de un dedo, mientras que el imputado también tiene lesiones en las manos.
Los pesquisas también establecieron que el ataque se dio por detrás cuando la degolló y que el cuerpo de la mujer tenía cortes y puntazos en el pecho pero de escasa vitalidad.
Según las fuentes, eso podría indicar que el agresor la siguió atacando cuando ya la había asesinado.
Además, para cometer el crimen se emplearon los dos cuchillos secuestrados y uno de ellos lo clavó con tanta saña que lo arruinó y le dobló la punta.
El cuerpo de Schaefer ya fue entregado a sus familiares pero con la única restricción de que no sea cremado por si eventualmente se tenga que hacer alguna pericia más, agregaron las fuentes.
En tanto, el abogado civil de la víctima declarará mañana ante la fiscal Carolina Carballido, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Delitos Conexos a la Violencia de Género de Pilar, debido a que fue un testigo directo.
Es que la representante del Ministerio Público quiere saber cómo estaba Farré (52) en los momentos previos y posteriores al crimen, dijeron los voceros.
Si bien la abogada que acompañaba al hombre ya declaró en sede policial, dentro de 15 días ampliará su testimonio cuando regrese de un viaje al exterior.
La fiscal Carballido también ordenará en las próximas horas una batería de pericias psiquiátricas y psicológicas para establecer el estado de salud mental del empresario y ver si cabe la posibilidad de que haya habido emoción violenta como pretende demostrar el abogado defensor Gustavo Álvarez.
Por otra parte, el equipo de emergencias y contención de la UFI ya se puso en contacto con la hermana de la víctima para contener a la familia de la mujer.
El hecho ocurrió el viernes pasadas las 11.30 en un chalet ubicado en el lote 5 del mencionado country, situado en Juan Domingo Perón 2375 de la localidad de Derqui, Pilar, en el norte del conurbano bonaerense.
Según las fuentes, la pareja tenía tres hijos menores de edad, atravesaba un conflictivo divorcio y estaba separada de hecho.
Actualmente, Schaefer estaba viviendo en un departamento de la avenida Del Libertador al 1700, del barrio porteño de Recoleta, y Farré se había mudado a la casa del country donde fue cometido el crimen.
Los pesquisas lograron establecer que la pareja había acordado para encontrarse en la casa de Pilar, donde ella fue con valijas vacías a retirar sus pertenencias en compañía de su abogado, mientras que el empresario se encontraba allí acompañado por su letrada y su madre.
Los voceros indicaron que en un momento en el que los abogados dialogaban entre ellos en la parte exterior de la casa, la pareja se apartó a una habitación, donde comenzó una pelea.
"La discusión se habría originado en la cocina y cuando caminan para el vestidor él toma la cuchilla y se dirige detrás de la señora al interior del vestidor, donde lo cierra con llave y ahí se produce la agresión", detalló ayer el comisario Eduardo Molina, subjefe de la Jefatura Departamental Pilar.
Tanto la madre de Farré como los abogados intentaron romper la puerta del vestidor para ingresar, pero como no pudieron, salieron al parque y vieron por una ventana cómo el hombre acuchillaba a la mujer.
Entonces rompieron la ventana, pero Schaefer ya estaba muerta desangrada, principalmente por un profundo corte en el cuello.
Varios efectivos concurrieron al lugar y detuvieron a Farré, a quien encontraron sentado en un sillón y en estado de shock.
Las fuentes relataron que en el marco del conflictivo divorcio que atravesaba la pareja, ella había logrado una exclusión del hogar de su marido y una restricción de acercamiento al departamento que compartían en Recoleta, luego de que durante una pelea -según denunció la mujer- su marido la tiró al piso y le puso una rodilla en el cuello.

Comentarios