Policiales
Miércoles 01 de Junio de 2016

La mamá de Sofía Pacco sobre la condena a Laporta: “Es una basura, alimentó su ego con una vida”

El piloto Ignacio Laporta irá casi cinco años a la cárcel por el crimen vial de la joven de 19 años. La familia de la víctima esperaba una sanción más dura. "Es un nene de mamá que mató por deporte", sentenció el papá de chica.

La pena recibida por Ignacio Laporta Di Tomaso es una de las más altas por una tragedia vial a condenados por homicidio culposo. El piloto recibió cuatro años y ocho meses de prisión, y no manejará por ocho años y medio. Además, quedó detenido con prisión preventiva porque el juez Miguel Ángel Giorgio entendió que con la sentencia se incrementa el peligro de fuga. Asimismo, desestimó la acusación por violencia de género y lo absolvió por los delitos de Violación de domicilio, amenazas y hurto.

Ayer al mediodía, el magistrado fundamentó su decisión. Durante casi una hora, los familiares de Sofía Pacco Villalba, fallecida en el siniestro vial el 18 de octubre de 2015 en el Parque Urquiza de Paraná, lo escucharon con atención, al igual que la madre y la novia de Laporta, quien tenía un rosario en las manos. La decisión final no dejó conforme a casi nadie: ni a los que querían al piloto libre, ni a los que pretendían una pena más alta.

Giorgio afirmó que “en función de la conducta integral del encartado se aprecia que ha incurrido en una serie consecutiva de quebrantamiento de los deberes de cuidado que imponen las normas que rigen el tránsito vehicular”. Así enumeró: “incurrió inicialmente en grave violación a los deberes, desde el momento que se sube al auto en elevado estado de alcoholización. También incurrió en otro quebrantamiento a la norma del tránsito al permitir el ascenso de personas, cuyo número excedía la capacidad del vehículo de acuerdo a la especificaciones técnicas”, ya que la ley establece que “el número de ocupantes guarde relación con la capacidad para la que fue construido”. “Le sigue lo más grave: la elevada velocidad de marcha superior a los 163 kilómetros por hora, totalmente inapropiada para el sector de calle Mitre, superando ampliamente el máximo de esa zona que es de 40 km/h. Ninguna duda cabe en cuanto a que Laporta ha creado un peligro para la vida al desplazarse por una arteria urbana en el modo que lo hizo, sin una causa válida que lo justifique”. 

Por otro lado, el juez explicó porqué decidió condenar por el delito de homicidio culposo, y descartar el planteo de la querella que representó a la familia de Sofía. “Siendo congruente con el criterio asentado, no puedo compartir su postura, por cuanto de ningún modo puede llegar a afirmarse que el encartado ha obrado con dolo eventual. No es posible afirmar seriamente que antes de ejecutar todas las maniobras el imputado haya actuado consciente de la posibilidad concreta de que su auto golpeara contra el cordón cuneta, y que como consecuencia se produjeran las heridas mortales o graves lesiones de los acompañantes. Más allá de la gravísima imprudencia en la toda la maniobra, no es posible sostener que se haya representado la probabilidad concreta de dar muerte a Sofía Pacco Villalba, cuando ha creado riesgo a su propia persona, lo que  revela mayormente el grado de confianza que poseía en su capacidad conductiva. Más allá de que el resultado final constatado fue debido a su gravísima torpeza”, aseguró Giorgio. 

En este sentido, agregó que en tal caso Laporta “debería haberse representado su propia muerte, y eso es lo que distingue con la causa (Silvio) Díaz. En esa ocasión se tomó en cuenta la actividad integral al avanzar a gran velocidad por avenida Alameda  de la Federación a la altura de la escuela Del Centenario en el horario de entrada a clases, llegándose a concluir que no pudo dejar de representarse la severa probabilidad de provocar daños a los peatones, todo lo que permitió afirmar que obró con dolo eventual”.

“Laporta ha actuado del modo en que lo hizo para satisfacer su propio ego, por pura vanidad, característico de una personalidad narcisista, donde ha buscado rodearse de personas que lo adulen, lo halaguen para persuadir de sus habilidades conductivas, demostrando una temeridad u osadía que debió reservar para las pistas de carrera”, dijo Giorgio. Y agregó que lo hizo “aprovechando las debilidades de los sistemas de control de tránsito que parecen mirar más a los fines recaudatorios que a la protección de las personas”.

Claves



Los principales puntos del fallo que explicó el juez Miguel Giorgio son:
-Subió al auto VW Bora en un elevado estado de alcoholización.
-Permitió el ascenso al vehículo de más personas que la cantidad permitida de acuerdo a la capacidad del auto.
-La elevada velocidad de marcha, superior a los 163 kilómetros por hora, en una calle donde la máxima es de 40 km/h.
-No es posible afirmar seriamente que antes de ejecutar todas las maniobras el imputado haya actuado consciente de la posibilidad concreta de que su auto golpeara contra el cordón cuneta, y que como consecuencia se produjeran las heridas mortales o graves lesiones de los acompañantes.
-Laporta buscó satisfacer su propio ego, por pura vanidad, característico de una personalidad narcisista.
-Lo hizo aprovechando las debilidades de los sistemas de control de tránsito que parecen mirar más a los fines recaudatorios que a la protección de las personas”.



“Nos deja con un sabor a poco a todos”



La representante de Vidaer, Carla Cusimano, expresó: “La sentencia nos deja con un sabor a poco a todos, el juez comete el error de no aceptar la calificación propuesta por la familia de Sofía. Pero dentro de lo que legislativamente tenemos y de la Justicia, nos tenemos que conformar con que al menos es una pena de cumplimiento efectivo”.

“Es una basura, alimentó su ego con una vida”



La mamá de Sofía, Andrea Pacco, se había mantenido con una entereza durante todo el juicio en que escuchó los testimonios y los alegatos de las partes. Ayer, tras escuchar el veredicto, se desahogó, rompió en llanto y se abrazó a sus familiares. Con la voz quebrada, dijo: “Es una basura, es una miseria, una lacra humana, lo hizo nada más que, como dijo el juez, para alimentar su ego, alimentó su ego con una vida”.



El papá de la víctima fatal también se mostró indignado: “No hay palabras, porque cuatro años y ocho meses pasan rápido, y nadie nos va a devolver a nuestra hija. Lo hizo por deporte, mató a una persona por deporte, se cagó en todo y la mató por deporte. Pedíamos nueve años porque sabía lo que estaba haciendo, sabía cómo manejaba, la velocidad a la que iba”. De todos modos  valoró una cosa: “Por lo menos es un nene de mamá que va a ver lo que es estar adentro, que va a purgar un poco, ahora vamos a ver”.

“La pena seguro será reducida por Casación”



El defensor Marcos Rodríguez Allende se mostró disconforme aunque dentro del panorama previo consideró que el fallo fue más leve: “La pena a la que arribó el juez es más cercana a la que hemos solicitado nosotros, de tres años de prisión condicional. Dejó muy mal parada a la querella del doctor Martínez que planteó el dolo eventual pidiendo nueve años de prisión, desechó las penas de seis años y medio de la Fiscalía, y la pena de cuatro años y ocho meses nosotros consideramos que seguramente será reducida por la Cámara de Casación. Acá el juez comete un apresuramiento, dicta la prisión preventiva pensando que Laporta se va a fugar, y no hay ningún elemento para pensarlo. Tenemos 24 horas para plantearlo a la Cámara de Casación y después analizaremos la cuestión de fondo”.

Por otro lado, el defensor valoró que el juez haya dictado la absolución ante la acusación por violencia de género.

“Está en el límite del homicidio simple”



El abogado querellante Javier Martínez, que representó a la familia de la víctima fatal junto a su padre Marciano Martínez, dijo tras escuchar el fallo: “El juez no compartió lo que nosotros sostuvimos de homicidio simple, sin embargo los argumentos están en el límite de esa figura, pero entendemos que por adoptar el homicidio culposo fue una pena importante, el máximo es cinco años e impuso cuatro y ocho meses, y también una prisión preventiva efectiva y no una condena condicional”.

Por su parte, los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo se mostraron en parte conformes con la sentencia, aunque no así el fiscal Leandro Dato, que había planteado la acusación por los hechos de violencia de género ocurridos previo al accidente de tránsito fatal contra su actual pareja, quien en el juicio cambió su testimonio y favoreció a Laporta. Los tres fiscales habían solicitado una pena de seis años y seis meses de prisión efectiva.

Comentarios