Espectaculos
Jueves 26 de Febrero de 2015

La magia continúa indemne

Mañana y el sábado tendrán lugar las dos últimas funciones de Ilusiones y Mareas, una interesante propuesta de teatro de títeres que el grupo Patatas Patas llevó a cabo durante febrero en la Casa de la Cultura de Entre Ríos

Termina el verano, y con él se van las Ilusiones y Mareas. La obra de títeres, un verdadero clásico del dramaturgo Rafael Curci, se despide mañana y el sábado, a las 20.30, en el patio de la Casa de la Cultura de Entre Ríos (9 de Julio y Carbó).


La obra es producida y dirigida por el grupo Patatas Patas, convoca a niños y adultos con ganas de animarse a soñar y disfrutar de la playa en medio de la ciudad.


Ilusiones y mareas es la historia de un niño de arena creado por un hombre que está solo en una playa. El mar les acerca la compañía de un cangrejo y una sirenita. Juntos buscarán respuestas a grandes temas de la vida.  El resultado es fruto de un trabajo minucioso de varios meses con un gran equipo de producción detrás. Es que Patatas Patas es un grupo de teatro y títeres con casi 20 años de trayectoria, centenas de funciones, y varios premios acreditan su labor artística.


UNO Verano dialogó sobre esta propuesta con sus directoras, Silvina Fontelles y Pola Ortiz, y el actor Marcelo Amorosi.


“Desde que comenzamos con las funciones, a la obra la han visto más de 400 personas. Fue mucha gente, el público respondió muy bien. La última función estuvo lloviendo hasta un ratito antes, y la gente fue igual”, refirió Ortiz.


En este sentido, destacó que la propuesta de Ilusiones y Mareas atrae porque toca todos los sentidos, y ofrece algo más atractivo, un plus que los monitores y pantallas no pueden brindar: “hay olores y sabores, a los chicos les damos helado, a los grandes jugo, a los abuelos granadina. Además, el autor interactúa con los chicos, entonces hay otras cuestiones que la tecnología no puede ofrecer. El teatro es diferente al cine o a la televisión porque el sujeto está con el actor, se vive en primera persona. Y si uno va a ver la misma obra de teatro varias veces, nunca va a ser igual, es como que el espectador y el actor vivencian algo juntos”.


Hay títeres de goma pluma y de tela; un bebé bautizado Niño de arena, una sirena, un cangrejo malo que es dueño de un castillo y se pelea con el protagonista, un hombre de carne y hueso que construyó a ese niño. Hay objetos que simulan tomar vida, en fin, hay magia.
Amorosi, el único actor humano de la obra, ya la conocía bien porque la había interpretado –a otra escala– en María Grande. “Esta invitación surgió en septiembre del año pasado y me sumé enseguida, ya que conozco desde hace muchos años a Silvina y a Pola. Fue todo un desafío trabajar desde lo actoral, con la manipulación de objetos y muñecos, y también haber trabajado con dos directoras”, explicó el actor.


Su personaje es un hombre que no tiene edad, que se encuentra en una playa, crea un niño de arena, y ahí comienza toda una cuestión sobre las relaciones afectivas: el niño que comienza a conocer los límites, se enamora de una sirena que es un amor imposible.
“El chico se divierte mucho con la obra, y el grande ve cosas que son muy cotidianas para los adultos; es una obra que está escrita para todas las edades, a todos nos dice algo”, señaló.


Por su parte, Fontelles destacó que se trata de una obra “muy intimista, una relación de un hombre solo, una historia que no tiene que ver con la violencia ni los ritmos a los que los chicos están acostumbrados, a lo que consumen como productos para ellos. Fue un riesgo asumir un compromiso como este, porque uno temía que no los íbamos a enganchar, pero por algo la magia del teatro sigue indemne a través de los siglos”.


Además, invitó a los adultos a llevar a sus niños a vivir la experiencia de Ilusiones y Mareas: “Esta obra es bellísima, tiene una poética muy particular, por eso la elegimos ya que considero que es una de las mejores obras de teatro títeres que se han escrito. Nosotros hicimos algo distinto, está ambientada como una playa de mar y no hay teatrillo”.


Por último, añadió que “estamos cerrando esta primer temporada, pero pensamos que el trayecto recién empieza, tenemos algunos otros proyectos en danza con esta obra. Es un producto que nos ha dado muchas satisfacciones, teniendo en cuenta que encaramos algo diferente”.

 


Ficha Técnica

 

Actúa: Marcelo Amorosi
Ayudantes de escenario: Nancy Waigandt - Pola Ortiz
Música original y diseño sonoro: Leandro Drago - Heber Schaff
Operación técnica: Vanina Godoy
Asesoramiento en iluminación escénica : Sergio Fabri
Escenografía y diseño gráfico: Carla Felicidad y Patatas Patas
Vestuario: Andrea Fontelles
Construcción de títeres: Nazarena Garay
Comunicación: Laura Lavatelli
Producción General: Patatas Patas
Dirección de actor: Pola Ortiz
Dirección General y puesta en escena: Silvina Fontelles

 

 

Comentarios