La Provincia
Domingo 10 de Abril de 2016

La lluvia complica la situación de más mil evacuados en Entre Ríos

El gobernador Gustavo Bordet aseguró  que hay más de 11.000 afectados por las crecidas y que están trabajando "desde todas las áreas para asistir a las familias".

Cerca de mil entrerrianos permanecen evacuados y otros 11.000 damnificados por las crecidas que afectan el Litoral argentino, situación que se tornó más compleja en esas provincias por las lluvias y ante la cual el gobernador, Gustavo Bordet, aseguró que están trabajando "desde todas las áreas para asistir a las familias".

En Entre Ríos continúa la lluvia y complica aún más la situación: en el norte cayeron más de 750 milímetros en pocos días, murió una persona, ya hay más de 12.000 personas afectadas, entre ellos cerca de 1000 evacuados, y localidades quedaron aisladas por rutas cortadas por el crecimiento del río y los arroyos.

Bordet aseguró que "estamos trabajando desde todas las áreas de gobierno para asistir a las familias" afectadas por las intensas lluvias que provocaron la crecientes de varios arroyos, principalmente en el norte de la provincia.

"Queremos agradecer la colaboración y solidaridad de nuestro pueblo y de muchos argentinos que han acercado su ayuda para los afectados", destacó Bordet en su cuenta de Facebook.

El mandatario entrerriano sostuvo que los departamentos de La Paz, Feliciano, Federal y Federación "son los más perjudicados, con más damnificados y con mayor daño material, pero también hay inconvenientes en Villaguay, San Salvador, Gualeguaychú y Gualeguay, con muchos caminos y rutas intransitables".

Asimismo, resaltó que "se está haciendo todo lo posible para que en el menor tiempo posible las familias puedan regresar a la normalidad"

Finalmente, solicitó "mucho cuidado a quienes viajan por las rutas del norte, hay agua sobre la calzada, al igual que en que caminos de broza y ripio".

Por otra parte, el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, informó que ya fueron entregados Adelantos del Tesoro Nacional (ATN) por 2 millones de pesos a la Municipalidad de La Paz, y un millón de pesos al de Villa Paranacito, los más afectados por desbordes hídricos.

El arroyo Feliciano aumentó su caudal de agua y dejó al pueblo Paraje El Quebracho, a unos quince kilómetros de la ciudad de Santa Elena, con sus 300 familias residentes evacuadas, y sus viviendas y la única escuela del lugar bajo el agua.

El desborde del arroyo provocó además que áreas rurales de la zona queden sin suministro eléctrico y que pueblos como Sir Leonard, Yeso Oeste, Tacuaras Yacaré y Ombú, entre otros, permanezcan con los ingresos "anegados y con cortes en distintos tramos", explicaron desde Defensa Civil.

En tanto, informaron que los ingresos a Santa Elena, el arroyo inundó la ruta nacional 12 en sus dos extremos y la ruta provincial 6, por lo que la localidad está aislada.

En la localidad del noroeste entrerriano hay unas 2.000 personas afectadas y más de 100 personas evacuadas, mientras que se produjeron desmoronamientos en los barrios Fátima, Villa Urquiza y Belgrano, poniendo en peligro a las viviendas de la zona.

Otra de las ciudades más afectadas es La Paz, donde unas 8.000 personas sufrieron el desborde de los arroyos Tacuara y Cabayú Cuatiá, ocasionando anegamientos en viviendas y desmoronamientos de barrancas ribereñas.

Unas 600 familias permanecen evacuadas en cuatro centros de evacuados de la localidad, donde se declaró la emergencia hídrica, y algunos servicios de transporte suspendieron ayer sus servicios

A pocos kilómetros, la localidad de San Gustavo quedó incomunicada por tierra con sus dos ingresos intransitables y cortados en varios tramos debido al desborde del Arroyo Esquivel que alcanzó más de 1,30 metros de altura sobre el asfalto.

San Gustavo quedó sin energía eléctrica y con problemas en los servicios de comunicación, y desde el Municipio informaron que unas 53 familias fueron evacuadas.

El departamento Feliciano es uno de los más afectados, donde desde el pasado lunes llovieron más de 800 milímetros, casi alcanzando la marca anual de lluvia.

En este departamento, San José de Feliciano sufrió la caída de más de 620 milímetros, una marca que excede el promedio anual de precipitaciones de la ciudad, lo que provocó el corte de la ruta provincial 28, y que unas 150 personas fueron evacuadas y 500 personas afectadas.

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional, se prevé que continúen hoy las lluvias y tormentas de variada intensidad, con abundante caída de agua en cortos periodos de tiempo, ráfagas, ocasional caída de granizo y fuerte actividad eléctrica hasta la mañana del lunes.

En tanto, para los próximos días pronostica cielo nublado con baja probabilidad de lloviznas aisladas y vientos moderados o regulares del sudeste con ráfagas en gran parte de la provincia.

Fuente: Télam 

Comentarios