La Provincia
Martes 07 de Junio de 2016

La llegada del tren a La Picada es vital para garantizar la concurrencia de alumnos a escuelas de la zona

Dejó de circular en 1991. Vecinos, docentes y alumnos piden que se amplíe el recorrido de la unidad ferroviaria que une Paraná con Colonia Avellaneda. Aseguran que sólo demandaría la habilitación de 10 kilómetros.  

Valeria Girard/ De la Redacción de UNO
vgirard@uno.com.ar

Para asistir a las escuelas Normal Rural Almafuerte, la primaria Nº 12 Dominguito y la escuela Especial Nº 1 Zulema Embon los alumnos deben pagar en promedio de 46 pesos diarios (pasajes de ida y vuelta). La mayoría viajan desde Paraná, San Benito, Colonia Avellaneda y Sauce Montrull. Con el encarecimiento de los costos para viajar en unidades de transporte interurbano de pasajeros, los alumnos definen otras opciones, como viajar en motocicleta, bicicleta o hasta caminando.
El tren es una opción económica indispensable, no sólo para estudiantes y docentes, sino para la mayoría de los habitantes de la zona. El tendido de la trama vial está en condiciones, lo que la gente de la zona plantea es sería una gran alternativa económica si el tren que une Paraná con Colonia Avellaneda de lunes a viernes en seis frecuencias, extiende su paso hasta La Picada.
Desde la inauguración de la escuela, hace 53 años y hasta el cierre de los ferrocarriles, en el año 1991, el tren era el medio de transporte por excelencia de los estudiantes.
En diálogo con UNO la directora de la escuela Normal Rural Almafuerte, Patricia Cabrera, explicó que, actualmente, a la institución concurren 190 alumnos de nivel secundario que se preparan como técnicos agropecuarios y como bachilleres en Humanidades y, aproximadamente 100 alumnos de nivel Superior que estudian para ser maestros rurales. De los casi 300 estudiantes, 130 viven en la residencia estudiantil de la escuela y el resto se traslada en un costoso servicio interurbano, afrontando diariamente pasajes de 25 pesos  para hacer el recorrido de 23 kilómetros desde la capital entrerriana hasta la escuela. Esa es la misma tarifa que pagan los alumnos que van subiendo en la ruta o que vienen desde La Picada, que está sólo a 4 kilómetros.



Piden gestiones al Gobernador 
La situación no sólo involucra a estudiantes y trabajadores de las instituciones que se encuentran dentro de la Reserva Natural Provincial Parque Escolar Enrique Berduc zona del ejido de La Picada, también a habitantes de la zona que se verían beneficiados por la medida. Por eso es que vecinos de Sauce Montrull y de La Picada se movilizan para que se extienda el servicio metropolitano de trenes hasta allí.

Por eso elevarán una carta al gobernador entrerriano Gustavo Bordet, acompañada con las firmas de los interesados para que el mandatario haga las gestiones ante el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.
“Desde la institución vamos a acompañar el petitorio del inicio de gestiones que entregarán al gobernador Gustavo Bordet con una nota en la que explicamos la situación particular de nuestra institución. Somos la única escuela rural pública que no contamos con el beneficio del transporte escolar rural, ya que desde el Instituto becario nos dicen que no nos corresponde por ser una escuela perteneciente a la Uader, por eso para nosotros el regreso del tren es vital”, indicó la docente y agregó: “Nuestra problemática se solucionaría en gran medida con la extensión del servicio de trenes que ya llega a Colonia Avellaneda, localidad distante a 8 kilómetro (por ruta) de la escuela. Si se llevara el servicio de trenes hasta La Picada, la ampliación demandaría habilitar sólo 10 kilómetros de vías.
Por su parte, el presidente de la junta de Gobierno de La Picada, Emilio González mencionó a UNO que desde la comunidad requieren que la ampliación incluya el tramo hasta la sede de Gobierno, aunque sostuvo que el paso por la ruta 12, con el paso a nivel y barreras tiene un costo muy alto, según le indicaron.

Historia de la estación
La estación de La Picada está ubicada en el kilómetro 155,6 - Ramal U-15 (Bajada Grande - El Pingo) origen del nombre proviene de la picada que los obreros abrieron en el monte entrerriano para tender las vías.
En 1942 se terminó la obra para conectar por ferrocarril la capital provincial con la zona de Maria Grande y Hasenkamp en el denominado desvío El Pingo.
A lo largo del ramal se fundaron las estaciones Ramón A. Parera, La Picada, El Palenque, Colonia Cerrito y El Pingo, empalmando con la línea que venia desde el Puerto de Diamante hacia Curuzú Cuatiá (Corrientes).



 

Comentarios