Policiales
Miércoles 27 de Enero de 2016

La inseguridad golpea en barrios del oeste de Paraná

Los tiroteos no cesan. En un mes ya hubo dos asesinatos: uno en Anacleto y otro en el Gaucho Rivero 

Dos homicidios en menos de un mes, un par de baleados y varios enfrentamientos armados durante la noche provoca temor en los vecinos del barrio Anacleto Medina y Gaucho Rivero de la ciudad de Paraná. También hay preocupación en otros asentamientos de la zona, pero los vecinos prefieren el silencio.  

Ayer a la madrugada otra vez las  detonaciones de arma de fuego se escucharon en Anacleto Medina. “Escuchamos una explosión y nos metimos corriendo adentro”, dijo a UNO una mujer que aseguró que “la Policía no anda como antes y los menores se dan cuenta. No te doy mi nombre porque mañana vienen y me tirotean a mí, pero la situación acá es angustiante”. El domingo en esa zona mataron a un joven de 18 años. 

Según publicó Reporte 100.7 un grupo de personas efectuó disparos contra una casa que ya había sido atacada a tiros el sábado a la noche desde un automóvil Gol rojo. La vivienda está ubicada en calle Los Yaros y Cortada 620, cerca de la Iglesia San Martín de Porres y de San Expedito. Al parecer estos enfrentamientos, puntualmente, son entre dos familias que tienen problemas. Una vive en calle Los Yaros y la otra en Los Minuhanes. Lo preocupante es que los ejecutores de los disparos son jóvenes que intercambian balazos ante la mirada de los vecinos que tienen que correr al interior de sus casas. “Estábamos sentados afuera y empezamos a correr porque empiezan a los balazos”. Reporte 100.7 habló con los vecinos, quienes señalaron que tienen miedo a dar la cara por las represalias que pueden padecer. “No damos la cara porque queremos vivir tranquilos”, indicó un hombre. 

“La Policía no anda. El estado de situación actual que está el barrio es preocupante”, relató una mujer que informó que los  vecinos se están por organizar y van a pedir para los próximos días una reunión urgente con las autoridades policiales y gubernamentales.  En el Gaucho Rivero también hay pibes que andan a los balazos. Nadie sabe cómo obtienen las armas y las balas. Cada vez es más común ver adolescentes empuñando un arma. Los vecinos dicen que tienen miedo de naturalizar la situación por eso piden operativos. 

Un enero caliente 

En el Gaucho Rivero fue asesinado el 20 de enero un adolescente de 14 años. El domingo 24 en Anacleto murió de un balazo en el cuello un chico de 18 años.  

Los vecinos están preocupados, ya que la situación, según entienden ellos, está desbordada.  La División Homicidios detuvo a los supuestos autores de los crímenes, pero los vecinos quieren prevención.   
 

Comentarios