La Provincia
Sábado 21 de Mayo de 2016

La historia de las hermanas que buscan a sus padres biológicos

Paola y María Eugenia Romero descubrieron hace 15 años lo que era un secreto a voces en su familia del corazón. Como dato inicial saben que nacieron en Mar del Plata y esperan conocer la verdad.

Dos hermanas están en busca de un pasado que esperan transformar en presente para conocer su verdadera identidad. Paola y María Eugenia Romero descubrieron hace 15 años que fueron adoptadas y desde hace dos años comenzar a investigar para saber quiénes son sus padres biológicas.
Sin recriminar nada a sus padres del corazón, que le dieron toda la contención, ellas iniciaron la búsqueda a partir de que se enteraron de que nacieron en 1970 en una clínica privada de Mar del Plata.
Las hermanas gemelas se acercaron a UNO Concordia y describieron sus sensaciones, además contaron cómo les cambió la vida esa noticia. Su relato comienza con el momento en el cual conocen que no eran hijas biológicas.
“Todo comenzó cuando Euge me dice ‘Pao una vecina me dice que somos adoptadas. Buscamos a un tío, hermana de mi mamá, le preguntamos, nos dimos cuenta que se puso nervioso y eso confirmó nuestra teoría. De ahí, fuimos a encararla a mi mamá que todavía vivía, hace 2 años que murió. Lo único que nos dijo es que éramos adoptadas. Nos dijo que ella se había vuelto a Concordia, ya que estaba depresiva porque había perdido dos embarazos y mi papá se quedó en Mar del Plata trabajando.
Cuando nosotras nacimos, mi papá la mandó a buscar. Ella dice que el día que nos vio en el departamento fue el día que nos parió. Desde ahí no nos dijo nunca más nada. Como vimos que era muy doloroso para ella, dejamos la historia y empezamos después de su fallecimiento con la búsqueda exhaustiva. Nuestro papá y mamá figuran como padres biológicos, no como adoptivas. Lo certero que tenemos es que nacimos en Mar del Plata, en la Clínica Colón. A los dos meses de vida nos vinimos a Concordia junto a mi mamá y mi papá”, expresó Paola.
Más información en la edición impresa de mañana Diario UNO Concordia. 

Comentarios