Pais
Miércoles 13 de Julio de 2016

La hermana Inés es una religiosa autoclausurada

El fiscal federal Federico Delgado, pidió hoy la citación a declaración indagatoria para una de las monjas del convento de General Rodríguez por ayudar al detenido ex secretario de Obras Públicas José López a ingresar al lugar bolsos con casi 9 millones de dólares.


Con la difusión del registro de las cámaras del convento, difundido por Telefé Noticias, apareció involucrada la hermana Inés, la única de las cuatro religiosas del monasterio que habló con la prensa, dado que se vio cómo ayudaba al ex funcionario a ingresar los bolsones al edificio.


El fislcal reclamó, además, que se cite a indagatoria como sospechosa a la esposa de López, María Amalia Díaz, y a dos empresarios ligados a la obra pública en el kirchnerismo, Andrés Galera y Eduardo Gutiérrez, a quienes señaló como supuestos testaferros del ex funcionario.


La hermana Inés, quien aparece en las imágenes difundidas ayer ayudando a López a ingresar los bolsos al convento, en realidad no es monja sino religiosa de clausura.


Su verdadero nombre es Celia Aparicio, y, en rigor del derecho canónico, no es monja sino una religiosa autoclausurada, lo que significa que, por determinación propia, decidió vivir toda su vida dentro del convento donde el ex funcionario intentó ingresar antes de ser detenido.


La mañana siguiente a la detención del ex secretario de Obras Públicas sorprendió a todos con una entrevista de Radio La Red, quien en ese entonces todavía no estaba en el centro de las sospechas. "Quiso entrar (al convento) pero se lo llevaron preso. Es un hombre muy bueno. Una vez al año venía y ayudaba, pero ahora estaba enloquecido este hombre", expresó en aquella oportunidad.


En su versión cuando dialogó con Periodismo Para Todos tres semanas después relató que, si bien el ex funcionario concurría habitualmente al monasterio, la noche de su detención fue a llevar alimentos.

"Esa noche le abrí, me dijo 'traigo esto para el monasterio'; y yo, ingenua, creyendo que eran bolsos de comestible, le dije 'déjelos en la cocina'", contó, debido a que la madre Alba tiene 94 años y problemas de salud. Y agregó: "Él (por López) le dijo a la madre (Alba) que había robado dinero para la casa de ejercicio y la madre le dijo 'si es dinero robado yo no lo quiero'."

A raíz de las imágenes difundidas, el fiscal Federico Delgado pidió citar a indagatoria a la hermana Inés y responsabilizó a Alba Día de España Martínez Fernández (madre Alba), a quien pidió se le haga un "amplio examen" para determinar su estado de salud y así comparecer ante el juez.

El convento dependiente de la Arquidiócesis Luján-Mercedes, que ocupa un predio situado entre las calles Julio A. Roca, Crespo y Mansilla, a unos 50 kilómetros al Oeste de la Capital Federal, volvió a estar en el centro de la polémica.

Las "Monjas Orantes y Penitentes de Nuestra Señora del Rosario de Fátima", que primero eran sólo dos y que ahora se sabe serían entre tres y cuatro, también deberán dar explicaciones ante la Justicia.



Comentarios