Ovacion
Jueves 02 de Julio de 2015

La felicidad de Messi, la felicidad de todos

El capitán del seleccionado argentino mostró otra faceta en esta edición de la Copa América: "Lio está muy bien", aseguró el Tata.

En un recorrido por la memoria de la Copa América Chile 2015 quedarán jugadas notables y un nivel cercano a lo que generalmente produce en Barcelona, de España, pero la felicidad de Lionel Messi fue otro sello del capitán del seleccionado argentino de fútbol.
Cada entrenamiento, previo o post partido demostró que el ánimo del crack rosarino estuvo por las nubes, un detalle no menor que en otros tiempos le impidió desarrollar su juego y fue apuntado con el largo dedo índice de la opinión pública.
En un paralelo con la edición pasada de la Copa América que se realizó en la Argentina, aquel Messi pocas veces esgrimió una sonrisa, frente a las cámaras o por una condición meramente futbolística. Ahora, los tiempos son diferentes y se nota mucho.
"Lío está muy bien, más allá de que no convierte. Lo veo tranquilo y no necesariamente tiene que ser goleador para ser feliz", dijo el entrenador del seleccionado argentino, Gerardo Martino, cuando le preguntaron por la falta de efectividad del rosarino.
La influencia de Messi en el equipo hoy desemboca también por otros carriles, no solo por su condición de goleador, y esa ascendencia, a su particular manera, quedó en evidencia en esta Copa América.
El defensor Pablo Zabaleta le dijo a Télam en los comienzos del máximo certamen continental que cuando un futbolista está "feliz" todo es posible, "porque el trabajo no resulta una carga y los resultados se ven en la cancha".
Messi hoy está feliz y muy comprometido con la causa argentina, rodeado de un grupo que él también supo moldear. Esto no significa que en temporadas pasadas le haya dado lo mismo, pero hoy lo exterioriza más en los partidos. Como la definición por penales ante Colombia por cuartos de final.
El seguimiento de la cámara de Canal + de España dejó ver a un Messi nervioso, expectante, sufrido, ansioso, y en el desenlace, feliz.
Alguna vez el propio Martino señaló que su preocupación pasaba por los ojos de Messi. Si esos ojos miran al frente, está todo bien, pero si miran el césped como pidiendo una explicación, está todo mal.
El número diez del seleccionado argentino pasa por un gran momento en lo futbolístico y también en lo personal, con un grado de madurez, a sus 28 años, que denotaron el paso del tiempo.
Messi hoy bien podría ser la figura central del video clip del tema 'Happy' del cantante y productor estadounidense Pharrell Williams con la casaca 'albiceleste'. Mientras tanto expresa alegría en su estadía con el equipo, pero con la seriedad necesaria en el objetivo de levantar la copa, anhelo de todo un grupo y todo un país.
La felicidad de Messi es, al cabo, la felicidad de todos.

Comentarios