Ovacion
Domingo 25 de Octubre de 2015

La familia del puma Ortega Desio alienta desde Paraná

Alejandra y Lara, mamá y hermana de Javier Ortega Desio, disfrutan del presente del exjugador del CAE. 

Mauro Meyer / Ovación 
mmeyer@uno.com.ar


El crecimiento que tuvo en los últimos años Javier Ortega Desio dentro del rugby asombró a los extraños, pero no a su seno íntimo. Los que los conocen saben que es un atleta con todas las letras y que siempre tuvo en claro un objetivo: llegar a Los Pumas para quedarse. El exjugador del club Estudiantes de Paraná y del SIC pasó por todos los seleccionados y hoy disfruta de este presente en el equipo que hoy jugará una de las semifinales ante Australia. Más allá que no está dentro de los 23 que saldrán a la cancha en Twickenham, el segunda o tercera línea sigue sumando experiencia. 

Desde Paraná, su familia también vive con intensidad su actualidad, sabiendo más que nadie todo el trabajo que realizó para llegar a la elite del rugby mundial. Alejandra Desio, su mamá, y Lara, su hermana, contaron a Ovación sus sensaciones en la previa del duelo ante los Wallabies.

“Uno le hace el aguante desde acá. No es fácil estar lejos de casa y de los afectos. Él hace casi dos meses que se fue. Javier tuvo familia cercana recién a principios de octubre. Ahora yo volví y fue la novia para allá. Estar en un grupo de elite significa lidiar todos los días con el trabajo y antes del Mundial también con una serie de fantasmas mentales por el hecho de saber si quedaba o no en la lista”, afirmó su mamá. 

“Es increíble el crecimiento que tuvo Javier. En un año le tocaron vivir cosas muy importantes. Yo le decía ‘pensar que en junio del año pasado ni siquiera sabías si ibas a la concentración de Pensacola y ahora mirá dónde estas’. Así que todo fue muy vertiginoso”, agregó. 

La madre de Javier pudo hacerle compañía en el partido ante Namibia, donde el ex-Estudiantes jugó los 80 minutos.

“Estaba muy emocionado, feliz por haber jugado todo el partido. Estuvo en el banco con Georgia, pero entrar de movida es otra cosa. Siempre agradece la oportunidad que le dieron y valora cada chance, cada aspecto que le puede servir para crecer”, sostuvo. 

Alejandra también hizo una pequeña reseña de los pasos de Javier dentro del rugby.

“El amor por el rugby nace desde su papá. Siempre le gustaron los deportes a Javier, desde el jardín, cuando se ponía las zapatillas me decía que en ese momento era feliz. Aprendió a trepar antes que a caminar y siempre tuvo una muy buena condición atlética. Practicó muchos deportes, pero su papá, que un segunda línea tucumano de Los Tarcos y apasionado del rugby, les inculcó el amor por este deporte a él y a su hermano Alejandro. Cuando tenía 8 años y su papá fallece perdió toda motivación para seguir jugando. Emocionalmente trató de tomar distancia y se abocó al golf, al atletismo, básquet, vóley y finalmente luego se dedicó al tenis. Fueron cinco años jugando y entrenando bajo las órdenes de Alejandro Rudi. Se mataba entrenando, eran 8 horas de práctica, pero finalmente después los amigos lo convencieron para volver al rugby y a los 16 regresó”, manifestó. 

A su turno, Lara también dejó en claro el orgullo que siente por su hermano y se lamenta por no poder estar más cerca de él en este momento.

“Tengo un contacto diario con Javi, porque tenemos un vínculo muy fuerte. Nos mandamos fotos, textos, audios. Estoy súper feliz por lo que está viviendo. Nuestra relación es muy buena porque en Buenos Aires vivíamos juntos, aunque ahora se mudó con la novia así que todo mal con él (risas). El día que se enteró que iba al Mundial gritaba como un local, se emocionó, todos nos emocionamos. Me encantaría poder estar con él, pero las responsabilidades no me lo permiten”, expresó. 

Por último, Alejandra y Lara dejaron en claro que no tienen ninguna cábala para mirar el partido de hoy, aunque sí dijeron que van a alentar como si estuvieran en el mítico estadio de Twickenham.

“Lo vamos a vivir muy intensamente. Nosotras nos juntamos en casa y mi otro hijo lo mirará en Buenos Aires. Siempre con la unidad coronaria afuera (risas). No tenemos cábalas. Será un partido muy duro y esperamos un triunfo”, dijo la mamá de Javier.

* Pasó por todos. Javier Ortega Desio integró todos los seleccionados de la UAR. Fue Pumita en el Mundial que se disputó en la Argentina, luego fue convocado al combinado de juego reducido, con grandes actuaciones. Participó en diferentes torneos junto a Los Jaguares y a Los Pampas XV, los elencos paralelos y que son el paso previo a Los Pumas. En 2014 jugó el Sudamericano, en junio disputó la serie ante Irlanda y el partido con Escocia, y estuvo en la primera victoria de Los Pumas en el Rugby Championship.
 

Comentarios