Policiales
Martes 16 de Junio de 2015

La estrategia de Ilarraz ante una nueva declaración indagatoria

Fuentes allegadas a la causa sostienen que se negará a contestar preguntas. El sacerdote  deberá presentarse en Tribunales el 24

Para dentro de dos semanas aproximadamente está programada la ampliación de la declaración indagatoria del cura Justo José Ilarraz, en el marco de la causa que investiga su responsabilidad en graves abusos cometidos a pupilos que cursaban sus estudios en el Seminario Arquidiocesano de Paraná. Así, el imputado estará nuevamente ante la Justicia luego de la suspensión de la anterior convocatoria prevista para mayo y de su negativa a declarar en la primera indagatoria que se realizó el 21 de abril en el palacio de Tribunales. 

Según fuentes allegadas al expediente, en la audiencia del 24 de junio Ilarraz se negaría a contestar preguntas tanto de la Fiscalía como de la querella, tal como sucedió aquella tarde de abril en la que se esperaba que diera explicaciones de los hechos denunciados en setiembre de 2012. De acuerdo con averiguaciones realizadas por UNO, la querella haría preguntas en relación a cada uno de los hechos denunciados y a lo narrado por los obispos en la declaración que presentaron por escrito.  “Conociéndolo no va a contestar preguntas del fiscal ni de los querellantes. Es un derecho que le asiste”, reveló un allegado a la investigación. Esa misma fuente consideró que si bien técnicamente es una ampliación de indagatoria, en la instancia anterior el cura había decidido no declarar, entonces dudan de que vaya a modificar su estrategia. Entonces es toda una incógnita establecer con certeza cuál será el resultado de la audiencia, que para muchos constituye una etapa crucial antes de definir la situación procesal del religioso.

La defensa, con nuevo recurso

Los defensores del cura Justo José Ilarraz señalaron que fueron ellos los que solicitaron la ampliación de indagatoria. “Estará haciendo uso de su derecho”, dijo a UNO el abogado Juan Ángel Fornerón. El letrado  negó que el imputado desista de declarar y a su vez ratificó que insistirán con el pedido de prescripción de la causa, luego del revés que determinó el fallo de la Sala Penal del Superior de Justicia. “Desde un principio sabíamos que íbamos a terminar en la Corte Suprema”, agregó Fornerón. 

Los asesores legales del cura -el otro es el abogado Jorge Muñoz- recurrirán a una instancia superior, pero previamente deberán esperar si el STJ concede el recurso extraordinario federal con la intención de llevar el caso a la Corte Suprema Justicia de la Nación. “Allí nos van a dar la razón de que la acción penal está prescripta”, vaticinó  el letrado.

 Ante la posibilidad de un rechazo irán en queja ante la Corte, y de no tener una respuesta por esa vía podrían recurrir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Fornerón plantea que los hechos investigados habrían ocurrido más de 20 años antes de promoverse las denuncias. “No compartimos el pensamiento de dos de los vocales del sala del STJ”, asentó el defensor.

Todo está por verse en estos días, porque mientras los miembros de la querella y el Ministerio Público Fiscal entienden que existen elementos suficientes para que Ilarraz sea procesado, la defensa está convencida de que la acción penal prescribió, que debe archivarse y que inmediatamente debe dictarse el sobreseimiento de Ilarraz.

El cronograma de pericias

Además de fijar la fecha para la ampliación de la indagatoria, la   jueza de Transición N° 2 determinó que el viernes 26 se inicien las pericias psicológicas y psiquiátricas que estarán a cargo del equipo médico forense de Tribunales. Además debe resolverse el  reconocimiento de nueva documental -cartas aportadas por la defensa- y de la ampliación de pericias a las víctimas que puedan establecer las razones del intercambio epistolar con el cura.

 

Comentarios