A Fondo
Domingo 04 de Octubre de 2015

La era dorada de los dibujos en la pantalla grande

Las películas animadas rompen récords en la taquilla y también tienen buenas críticas. Los especialistas opinan sobre el fenómeno

En los cines del mundo entero hay una tendencia instalada: nunca falta una película animada. A esta altura ya nos sonaría extraño que no haya en las salas una “peli de dibujitos” para ir a ver con los más chicos en cualquier época del año. La película más vista el fin de semana pasado en la Argentina fue justamente “Hotel Transylvania 2”, que llevó a las salas a 268.400 personas, dejando en segundo lugar (y bastante mas atrás) a “Truman”, que convocó a 85.000 espectadores. Y la película con mejores críticas en lo que va de 2015, tanto en este país como en EEUU, es “Intensamente”, la última joya de los estudios Pixar.

Desde hace más de una década el cine animado está viviendo una nueva edad de oro con enormes éxitos de crítica y público como “Frozen” (2013) y “Toy Story 3” (2010), y el fenómeno no da señales de menguar: los grandes estudios de animación tienen proyectos de aquí hasta 2020, y preparan nuevas secuelas de tanques como “La era del hielo”, “Cars” y “Mi villano favorito”, entre muchas otras.

El boom comenzó hace exactamente 20 años, en 1995, con el estreno de “Toy Story”, el primer largometraje animado por computadora, que recaudó más de 361 millones de dólares a nivel mundial. Dirigida por John Lasseter, la película obtuvo tres nominaciones a los premios de la Academia de Hollywood y recibió un Oscar especial a la innovación tecnológica. “Toy Story” fue la punta de lanza de Pixar, el estudio que se fundó en 1979 como una división de Lucasfilm, después se transformó en una compañía con financiamiento de Steve Jobs (el cofundador de Apple) y en 2006 fue adquirido por Disney. Pixar produjo filmes emblemáticos como “Bichos”, “Monsters Inc.”, “Buscando a Nemo”, “Los increíbles”, “Ratatouille”, “Cars”, “Up”, “Valiente”, “Wall-E” y el más reciente, “Intensamente”, y así se convirtió en el gran ejemplo a seguir.

El otro gigante de la animación digital es Dreamworks, los estudios que tienen entre sus fundadores a Steven Spielberg. Dreamworks tuvo su primer gran golpe de taquilla con “Shrek” (2001), y después creó otros éxitos como “Kung Fu Panda”, “Madagascar” y “Cómo entrenar a tu dragón”. Los históricos estudios Disney, además de haber comprado Pixar, siguen en plena carrera con grandes películas como “Enredados”, “Grandes héroes” y “Frozen”. Y otros que entran en competencia son la productora Blue Sky (“La era del hielo”, “Río”), Ilumination Entertainment —propiedad de Universal— (“Mi villano favorito”, “Minions”) y Sony (“Lluvia de hamburguesas”, “Hotel Transylvania”). El negocio ha crecido exponencialmente y los protagonistas cada vez son más.
  
El arte del negocio
“En todos estos largos trabajan artistas talentosos, el trabajo creativo es impresionante, pero también es cierto que estas películas se siguen estrenando porque generan muchas ganancias”, aseguró Pablo Rodríguez Jáuregui, director de la Escuela para Animadores del Centro Audiovisual Rosario. “Ningún productor de cine se va a meter en un proyecto donde no haya una ganancia asegurada. Estas películas se estrenan acá y al mismo tiempo en todo el mundo, no casualmente les dicen «tanques». Es una forma bastante invasiva y prepotente de hacer negocios. Las distribuidoras ponen condiciones a las salas para exhibirlas. Para darte las copias piden que pongas horarios para esas películas cada una hora y que les des la mayor cantidad de pantallas posibles en los multicines”, explicó.

Hasta el momento, las ganadoras de la taquilla a nivel mundial son “Frozen” (1,274 millones de dólares en recaudación), “Minions” (1,119 millones), “Toy Story 3” (1,063 millones), “El rey león” (987 millones) y “Mi villano favorito 2” (970 millones). En el top 10 le siguen “Buscando a Nemo”, “Shrek 2”, “La era del hielo 3”, “La era del hielo 4” y “Shrek 3”. Las tres primeras películas del ranking se estrenaron en los últimos cinco años, lo que demuestra que la tendencia del público está en alza. Es más, según el sitio Ultracine, “Minions” se convirtió en la película más taquillera de la historia argentina. Con 4.734.574 espectadores en 39 días, superó la marca histórica que detentaba “Titanic”.

“La animación siempre fue una forma de arte sumamente popular, y más ahora, que desde los contenidos y los diseños está previsto que la explotación tiene que ser efectiva en todas partes del mundo”, opinó Rodríguez Jáuregui.
  
Nivel de excelencia
El cine de animación no sólo está bendecido por la taquilla. La crítica también está de su lado. Para ejemplo basta el más cercano: “Intensamente”, que se estrenó en junio pasado, es la película con mejor promedio del año (94%) en “Metacritic”, el sitio que resume las críticas de los medios estadounidenses, y lo mismo ocurre en “Todas las críticas”, la versión argentina de “Metacritic”, donde llega al 89%. “Toy Story 3”, de 2010, sumó un 92% en “Metacritic” y un 91% en “Todas las críticas”. Como si esto fuera poco, los premios también les sonríen: los estudios Pixar ya se llevaron un total de 15 Oscars y siete Globos de Oro.

“El caso del estudio Pixar es excepcional: es el extremo de experiencia, de complejidad y de personal entrenado durante muchísimos años”, comentó el director de la Escuela para Animadores local. “La mayor parte de los creativos que fundaron Pixar o Dreamworks permanecen ahí y han ido formando equipos de gente. Pixar es una experiencia irrepetible y muy distinta a todos los otros estudios”, aseguró. “La Academia que entrega los Oscars elevó a las películas de animación a las ternas de mejor película del año, además de la categoría propia de películas de animación, y eso se da por el nivel de excelencia que maneja Pixar”, dijo el realizador, que en las últimas vacaciones de invierno estrenó su último largometraje, “El viaje de Gaia”.

Hasta en la sopa
El próximo 3 de diciembre llegará a los cines “Un gran dinosaurio”, la nueva producción de Pixar, y la publicidad de la película ya está rotando en Disney Channel desde hace varias semanas. Para el año que viene se espera otra invasión animada en la pantalla grande: “Snoopy & Charlie Brown”, “Zootopia”, “Kung Fu Panda 3”, “Angry Birds”, “Buscando a Dory” y “La era de hielo 5”, entre otras. ¿Se puede llegar a una saturación del mercado? “Los grandes estudios tienen todo perfectamente calculado como para no saturar”, respondió Rodríguez Jáuregui. “Saben cuánto cada película puede ser explotada en cada medio: cines, DVDs, Netflix, videojuegos o aplicaciones para celulares”, aseguró.

El aparato publicitario y el despliegue de merchandising del cine de animación no descansa ni un segundo, y es un factor decisivo detrás de su éxito. “En estas producciones es tan importante la película en sí como todos los productos periféricos, que exceden a la cuestión artística”, dijo el realizador rosarino. “El universo de esas películas está en el cine pero después lo ves en la etiqueta de la gaseosa o en la cajita de los cereales. Están presentes en los kioscos y en la tele, están permanentemente a la vista. Y los trailers de las películas se empiezan a pasar seis meses antes de los estrenos, con lo que alimentan la expectativa, y también salen antes los productos y los juguetes. La inversión de generar esa expectativa es millonaria. Cuando llegan las vacaciones de invierno o el momento del estreno, los padres están obligados a llevar a los chicos al cine porque si no te comen vivo”, observó entre risas el animador.

Todo indica que el boom de los dibujitos llegó para quedarse, y los padres ya están advertidos. Además de nuevas producciones originales, Pixar prepara “Toy Story 4” y “Cars 3”. Dreamworks tiene en carpeta “Los Croods 2” y “Madagascar 4”. Y sí, está confirmado que habrá más minions en los próximos años.

Comentarios