Coparticipación
Domingo 09 de Octubre de 2016

La emisión de deuda sería a fin de mes por 250 millones de dólares

La discusión política se centra ahora en la definición de no compartir el primer tramo del endeudamiento con los municipios. El argumento es que la situación financiera de la Provincia es muy complicada, a diferencia de las intendencias entrerrianas

Después de muchas idas y vueltas respecto de la autorización del gobierno nacional a la Provincia para salir a tomar deuda en el exterior, se habría confirmado lo adelantado por el jefe del bloque de diputados de Cambiemos, Sergio Kneeteman, en cuanto a que este año la administración macrista autorizará al gobierno provincial a tomar 250 millones de dólares, esto es un tercio del monto originalmente solicitado.

Habría en 2017 una segunda autorización, por otros 250 millones, pero sin fecha cierta.

La fecha para salir a buscar el financiamiento sería el miércoles 27 o el viernes 29 de octubre, de acuerdo a información extraoficial.

Claramente el monto de financiamiento externo al que accederá el gobierno provincial alcanzará para dar certezas al horizonte financiero de corto y/o mediano plazo, pero no para completar los planes previstos por la administración de Gustavo Bordet.

Con 750 millones de dólares el gobierno provincial podía disponer de la masa salarial de un mes (unos 2.500 millones de pesos) para normalizar el pago de los salarios; pretendía llevar adelante el rescate de las letras del Tesoro (unos 700 millones de pesos por lo menos); reformular el endeudamiento actual a corto plazo con mejores tasas de interés; distribuir un porcentaje de esa deuda para los municipios, según la ley recientemente aprobada por la Legislatura con apoyo de los legisladores de Cambiemos; y financiar obra pública.

Si bien el gobierno nacional autorizó endeudamientos a las provincias de Buenos Aires, Mendoza , Córdoba o Chubut, e incluso a municipios; en el caso de Entre Ríos tuvo una mirada restrictiva en cuanto al monto de la autorización.

Con el recorte del monto, una de las cuestiones más complicadas para el gobierno provincial será destinar el 16% del crédito a los municipios, que pueden tomarlo en las mismas condiciones que la Provincia, de acuerdo a una ley recientemente sancionada en la Legislatura provincial, respetando los porcentajes de coparticipación para distribuir el monto.

La forma de resolución de esta dificultad no aparece demasiado clara, dado que existe una ley sancionada; pero más allá del aspecto legal, las urgencias financieras de la Provincia son mayores que las de los municipios.


***
Garantía de coparticipación


En ese sentido, se valora incluso que desde que asumió Gustavo Bordet al frente del gobierno provincial hubo una decisión de saldar deudas con los municipios por la garantía de la coparticipación.

El Fondo de Garantía de Coparticipación es un derecho instituido en la reforma de la Constitución provincial, en sus artículos 246 y 292, y de acuerdo a lo establecido por el Decreto Nº 1.768/10, mediante el cual se instrumentó este beneficio a los municipios.

"Hemos hecho un gran esfuerzo para que los municipios de la provincia reciban los fondos al día. Esto es garantía de previsibilidad, de poder proyectar obras en cada una de las intendencias. Y por otra parte es nuestra obligación, como fija la Constitución provincial", señaló Bordet en junio, cuando logró normalizar la deuda.

A partir de diciembre la actual gestión había comenzado a regularizar los pagos, con la cancelación del bimestre mayo-junio de 2015, afrontando transferencias que hasta el presente importan un monto de 650 millones de pesos que ponen al día las cuentas con 75 municipios de toda la provincia. En poco más de seis meses, a partir de diciembre pasado, se canceló la totalidad de las partidas junto con lo adeudado del último semestre de 2015

El 17 de diciembre el gobierno pagó el 50% de la garantía de coparticipación del bimestre mayo -junio de 2015, por casi 37 millones de pesos.

Entre el 13 y el 15 de enero de este año la Provincia liquidó 215,5 millones de pesos del bimestre julio- agosto 2015 y la mitad de setiembre-octubre 2015, cuyo pago se completó en febrero con casi 54 millones de pesos.

La gestión Bordet siguió actualizando el pago de la deuda de garantía de coparticipación, que en muchos casos se adeudaba a intendentes de otro signo partidario al que finalmente lo cobró. En marzo, además del pago regular, se completó el 50% del bimestre noviembre-diciembre 2015, con 63 millones de pesos. Ese bimestre se completó en abril con 68,5 millones de pesos.

En mayo se liquidó mitad de la garantía de coparticipación del bimestre enero -febrero 2016 y algunos adelantos por 66,5 millones.

En junio se completó el pago de enero-febrero 2016 y la mitad de marzo-abril por 113 millones.

En agosto hubo otro pago importante, de 160 millones, correspondientes a mayo-junio.

Con esta política de normalización, el gobierno de Bordet volcó 809,3 millones de pesos extras (de deuda) desde el inicio de la gestión hasta el 6 de octubre. Si se toman los pagos de los últimos 10 días del gobierno de Sergio Urribarri, el monto cancelado llega a 860,7 millones de pesos.

El esfuerzo financiero realizado para normalizar este atraso es uno de los argumentos que el gobierno provincial podría esgrimir para convencer a los intendentes de aceptar a esperar a la segunda tanda de deuda para reclamar el 16% del total, que están autorizados a tomar por ley.


***
Con recursos


Si bien se trata de una información usualmente escamoteada por los intendentes, se sabe que una gran cantidad de municipios dispone de fondos depositados en la modalidad de plazo fijo. Esto constituye un claro indicador de la diferencia de situación financiera entre la Provincia y las municipalidades, y alienta a los integrantes del equipo económico a pensar en que los intendentes aceptarían el pedido.

La mayoría de los municipios tiene depósitos por entre 10 y 30 millones de pesos, incluso algunos que pasaron recientemente por emergencias climáticas, como La Paz. Extraoficialmente se sabe que municipios como Paraná y Concordia orillan los 200 y 300 millones de pesos respectivamente.

Comentarios