Economia
Sábado 19 de Diciembre de 2015

La eliminación del cepo encareció los viajes al exterior

Devaluación. La liberación del dólar tuvo su impacto inmediato en precios del turismo internacional. La opinión de un especialista 

Daniel Caraffini / De la Redacción de UNO
dcaraffini@uno.com.ar


La eliminación del cepo al dólar abre nuevos panoramas y también nuevos interrogantes acerca del futuro económico. En coincidencia con la llegada del verano, muchos habían optado por vacacionar fuera del país, algunos por las ventajas que ofrecía la diferencia cambiaria. Y justamente, uno de los primeros impactos del salto del tipo de cambio –que incluso habrá que ver cómo evoluciona en los próximos días– se observa en el turismo internacional.

Ante la consulta de UNO, el economista, asesor contable y especialista en negocios y operaciones comerciales Daniel Herrera, aclaró que vacacionar fuera del país será más caro, y quienes ya concretaron transacciones, tendrán una sensible diferencia con quienes deciden hacerlo a partir de ahora: la diferencia dependerá del tipo de cambio al momento de formalizar la operación.

De todos modos, Herrera se mostró a favor de la medida de liberación “porque se estaba tapando el sol con un dedo” y tras reseñar “ganadores y posibles perjudicados” por la devaluación, planteó la necesidad de un gran acuerdo social para evitar una escalada de precios.

—¿Qué opina sobre la salida del cepo cambiario, tomada por el Ministerio de Economía de la Nación?
—Entiendo que la salida del denominado cepo cambiario o restricciones a la compra de moneda extranjera vino a blanquear una situación que ya existía en la vida cotidiana en la realidad económica. Es que se estaba tapando el sol con un dedo. Era ya imposible sostener un tipo de cambio nominal cercano a los 10 pesos con el nivel real de reserva que tenía el Banco Central. De esta forma concibo que los que quieran importar lo van a poder hacer, y los que quieran exportar van a tener el motivo para hacerlo.

También veo bien, que antes de haber eliminado las restricciones, se hayan subido las tasas de interés del Banco Central y liberado o eliminado los topes de las tasas para plazo fijo. Esto apunta a evitar la demanda especulativa de moneda extrajera, atrayendo el peso hacia los depósitos bancarios, e intenta de esta forma que el precio nominal del dólar esté formado por la oferta y demanda para importación y exportación de bienes y servicios, más la intervención del Central cuando suba o baje mucho.

—¿Cómo cree que va a impactar la devaluación en la vida cotidiana de las personas? Y fundamentalmente, ¿qué puede pasar con los precios?
—A ver, la devaluación primero debería provocar aumento de exportaciones y una caída de la importaciones, porque ahora es mejor el precio que se obtiene por vender afuera y es más caro comprar en el exterior. Entonces, si es mejor el precio de vender afuera, esto reactivaría las economías regionales que en nuestra provincia estaban muy afectadas por el tipo de cambio y los precios internacionales bajos de los comodities; además de las retenciones que fueron también eliminadas, otra medida que me parece buena para estos sectores.

Ahora bien, al subir el precio en pesos de los bienes importados o que contengan insumos importados o servicios, esto impacta directamente en los precios internos de estos bienes. Dentro de estos precios podemos encontrar los que contengan componentes tecnológicos, electrodomésticos, computación, etc, que luego en el reacomodamiento de los precios de todos los bienes de nuestra economía ‘que se va empezar a producir’ se va a trasladar en la readecuación al resto, hasta que se termine en el mediano plazo de formar precios.

—¿Cuáles serán los rubros más beneficiados de la devaluación? Y cuáles serán los más perjudicados?
—En cuanto a los rubros más beneficiados por la devaluación, claramente están los comodities y los bienes y servicios exportables que por el mismo precio en dólares ahora obtendrán más pesos, es decir que muchas economías regionales, arroz, citrus, se verán beneficiados y les permitirán reactivarse. Entre los rubros más perjudicados por así decirlo, si te referís al aumento de sus precios en pesos, son los bienes y servicios importados y reitero electrodomésticos, tecnológicos, muchos químicos etc. Pero si te referís a los sectores sociales, no sé si los más beneficiados pero los que más rápido pueden acomodar sus precios, son los que forman precios como grandes empresas y compañías que concentran ciertos mercados. Y entre los más perjudicados están los asalariados, que para reacomodar sus precios (salarios) deberían en principio apelar a las paritarias por venir este próximo año.

—¿Qué otras medidas deberían tomarse en los próximos días para evitar conflictos sociales por pérdidas de poder adquisitivo, inflación, retracción de ventas, etc?
—Entiendo que debería haber una instancia de diálogo, si no es que ya la hubo, para evitar los aumentos especulativos de precios que en nuestra economía es algo cotidiano y no una excepción. Del mismo modo, para no afectar el consumo interno debería entablarse lo antes posible una mesa para debatir con las entidades sindicales e ir definiendo las paritarias. Es decir, se debería buscar consenso entre empresarios para que entiendan que no todo se puede trasladar al consumidor final y en trabajadores que los aumentos deberían ser escalonados para que las empresas puedan cumplirlos, y de esta forma evitar algún tipo de espiral inflacionaria o puja de precios entre los sectores.

—¿Qué pasará con las vacaciones de aquellos que eligieron irse del país? ¿Cómo es la comparación con Brasil y Uruguay?
—Serán más caras, naturalmente. Los que no cerraron precios en pesos hace unos días, hoy van a tener que poner más para disfrutar lo mismo. Porque antes cuando salías al exterior pagabas un dólar a 10 pesos, más 35% de retenciones, que luego era devuelto o pagado como Ganancias. Ahora vas a pagar un dólar cercano a 14 pesos; por eso digo que ir Brasil o Uruguay ya no es barato, o es más caro. Y será más barato para quienes vienen al país.

—¿Qué pasará con las cuotas de quienes tienen créditos hipotecarios que se ajustan por inflación, salarios e índices bancarios de préstamos?
—Los que no tienen créditos a tasa fija, es decir que fueron utópicos, deberán pagar más intereses, no es gratis el aumento de las tasas de plazos fijos para contener al dólar, alguien lo va pagar y van a ser los que estén parados en tasas variables o que quieran tomar nuevos préstamos.

—¿Qué puede pasar con los créditos personales?
—Bueno, a esta altura, creo que se cae de maduro, se van a encarecer. El Banco Central eliminó por circular los topes mínimos y máximos de las tasas del sistema financiero. Si esto es así pensemos un poco, si las tasas de plazo fijo aumentaron, el que vaya a un banco a pedir un préstamo personal o quiera hacer trabajar la tarjeta, le va a costar más. 

Sensibles variaciones

Los precios tuvieron una modificación importante en los últimos 10 días para aquellos pasajeros que compraron por Internet. Es el caso de Martín, quien sacó pasajes de Buenos Aires a Madrid ida y vuelta para los primeros días de abril. La compra la realizó el 8 de diciembre por despegar.com. El pasaje le costó 16.480 pesos en 18 cuotas sin interés. En el precio está incluida la Resolución Nº 3.550 de AFIP, por un total de 3.785 pesos. El mismo vuelo de Buenos Aires a Madrid ida y vuelta aumentó casi un 100% el miércoles, cuando el ministro de Finanzas y Hacienda, Alfonso Prat.Gay anunció el levantamiento del cepo. Ese día el pasaje costaba 35.790 pesos y no ofrecía cuotas sin interés con tarjeta de ningún banco. Ayer la misma firma ofrecía el vuelo directo para la misma fecha ida y vuelta a 21.600 pesos; casi 5.000 pesos más en menos de 10 días.
 

Comentarios