Policiales
Sábado 02 de Julio de 2016

La deuda por una casa, en el trasfondo de un crimen

Matías Argarañaz fue ultimado en la zona de División Los Andes y las vías. Detuvieron a "Toni" Caminos.

Desde hace un tiempo, luego del entubado del arroyo Antoñico en la zona de calle División Los Andes entre Miguel David y O'Higgins, cerca de las vías, se fue armando un asentamiento de familias que no tienen un lugar mejor para vivir. Según contaron a UNO vecinos de la zona, como ha sucedido en varias ocasiones hubo "un vivo" que loteó los espacios que quedaron alrededor del entubado los vendió, al contado o en cuotas. Esta práctica se naturalizó y se expandió hacia la compra y venta de viviendas, que desde ya no cuentan con ningún registro.

A veces esto ha llevado a conflictos entre personas, y sería lo que está en el trasfondo del ataque que en la noche del jueves se cobró la vida de un joven. Alrededor de las 21, en este lugar ubicado en el límite norte del barrio Santa Lucía de Paraná, por calles Arthabe y Espitaleri, al final de un pasillo de viviendas, Matías Alejandro Argañaraz tuvo una pelea con otro joven, y el padre de este, conocido como Ricardo Toni Caminos, de 38 años, intercedió de la peor manera. Con una escopeta calibre 16 le efectuó un disparo a corta distancia.

La víctima fue trasladada al hospital San Martín, pero falleció a poco de ingresar. Era oriundo de la Villa 351, pero hacía un tiempo estaba radicado en el mencionado asentamiento.

Intervino en el lugar del hecho personal de la comisaría 13ª, la Dirección Criminalística y la División Homicidios, bajo las órdenes del fiscal Juan Malvasio. Caminos se había dado a la fuga, pero pasado el mediodía se entregó.

Este hombre ya había protagonizado algunos incidentes en el barrio. Vecinas que dialogaron con UNO recordaron cuando llegó ebrio conduciendo un auto y se incrustó en una vivienda, sin hacerse cargo de nada.

Ayer en el lugar no había más que un par de perros sueltos y silencio tras el crimen. La casa de Caminos estaba deshabitada, y se rumoreaba en el barrio que había sido entregada a familiares de la víctima.

Comentarios