La Provincia
Sábado 14 de Mayo de 2016

La desembocadura del Antoñico está saturada de basura

Los integrantes de la Peña Piluncho Safari continúan trabajando en el puente de ingreso al Club de Pescadores Paraná ante la pasiva mirada de todos los que circulan por la zona. Una cuadrilla de municipales trabajó una hora y se fue del lugar. 

Los integrantes de la Peña Piluncho Safari tienen sentimientos encontrados mientras trabajan sacando la basura en la desembocadura del arroyo Antoñico, a la altura del puente que construyó el Club de Pescadores, en la costanera de Paraná. 
Por un lado estaban contentos porque lograron cumplir el primer objetivo: Ayudar a limpiar el río Paraná. Más allá de las buenas intenciones los molestó que, a mitad de mañana, una cuadrilla de trabajadores municipales pasó, recolectó basura en bolsas y en una canoa durante una hora, se fueron del lugar y nunca volvieron.  
A las dos de la tarde, los integrantes de la agrupación agotaron las bolsas negras de consorcio repletas de basura, llamaron a la viceintendenta de Paraná, Josefina Etienot, para que les mande más bolsas y le pidieron la colaboración de los trabajadores municipales. 
Necesitan máquinas y lanchas para sacar las toneladas de desperdicios que amenazan con llegar al río Paraná. 
Alcanza con estar cinco minutos en el lugar para entender que el problema ambiental es de todos. Los máximos responsables son los funcionarios municipales y provinciales, después viene la educación de cada vecino que tira los desechos al arroyo. 
El problema ambiental está a la vista todos y para solucionarlo se necesitan obras y concientización. 
 

Comentarios