La Provincia
Martes 10 de Mayo de 2016

La denuncia del asfalto de Larroque, más enredada

El empresario dice que el intendente le pidió 4 millones de pesos para pagarle lo que le  restaban cobrar. Este, en cambio, afirma que los devolvió porque la obra estaba sobrefacturada

El caso del intendente entrerriano que devolvió a la Nación 13 millones de pesos que estaban destinados a cancelar el pago de una obra concretada sobre el fin de la gestión anterior, por  considerar que se estaba ante un caso de sobrefacturación, tuvo un giro impensado.

El intendente es el larroquense Darío Benedetti, de Cambiemos. La obra en cuestión es el asfaltado de 14 cuadras en esa localidad, en el marco del Plan Más Cerca, hecha por la empresa OIC SA a fines de la gestión anterior, encabezada por el justicialista Raúl Riganti.

Los medios de cobertura nacional -en general porteños- le dieron amplia cobertura a la denuncia periodística de Benedetti, presentando el caso tal como lo relató el intendente. El exjefe comunal, Riganti, logró una amplia cobertura provincial para su descargo, pero nulo espacio en la prensa porteña.

El viernes comenzó a hablar el titular de la empresa. UNO publicó el sábado declaraciones suyas refutando los dichos de Benedetti sobre la supuesta sobrefacturación y explicando algunas características especiales de este tipo de contratos.

Durante las últimas horas, Daniel Hereñú, titular de OIC SA, redobló la apuesta y narró la forma en que el intendente Benedetti le sugirió que rebajara el precio de la obra -con el que habían ganado el concurso de precios- dejando 4 millones de pesos en el camino.

“No hablo de coimas porque ni siquiera le di la oportunidad de desarrollar la idea”, indicó Hereñú  ayer.

El empresario contó que él no sabía por qué razón no les pagaban los casi 12 millones de pesos que restaban de los 21,6 totales por el trabajo.

“El Ministerio del Interior depositó los 13 millones y manda la orden de pago, que no sabemos bien por qué ese monto porque no nos deben 13 millones sino algo menos de 12”, acotó.

“La Municipalidad nos llamó, nosotros no sabíamos por qué no nos pagaban hasta que nos enteramos que les habían mandado los fondos, allá por enero o febrero, y empezamos a reclamar los pagos”.

Tras esos reclamos, contó Hereñú, los citó el intendente a una reunión con los principales colaboradores de su gabinete y un par de abogados para  plantearle que le hicieran “una rebaja” de 2 millones de pesos que quedarían para el municipio. “Nos pareció irracional y les preguntamos cómo iban a justificar el ingreso de 2 millones de pesos (...) no hablo de coimas porque ni siquiera la di la oportunidad de desarrollar, le dijimos que bajo ningún motivo íbamos a aceptar, que queríamos cobrar los certificados de obra tal como estaban”, agregó el empresario.

De acuerdo al relato del empresario, en la reunión estuvo el exintendente de Larroque y exdiputado nacional Atilio Benedetti, quien se desempeña actualmente en el directorio del Banco Nación.

Hereñú también dijo que luego de terminada la reunión, recibió un mensaje de texto diciéndole que  la rebaja tenía que ser de 4 millones y no de 2. Es decir, de acuerdo al relato de Hereñú, ante todo su gabinete Benedetti habló de 2 millones, pero después, en privado, pidió 4.

Ayer Benedetti desmintió que hubiera existido ese encuentro. Consultado en FM Litoral sobre los dichos de Hereñú, dijo que todos en Larroque lo conocen y saben de su honestidad. Afirmó haber recibido una educación de sus padres que le impide siquiera pensar en pedir una coima y que está tranquilo con su accionar. 

No arriesgó ninguna hipótesis acerca de porqué Hereñú afirma  tal cosa.

Comentarios