Abusos en el Seminario
Miércoles 24 de Agosto de 2016

La defensa del cura Justo José Ilarraz presentó un recurso de apelación

Tal como estaba previsto, la defensa del cura Justo José Ilarraz presentó ayer un recurso de apelación contra la decisión del juez de la causa, Pablo Zoff, de elevar la causa a juicio.

Se trata de uno de los últimos recursos disponibles que los defensores harán hacer valer para demorar aún más todavía la llegada del debate oral y público.

En la causa Ilarraz se investiga la responsabilidad del sacerdote en siete denuncias por abusos realizadas por ex seminaristas, que se habrían perpetrado entre fines de los 80 y principios de los 90 en el Seminario Arquidiocesano de Paraná.

En la próxima instancia será la Sala I del Tribunal de Juicios y Apelaciones la que resuelva sobre la apelación.

Más allá de este planteo, los defensores Juan Ángel Fornerón y Jorge Muñoz también se muestran esperanzados en lo que pueda dictaminar la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

El máximo tribunal tendrá que expedirse sobre el recurso extraordinario de impugnación que tiene como cometido que se declare la prescripción de la causa.

En todo el desarrollo del proceso, el abogado Fornerón ha ratificado que "la acción penal se encuentra extinta" y en la misma se pronunció contra los fundamentos esgrimidos para sostener la elevación a juicio. "La principal inconsistencia que encontramos es la falta de pruebas", declaró hace algunos días el letrado.

La investigación judicial inició en setiembre de 2012, luego de que el quincenario Análisis publicara el primer extenso informe periodístico sobre los abusos en el Seminario Menor de Paraná. A partir de allí tomó forma el expediente judicial, tras la orden del procurador general, Jorge García. El período de instrucción demandó cuatro años, y logró acumular prueba que se plasma en un voluminoso expediente.

Comentarios