La Provincia
Martes 19 de Abril de 2016

La costa del Paraná sufre derrumbes de barrancas

A los problemas presentados en La Paz y Santa Elena, se sumaron derrumbes en Diamante y Hernandarias. Por estas horas, el sur provincial es la zona más crítica por avance de las aguas

A 16 días de iniciado un inusual fenómeno meteorológico en la región con precipitaciones récord, de una costa a la otra, del norte al sur, y en el centro, se sufren problemas de anegamientos, familias evacuadas, red vial con cortes y caminos o rutas intransitables o debajo del agua. Por estas horas, el área más crítica es la zona de Villa Paranacito, hay alerta en Gualeguay y Gualeguaychú, pero al no dar tregua el clima los problemas siguen en distintos sectores de la provincia.

Durante la jornada de ayer hubo precipitaciones en gran parte de Entre Ríos, y en Paraná fue uno de los lugares donde más agua cayó –más de 20 milímetros hasta las 20– , de acuerdo con la red de estaciones meteorológicas de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos.

En ese marco, al crítico cuadro social, vial y productivo de la provincia, se sumó en las últimas horas las advertencias de las localidades de la costa del río Paraná respecto a problemas de desmoronamientos de barrancas.

Terrenos que ceden

La ciudad de La Paz fue la primera impactada, y también Santa Elena, donde cedió parte de la obra de estabilización inaugurada recientemente.

En Diamante, la barranca cedió unos cinco metros, y afectó a cinco barrios: Puerto Nuevo, Puerto Viejo, 23 de Septiembre y barrio Urquiza. En virtud de ello, se realizó un relevamiento que será elevado al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.  

El informe, se precisó, permite ver la necesidad de contención de las familias damnificadas ante el paso de las tormentas, inundación y, como si fuera poco, el desmoronamiento y deslizamiento de las barrancas de la zona costera de la ciudad. Al respecto se aguarda la llegada de funcionarios y personal de esa cartera nacional. 

El intendente, Lénico Aranda, explicó: “A Diamante se la conoce como la Ciudad blanca por tener una zona muy arcillosa en el perfil de la barranca, y como consecuencia de las grandes masas de agua que estamos recibiendo, se  produjo un movimiento en nuestro suelo que ocasiona el desmoronamiento y deslizamiento de las mismas”. Y agregó que “la idea es elevar este informe para trabajar con el Gobierno Provincial y, sobre todo, con el gobierno nacional en pos de las familias damnificadas”.

Similar situación se registró en Hernandarias, donde se presentaron movimientos y deterioro del suelo; a raíz de ello, la Municipalidad solicitó la “urgente” asistencia de la Dirección General de Hidráulica de la Provincia.

El intendente, Carlos Lencina, mantuvo días atrás reuniones con distintas autoridades del gobierno provincial para que la Secretaría de Planeamiento, Infraestructura y Servicios gestione obras de estabilización ante la Nación.

***
Villa Paranacito en alerta y emergencia

En Villa Paranacito siguen evacuadas unas 60 personas en distintos centros de evacuación, mientras la Municipalidad construye viviendas de emergencia para alojar a los afectados.

Las clases están suspendidas y desde el municipio se trabaja con todos los recursos humanos y herramientas a disposición para hacer frente a la emergencia. “Hasta la semana pasada veníamos trabajando con normalidad dentro de lo atípico que es esta situación, pero este lunes se suspendieron las clases por unos días, porque la sudestada lleva a que todo se complique”, sostuvo el intendente, Gabriel García.

Contó: “Se trabaja asistiendo a las familias con agua segura y alimentos no perecederos, además del traslado y relocalización de las familias, hemos armado refugios”, y explicó: “Al contar con un ejido muy grande de 197.000 hectáreas, tenemos distintas situaciones geográficas como la parte rural y déltica que está totalmente inundada y la parte urbana que tiene inundada la parte ribereña y también hay una defensa”.

Por su parte, en Gualeguaychú había alerta por las consecuencias de una sudestada. En tanto, el intendente de Gualeguay brindó ayer una conferencia de prensa. Federico Bogdan, dijo que hay un gran operativo preparado para actuar de forma urgente ante el peligro de que las aguas superen las defensas de la ciudad. Pasó la creciente del río Gualeguay, pero el riesgo también es por sudestada, en estas horas.

En la costa del Paraná el río viene bajando, aunque levemente. En La Paz y Santa Elena ya está por debajo del nivel de evacuación.

***
Unos 30.000 afectados

Los damnificados por las inundaciones ascendían ayer a casi 29.000 personas, y  10.000 de ellas debieron dejar sus hogares en las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, Buenos Aires, Chaco, Santiago del Estero y Córdoba, según el Servicio Federal de Emergencias (Sifem).

Entre Ríos sigue siendo la provincia más afectada por el desborde de arroyos y ríos, e intensos temporales de agua que agravan la situación, con un total de 14.003 personas afectadas, de las cuales 383 no pueden regresar aún a sus casas: en total hay unos 13.620 damnificados.

***
El Paraná y el Salado bajaron

Los ríos Paraná y Salado continuaron ayer con su tendencia a la baja en los principales puertos de Santa Fe, donde el número de evacuados se mantiene por encima de los 1.800 en todo el distrito, de los cuales 787 pertenecen a la jurisdicción de la ciudad de Santa Fe. El Paraná midió 6,13 metros ayer en el puerto de la capital provincial, lo que implica una baja de 11 centímetros en cuatro días; el río Salado bajó dos centímetros en un día. La situación de los evacuados se mantenía estable, en torno a los 1.825 en toda la provincia y con 787 en los distritos costeros de la ciudad de Santa Fe.
***
Más evacuados en Corrientes

Diversas localidades de Corrientes están en alerta meteorológica por lluvias, situación que obligó a evacuar 58 personas en la ciudad de Bella Vista debido a los anegamientos, y que se suman a unos 4.000 damnificados por las aguas en el sur de esa provincia. “El drama más grande sigue estando en el sur de la provincia. Todo el centro y el sur de la provincia está bajo un alerta meteorológico”, graficó Orlando Bertoni, jefe de Operaciones de Defensa Civil. Y explicó que la situación “estará complicada toda la semana porque los informes meteorológicos hablan de lluvias hasta el viernes”.

Comentarios