Pais
Miércoles 20 de Abril de 2016

La Corte Suprema rechazó pedido de libertad de Milagro Sala

El máximo tribunal reprendió a abogado por la presentación "con graves defectos" efectuada.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó el pedido de un abogado por la libertad de la líder de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, y formuló un "severo llamado de atención" al letrado, por distraer al tribunal con una presentación con "graves defectos".
Al declarar "inadmisible" el recurso "directo" interpuesto por Emiliano Sebastián Villar, la Corte le encomendó al abogado que "se abstenga de reiterar esta clase de presentaciones que distraen al Tribunal del apropiado ejercicio de sus ingentes atribuciones".
Semanas atrás, Villar, quien se presentó como "operador de la Constitución Nacional", pidió, vía "per saltum" (sin pasar por instancias inferiores) la intervención de la Corte "ante la falta de resolución del planteo excarcelatorio radicado en la justicia federal de Jujuy".
En febrero, una denuncia con el mismo tenor había sido radicada por Villar ante el magistrado federal, Daniel Rafecas, quien se declaró incompetente a favor de la justicia de Jujuy. En ese caso, la fiscal federal Paloma Ochoa, en su dictamen ante Rafecas, opinó que "no es posible descartar" una "privación ilegal de la libertad" de Sala y una "violación al principio republicano de Gobierno", que sería producto de "la convergencia del Poder Ejecutivo y Judicial de Jujuy".
Antes del pedido de "per saltum" de Villar, la Corte ya había desestimado un planteo similar que efectuaron representantes de la organización barrial Tupac Amaru porque, según sostuvo, la cuestión "no constituye ninguno de los casos" que, según la Constitución Nacional habilitan su jurisdicción extraordinaria.
Pero en el caso de Villar, el máximo tribunal no solo desestimó la presentación, sino que, además, reprendió al abogado. "La presentación es manifiestamente inadmisible pues prescinde de recaudos elementales exigidos por las leyes 27, 48 Y 4.055, Y por precedentes clásicos del Tribunal que vienen siendo consistentemente aplicados desde su puesta en funcionamiento, en 1863", acotaron el presidente Ricardo Lorenzetti y los ministros Elena Highton y Juan Carlos Maqueda.
"La auto asignada condición de 'operador jurídico de la Constitución' es insuficiente para constituir al peticionario en la condición de parte legitimada en el marco de estas actuaciones", agregaron.
La Corte puntualizó que el pedido de Villar "no se promueve contra una resolución judicial, razón por la cual no concurre un requisito ineludible sobre el que debe versar el recurso de apelación contemplado en el artículo 14 de la ley 48, a fin de que esta Corte pueda -después del debate judicial respectivo- confirmar o revocar la sentencia impugnada".
La Corte expuso que "los graves defectos de la presentación revelan que el doctor Emiliano Sebastián Villar ha procedido con notorio e incontrovertible desconocimiento de reglas elementales que regulan -desde hace más de un siglo- la competencia extraordinaria del Tribunal" supremo.
"El inexorable resultado adverso de la petición, convierte a la presentación en un recurso meramente testimonial que, en definitiva, parece orientado a incorporarla a la agenda de esta Corte Suprema para satisfacer una finalidad meramente personal" de Villar.
"Esta circunstancia lleva a efectuar un severo llamado de atención" a Villar, y "a encomendarle que se abstenga de reiterar esta clase de presentaciones que distraen al Tribunal del apropiado ejercicio de sus ingentes atribuciones", dispuso la Corte, que comunicó decisión al Colegio Público de Abogados de la Capital Federal.
Fuente: Télam

Comentarios