Corrupción
Jueves 12 de Enero de 2017

La corrupción en la Argentina, mata cada día

Desde hace 10 años, sí 10 años, los pobladores de una parte del Departamento Federación, de las poblaciones de Federal, Sauce de Luna y de Paraná Campaña están reclamando el arreglo de la neurálgica y medular ruta nacional 127 que une buena parte de Entre Ríos con Corrientes. Sin embargo, el gobierno kirchnerista nada hizo en los últimos nueve años, y el de Cambiemos tampoco. Todo sigue igual, con el agravante de que los siniestros viales ya son reiterados, lo mismo que las personas fallecidas.


El último se registró en medio de la lluvia la semana pasada, en cercanías de Hasenkamp, donde por esquivar un pozo lleno de agua, dos camionetas chocaron frontalmente dejando el saldo de una persona fallecida.


En estas horas tal ruta se llena de turistas que buscan llegar a Brasil, y la pregunta recurrente es quién se hace cargo de los nuevos siniestros o roturas de los vehículos.


El último muerto se llamaba Hugo Gutiérrez, de 47 años, era oriundo de Córdoba y lo único que hizo fue tratar de atravesar en Entre Ríos una ruta estratégica para llegar a la frontera con Corrientes. Su hijo envió un mensaje que me llegó por una tercera persona: "Mi viejo murió trágicamente, no lo tendré más, ¿a quién le reclamo por la existencia de un pozo de gran tamaño en la ruta?".


La pregunta se la traslado a las actuales autoridades de Vialidad Nacional, distrito Entre Ríos, y a los máximos responsables del organismo vial en Buenos Aires, pero de la misma manera, amplío las críticas y responsabilidades a los demagógicos funcionarios que finalizaron su gestión el 10 de diciembre de 2015.


Nos hicieron creer que estábamos en el primer mundo, y la verdad, luego de ver acá cerca -no tengo que ir muy lejos- cómo se malgastó el dinero y los fondos públicos por parte de los responsables nacionales de un proyecto lleno de corrupción, es que debemos coincidir en que la desidia y la irresponsabilidad como mínimo es lo que primó.


¿Por qué no se quiso mejorar la ruta, postergando a gran parte del norte entrerriano o las poblaciones de Paraná Campaña? No quisiera creer que tales obras que eran reclamadas desde hacía 10 años no estaban en la prioridad de los funcionarios nacionales porque históricamente los departamentos en cuestión no comulgaban con el entonces oficialismo. Sería penoso que el país se haya manejado con lo peor de la politiquería barata, dejando un presente lleno de pobres, endeudado, sin inversiones, sin abastecimiento en gas y combustibles, y lo peor, lleno de muertos por la falta de obras viales.


Lamentablemente lo que ocurrió en Buenos Aires con la tragedia de Once y las posteriores condenas a funcionarios del kirchnerismo y empresarios por la falta de inversiones que derivó en la muerte de 53 personas, en otras partes del país se repite.


El caso de la ruta nacional 127 nos toca bien de cerca, pero lo más llamativo es que en la actualidad ni siquiera, con el deceso de una persona, las actuales autoridades locales o nacionales hayan dicho algo sobre cuándo diablos será finalmente reparada. Una verdadera vergüenza.


Comentarios