La Provincia
Lunes 11 de Abril de 2016

La comunidad de Santa Ana celebra los 50 años de la escuela

Ubicada en el corazón de barrio Predolini, la institución fue creada por iniciativa de un grupo de vecinos y familias,  bajo el amparo de la parroquia. Con el acto oficial que se realizará hoy, se inaugurará el Salón de Usos Múltiples

Daniel Caraffini / De la Redacción de UNO
dcaraffini@uno.com.ar 


La escuela privada Nº 2 Santa Ana nació, creció y progresa por el esfuerzo, el compromiso y la convicción de los vecinos de la comunidad, auténticos gestores y continuadores de una obra educativa pionera en la capital provincial.

En el corazón del barrio Predolini a instancia de un grupo de familias asesoradas por el Padre Andrés Zolohaga se fundó una institución identificada con la misión evangelizadora, que respondió a las necesidades de un barrio que crecía aceleradamente.

“Fue una de las primeras escuelas de barrio, gestadas a partir de la parroquia”, contó a UNO su directora, Rosana Arduino, que además cursó todos sus estudios en esa institución, y fue primera egresada de la escuela secundaria, creada en 1982.

Santa Ana celebra hoy su medio siglo de vida. Por esa razón, se realizará hoy a las 9 un acto conmemorativo, y se inaugurará el Salón de Usos Múltiples denominado Lidia Bizai de Rodríguez, en homenaje a la exdocente fallecida trágicamente hace más de una década, cuando concurría al establecimiento. El programa de eventos continuará mañana a las 18, con la celebración de la Misa de Acción de Gracias, con toda la comunidad escolar.

Acerca de los orígenes, Arduino recordó a aquellos padres y familias que quisieron que sus hijos, además de la instrucción de educación, tuvieran formación religiosa, y fueron acompañados por el Padre Zolohaga. 

Se inició con la sala de 5 años de jardín, a cargo de la maestra Marta Giménez de Pastorelli, que también era la directora. Precisamente, el inmueble que alberga a la institución está ubicada en la calle que reconoce a esa maestra jardinera, y Coronel Marquez, calles que finalizan en Santos Domínguez y Garrigó, respectivamente.

“Año a año fue creciendo, se iba haciendo un aula y hasta se traían bancos de cada casa, para que los chicos puedan ir avanzando. La primera promoción fue del año 1974”, contó.

Un año después, situó un hito para la comunidad. Con el Padre José de Cuyper, párroco de Santa Ana que aún vive, se transformó la institución. “Fue un visionario; inició el trabajo de la Unión de Padres, de comisiones de apoyo, para lograr lo que hoy es Santa Ana. Y fue el creador de la escuela secundaria”, indicó Arduino.

***
Realidad

Solo la escuela primaria reúne hoy a 487 alumnos, que asisten tanto en el turno matutino, como vespertino. Y el ingreso de los chicos es desde la sala de 3 años.

“La mayoría son todos chicos de la zona. Cada vez que ingresa un docente o un padre nuevo, les digo que Santa Ana existe porque está la parroquia, a ella nos debemos y siempre estamos trabajando por la parroquia, no solo por la escuela. Es la que nos convoca los fines de semana para las misas, para las procesiones; todos trabajamos, y la parroquia necesita de nosotros, y nosotros de ella. Y nuestros chicos vienen a grupos misioneros y parroquiales”, añadió la directiva.

“Crecer de la mano de Jesús” es su lema histórico, de siempre. “Y Santa Ana que es nuestra protectora, que es nuestra abuela que nos cubre con su manto, como digo. En la familia tenemos la abuela, que es el corazoncito de la familia, entonces Santa Ana lo es para nosotros, porque es la abuela de Jesús”, graficó.

En relación a los objetivos de la escuela, su directora planteó “la formación como persona, que se pueden desenvolver en la vida, que sean críticos, que aprendan a desarrollarse como persona, pero principalmente les decimos que sean respetuosos. Queremos que nuestros alumnos se distingan por eso; por el respeto, por el cariño, por el amor que tienen hacia la familia”, respondió ante la consulta de UNO, y aclaró que “en estos momentos tenemos familias que se han dividido, como pasa en la sociedad. Pero asimismo mamá y papá siempre están presentes. Es lo que buscamos: el amor y el cariño a la familia”. 

Entre las particularidades de Santa Ana, también está que la mayoría de los docentes son exalumnos. “Siempre decimos que tenemos el ponchito de Santa Ana puesto y amamos nuestra escuela, eso es fundamental”.

***
Desafíos

“Los desafíos son diarios, porque la escuela se solventa con lo que los papás abonan en sus cuotas”, planteó Arduino, al recordar que no hay aportes estatales para el mantenimiento edilicio o materiales de los alumnos. “Santa Ana es una casa grande que hay que pintar, arreglar modificar todos los años, y trabajamos arduamente, junto con la Unión de Padres, que organiza permanentemente eventos.

Sin embargo, en materia de infraestructura, la comunidad tendrá motivos para festejar. Luego de muchos años –el predio había sido adquirido en 1999– se pudo concluir el polideportivo, o Salón de Usos Múltiples, de aproximadamente 500 metros cuadrados, casi frente a la escuela. Cuenta además con un entrepiso con una capacidad para 200 personas.

***
Números

10 fueron los alumnos de la primera promoción de la Primaria, en 1974.
487 la matrícula de la escuela Primaria, que funciona por la mañana y la tarde.
1982 año en que se creó la escuela secundaria, en una gestión del padre José de Cuyper.

Comentarios