Clínica España
Jueves 11 de Agosto de 2016

La Clínica España ya lleva cuatro meses sin pacientes

Posibles inversores recorrieron las instalaciones y creció la expectativa por su nueva apertura

El 10 de abril fue la última vez que fue atendido un paciente en la Clínica España de Paraná y ya van cuatro meses. Los trabajadores –más de 70 familias– continúan con la medida de fuerza, con la toma del edificio. Reclaman por sus salarios, pero también por una nueva apertura del sanatorio y la posibilidad de sostener sus puestos laborales. Un nuevo inversor interesado recorrió las instalaciones el lunes y crecieron las expectativas.

El segundo grupo inversor interesado en la clínica recorrió el lugar esta semana. Hubo una empresa primera que desistió poco tiempo después de manifestar su intención de hacerse cargo del sanatorio. Pero al parecer había otra opción y ahora, a juzgar por las observaciones de los empleados, la cosa está marcha.

"Estos inversores quieren cerrar el contrato y necesitaban recorrer el lugar para ver las modificaciones que deben hacer. Tienen la intención de arrancar de cero, con otro nombre y todo", dijo a UNO Germán Martínez, vocero de los trabajadores.

El recorrido que realizaron los nuevos interesados en abrir la clínica, fue con una arquitecta. Desde el inicio de la toma del establecimiento, los empleados se propusieron cuidar las instalaciones al máximo, mantenerlas limpias y en condiciones para preservar la fuente laboral lo más posible.

"Se cumplen cuatro meses del último paciente que tuvo la Clínica España, se hizo larga la lucha, pero nunca bajamos los brazos, sabíamos que esto iba a tener solución", agregó.

Los trabajadores todavía no cobraron los meses y aguinaldos adeudados. Pero uno de los juicios que iniciaron puede llegar a buen puerto en lo que queda de esta semana, por lo que se mantienen expectantes con esta posibilidad.

A pesar de las noticias positivas, Martínez fue cauto. "Con la primera empresa inversora venía todo muy bien y se cayó, en dos días nos dijeron que no. Fue un bajón terrible para nosotros, pero el gobierno tenía un plan B y ahora hay otro grupo inversor que es con gente de Paraná y de Buenos Aires", dijo Martínez pero no aportó mayores precisiones ni el nombre de la empresa. Agregó: "Quieren cerrar el tema del alquiler del establecimiento porque el inmueble estaba en juicio, no sabían que estaba en concurso. Parece que el inmueble vuelve al Centro Clínico y acordarán con ellos que eran los antiguos dueños".

Además ayer vencía el plazo para el pago de las boletas atrasadas de luz, por lo que estaba previsto el corte del suministro en el establecimiento. Sin embargo, los empleados hablaron con Enersa y explicaron la situación. Frente a esto, la empresa decidió mantener la energía eléctrica. Según contó Martínez, la deuda asciende a unos 50.000 pesos. "Pero bueno, por ahora no la van a cortar. Creemos que en un mes y medio los inversores deberían resolver la reapertura, esperamos que sea lo antes posible. Apenas cierren el contrato de alquiler, que creemos que será esta semana, sabremos con más precisión cuándo la clínica volverá a abrir sus puertas", remató.

Ya van cuatro meses en que estos 70 trabajadores decidieron realizar un reclamo y una lucha que luego incluyó la toma de la clínica, donde se turnan para estar presentes las 24 horas. El 31 de mayo fue el cierre oficial del establecimiento.

Comentarios