La Provincia
Miércoles 18 de Noviembre de 2015

La Casa del Joven atiende más de 300 historias clínicas en Paraná

En la institución de salud mental hablaron de los nuevos desafíos que tienen a diario. El jueves 26 harán la fiesta de fin de año. 

La Casa del Joven de Paraná funciona desde hace 27 años. Con el paso del tiempo y los cambios culturales y sociales surgieron nuevas inquietudes, problemáticas y desafíos que son atendidos en 9 de Julio 444. UNO habló con integrantes de la institución de salud mental quienes coincidieron en que el objetivo que persiguen es equiparar oportunidades. 

Claudia Bottegal, licenciada en Psicología y directora de la Casa del Joven, dijo que los tratamientos, intervenciones y dispositivos que realizan multiplican la cantidad de consultas, y agregó: “Hoy podemos decir que tenemos un promedio, con abordajes de la institución,  de entre 300 y 400 historias clínicas de jóvenes”. 

Junto a Fernanda Stefoni y Laura Ríos, integrantes del equipo de trabajo, Bottegal explicó que también reciben interconsultas de otros departamentos de la provincia, y que en Entre Ríos no hay otro lugar con las características de la Casa del Joven. En la institución, la salud mental no solo es pensada desde la problemática en sí, sino desde el lugar por donde transita el joven como la escuela, el centro de salud, su comunidad o el barrio. “Las problemáticas que antes se presentaban a los 18 años, hoy comienzan a darse a los 13”, dijo Bottegal. Entre otras, mencionó a las dificultades en la relación con los padres, con la ley, con la escuela, y en cuestiones de violencia o entre pares. “Antes eran problemáticas que se presentaban a los 16, a los 17 años. Tiene que ver con cómo es mirada la infancia y la adolescencia, y es cultural porque los tiempos se aceleran, se crean figuras que los representan como adultos y donde se espera de los chicos una respuesta y un entendimiento como tales”, agregó.  

Habló también de que hay ciertas expectativas de que el joven pueda resolver sus cuestiones como si tuviera otra edad mayor. “La figura que los representa como adultos también se corre del lugar esperado donde a veces se trata de alguien que no ha podido transitar experiencias de infancia. Así se corre la autoridad como sostén. Los padres llegan a la institución y no saben si hay que poner un límite con firmeza, con autoridad o de manera autoritaria”, dijo. 

Stefoni, por su parte detalló la función de los talleres que desarrollan en la Casa del Joven y su importancia: “En ellos pueden crear vínculos más complejos junto a otros en situaciones similares, pero no idénticas, y eso promueve a la salud”. Así, llevan adelante actividades recreativas y otras ligadas a intervenciones frente a problemáticas determinadas, como el encuentro Historias del Pan en el que asisten chicos que están en conflicto con la ley.  

“Hoy hay diversidad de problemáticas. No se puede pensar la salud mental sin el concepto de derecho. Los dispositivos que se suman y se piensan, tienen que ver con esta lógica. Tenemos por ejemplo, una imprenta que fue un logro y generó la posibilidad de crear un espacio para que ellos puedan transmitir desde la escritura lo que les pasa y lo que piensan”, destacó Bottegal. 

Contaron que frente a los desafíos, la salud mental no está pensada solo desde la patología, sino desde la posibilidad de generar un espacio para transitar los obstáculos que los jóvenes tienen.  

Un espacio para la consulta

La Casa del Joven aborda las problemáticas de aquellos que tienen entre 13 y 21 años. Es un espacio de alojamiento, no de residencia, donde padres, hospitales, centros de salud, escuelas, y los mismos chicos, llegan por consultas e inquietudes.

Allí pueden acceden a diversos dispositivos grupales y tratamientos individuales e institucionales entre otros diferentes modos de abordar la situación por la que atraviesan, desde la salud mental. 

Festejarán con intervenciones artísticas

Encuentro. Brindan la posibilidad de compartir experiencias. Foto Gentileza: Casa del Joven 


El jueves 26 realizarán la Fiesta de Fin de Año en la Casa del Joven. La actividad tiene como objetivo dar un marco final a las propuestas realizadas en los diferentes espacios que funcionan allí. Habrá intervenciones artísticas y culturales y, al cierre, la actuación de Pegó en el Palo.

El Encuentro de Música y otras Expresiones Artísticas comenzará a las 19 y será en el frente de la institución de 9 de Julio 444 de Paraná, para ello cortarán la calle. Habrá una muestra de los diferentes dispositivos que llevan adelante, como los talleres de música, danzas, panificación y cerámica. Además,  habrá una intervención a cargo de la Escuela Municipal de Circo, clase abierta de capoeira, danzas árabes y el gran cierre musical. Durante la fiesta, además, se conocerán los nombres de los ganadores del Concurso de Cuento Breve y Dibujo Humorístico titulado Nosotros, los Jóvenes, del que participaron adolescentes del Departamento Paraná. Este concurso es una iniciativa organizada por Casa del Joven desde 2004 y persigue el objetivo de invitar a los chicos a que puedan compartir sus ideas a través de un dibujo o una obra literaria.

La Fiesta de Fin de Año es una instancia recreativa y de encuentro con el otro, en la que se invita a participar a todo el personal de Casa del Joven, los jóvenes usuarios y los vecinos de Paraná, en la búsqueda de estrechar lazos con la comunidad. 

Laura Ríos, integrante de La Casa del Joven, contó a UNO sobre el conjunto de actividades que realizarán e invitó a otras instituciones para compartir el momento que vivirán ese jueves. 

Casa del Joven es una institución pública, dependiente del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia y la Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud. 

El objetivo de equiparar oportunidades 

Fernanda Stefoni, psicóloga e integrante de la Casa del Joven, dijo que la tarea que realizan persigue el objetivo de equiparar oportunidades. “Los problemas con los que nos encontramos son independientes de la procedencia de cada joven. Pero sí damos prioridad a chicos que no tienen obra social y le garantizamos una atención y un abordaje frente a las necesidades con las que llegan; Se les garantiza el acceso”, remarcó. 

Además de los talleres con los que trabajan las diversas problemáticas, Claudia Bottegal, directora de la Casa del Joven, agregó que la apuesta es integral y que frente a términos psiquiátricos cuando corresponde, el chico sea acompañado según su necesidad específica y se le garantiza, por ejemplo, la medicación si está en un tratamiento.
 

Comentarios