Atlético Paraná
Sábado 05 de Noviembre de 2016

La bronca por tropezar con la misma piedra

Darío Ortiz indicó que la derrota que Paraná sufrió en La Paternal fue similar a la de ante San Martín.

En historias cerradas los detalles pueden marcar diferencias. Atlético Paraná resignó varias unidades por aspectos específicos. El Decano supo sacar provecho en jugadas preparadas gracias a la buena pegada de algunos de sus jugadores. Esto le permitió festejar la victoria en su visita a Crucero del Norte, a quien le facturó dos conquistas en una jugada que comenzó en un tiro de esquina y en otra acción que nació a través de un tiro libre. La pelota parada también lo llevó a alcanzar la paridad transitoria ante Sportivo Estudiantes de San Luis.

Más allá de la capacidad que exhibió para anotar con esta herramienta, sufrió horrores las pelotas parada en defensa. Esta vía fue capitalizada por distintos rivales. Lo lastimó con balones detenidos. Esto provoca la impotencia de jugadores del Rojiblanco y del entrenador Darío Ortiz. El Indio no desnudó su fastidio por haber sufrido un nuevo traspié por haber tropezado con la misma piedra.

"El partido ante Argentinos era para un empate. Nos pasó como ante San Martín de Tucumán, donde nos hacen un gol de pelota parada que está súper trabajado. Me da lástima por el esfuerzo que hicieron los jugadores. Debe ser la primera vez que Argentinos no crea tantas situaciones de gol, pero en las pelotas quietas tenemos que marcar", se lamentó el DT.

El elenco de barrio San Martín no le está encontrando la manera de contrarrestar estas maniobras. "Me da bronca porque somos un equipo altísimo", señaló Ortiz. "Son distracciones. No pasan por un planteo. Si nos ganan por un gol bien elaborado, bueno. Pero que nos ganen con una pelota parada nos deja con una calentura enorme", confesó.

El Indio mencionó que en Pergamino realizó una variante para intentar neutralizar al rival en este argumento, pero que el mismo no brindó los resultados esperados. "Contra Douglas Haig marcamos hombre a hombre y nos cabecearon durante todo el primer tiempo. En el segundo cambiamos a zona y no nos cabecearon más. Estoy todo el día en esto. Cuando llego a casa miro de nuevo los partidos. Pasa por el protagonista. No podemos ser tan disperso en las pelotas quietas", se quejó.

Contra los jueces. En la continuidad de su relato, el DT mendocino dejó en manifiesto su malestar con la performance de los jueces que dirigieron los últimos encuentros que disputó el Decano. "Es vergonzoso lo que le hacen al nueve nuestro (en referencia a Felipe Cadenazzi) que recibe 200 patadas y en la primera infracción que comete es amonestado. El central de Argentinos le habrá realizado seis infracciones a Cadenazzi y no recibió la tarjeta amarilla, y en cambio cada foul nuestro es amarilla. Contra Douglas terminamos con siete amonestados, un penal y tres expulsados. No me quejo, pero estoy cansado de que me cobren penales en contra", disparó.

Más allá de los flojos arbitrajes, Ortiz reconoció otras falencias que deberán saldar en lo inmediato para salir a flote y superar este mal trance. "Nuestra cuenta pendiente es de local y tenemos que remediarlo. De visitante hicimos partidos parejos en los que hemos ganado y perdido. Pero de local tenemos que ganar como sea. Y vamos a tener que hacer pesar la localía. Reclamando todos si al nueve le pegan, reclamar los penales. Ser más vivos en ese lado. En el juego hemos superado muchas veces al rival, pero no podemos hacer pesar la localía desde ese aspecto", aseveró.

Mira más allá. La seguidilla de resultados negativos no lo llevó a la desesperación. Ortiz confía en sus jugadores. Por eso interpreta que no ingresarán en un pozo anímico. "Nos hemos preparado para 46 fechas. Los jugadores terminaron muy calientes por un montón de cosas que vemos dentro de la cancha. No pueden hablar, porque si no son amonestados o expulsados. Pero también tenemos que mejorar la defensa en pelota parada. Tenemos jugadores que trabajan muy bien en esas situaciones. Estoy muy enojado con eso porque es responsabilidad mía porque le he buscado la forma y no nos pueden hacer gol", insistió.

A su vez, el entrenador mencionó que no deberán jugar relojeando la tabla de los promedios, más allá de encontrarse en zona de descenso. En este sentido, Ortiz indicó que la óptica deberá ser más profunda en barrio San Martín. "No tenemos que mirar la tabla, sino el funcionamiento. Tenemos que meter en el arco adversario las situaciones que generamos. No hay otra alternativa. Esta categoría es muy amarreta, hay varios partidos con marcadores cerrados", concluyó.


Uno solo a disposición

Uno solo de los tres jugadores que fueron expulsado el sábado en la derrota ante Douglas Haig de Pergamino podrá estar a disposición del entrenador de Atlético Paraná, Darío Ortiz. Se trata del lateral Facundo Quiroga, quien recibió una fecha de suspensión.

El defensor cumplió su sanción el miércoles ante Argentinos Juniors. De esta manera, retornaría al 11 inicial del Decano cuando enfrente el lunes a Villa Dálmine, por la 13ª fecha de la Primera B Nacional. Por su parte, Pablo Lencioni y Ricardo Stechina deberán esperar. El volante fue sancionado con dos jornadas.

De esta manera purgará la suspensión el lunes y estará habilitado para el choque ante Brown de Adrogué. Stechi fue penado con tres juegos y podrá regresar ante Brown de Madryn.


Comentarios