A Fondo
Viernes 09 de Enero de 2015

La basura en los pueblos chicos y en la capital

Javier Aragón / Jefe de Redacción de UNO
 jaragon@uno.com.ar

 

 

Por cuestiones de salud de mi padre tuve que pasar 48 horas en Libertador San Martín, una población pequeña que vive pensando en el Sanatorio Adventista del Plata. Lo que más me llamó la atención fue el grado de limpieza, orden y parquización de las viviendas y en la ciudad que se expande a paso seguro. Un proceso similar observé con sus diferencias, en Crespo y varias localidades de Paraná campaña, como otras del interior.


En una de las tantas idas y venidas desde Paraná hacia Libertador, el domingo pasado a la mañana, visualicé como el conductor de esta capital en una camioneta Amarok estaba tirando varias bolsas de residuos en un terreno a la altura del kilómetro cinco y medio.


La primera pregunta es saber si la gente del interior de la provincia es menos mugrienta que la de Paraná, donde la basura va tomando algunos sectores de la ciudad.


Más allá de las posibles críticas a la gestión municipal o a los trabajadores de la comuna por no cumplir con un servicio adecuado de recolección de limpieza, el tema es como dicen algunos slogans: no se trata de limpiar más, sino de ensuciar menos.


Ejemplos de que la falta de conciencia, desaprensión y desinterés de la población a la hora de cuidar el aspecto limpieza sobran, pero no es menor el dato de que los sectores que más atentan contra el orden y la higiene de la comunidad son, en su mayoría, los del centro de Paraná.


Lo que voy a decir a continuación es histórico y es la opinión de los trabajadores de Limpieza que cumplen tareas en el centro; son los que sin tener feriados ni fines de semanas, deben estar para dejar en “condiciones” esa parte de la capital. “La gente que vive dentro de los bulevares y en especial en el microcentro, son los que más atentan contra la misma ciudad, son a los que se les labran las multas por sacar la basura en los horarios y días no autorizados”, destacó uno de los coordinadores de la Unidad Municipal Nº 1. En esa línea recordó que en la Peatonal, como en las adyacencias, a algunos comerciantes y vecinos les importa muy poco cuidar el orden y la limpieza, por lo que siempre cumplen con la premisa de no dejar los residuos dentro de los comercios o las viviendas hasta el día de la recolección habitual.


Es más que cansador, para ellos, multar a una exfuncionaria que vive a metros de la Peatonal y que todos los fines de semana deja sus regalos de botellas de vinos y espumantes con las sobras de opíparas comidas en las bolsas de un conocido supermercado del parque nuevo.


Es fácil cuestionar a la clase media, o bien los vecinos que viven en los barrios y catalogarlos de mugrientos, cuando en verdad, el servicio de recolección se debe realizar de modo ininterrumpido en el centro ante la cantidad de bolsas de basura que los calificados vecinos dejan.


Habrá que ajustar y mucho en el funcionamiento de la Municipalidad, pero lo que se deberá hacer es un mea culpa de lo poco que cuidamos a Paraná.


¿Por qué en Libertador, Crespo, Galarza, Cerrito, Viale, Ramírez, Federación, Colón y otras ciudades pueden? Por los intendentes, por los trabajadores, por la población, por la raza, la religión, vaya uno a saber, lo cierto es que la mejor imagen que tienen es la ausencia de montañas de basuras llenas de moscas o perros alimentándose a los costados.


Será más fácil organizar la limpieza en una ciudad de 30 cuadras, puede ser, lo que sí es para analizar porqué la propia población, más allá de los colores políticos, prefieren mantener bellos sus frentes y no optar por tirar la basura en el primer terreno que encuentren a mano o directamente en los arroyos, tal como ocurre en esta capital.


Uno cree que está en otro mundo al llegar a esas comunidades donde el pasto está cortado en los ingresos a las viviendas que podrán ser más o menos humildes.


Una mujer anciana que vive a unas cinco cuadras del sanatorio en Libertador me dijo: “Soy una jubilada nacional, no sé si soy pobre, lo que sí me enseñaron mis padres y mis vecinos es que debo ser limpia y no ensuciar”.

 

 

Comentarios