Ovacion
Lunes 18 de Enero de 2016

La ansiedad y un rival preciso lo frenaron

Echagüe peleó desde abajo, pero no le alcanzó para vencer al líder Villa Ángela, en Paraná. Cayó por 80 a 73. 

Sebastián Gálligo/Ovación

Echagüe jugó un partido incómodo, rápido e intenso. Y se apresuró en momentos clave ante un rival muy fino y efectivo, uno de los mejores. Por eso perdió anoche en Paraná ante Villa Ángela por 80 a 73 por el TNA. Cortó una racha de tres triunfos seguidos en el Luis Butta en lo que fue su 21ª presentación. 
La visita corrió la cancha y así lastimó en los primeros 5’. La salida rápida no pudo ser neutralizada a pesar de la intensidad y la velocidad en el retroceso. Ademas la efectividad fue una gran virtud, sobre todo cuando la bola pasó por Prowell, autor de 11 puntos en el chico 4/5 en tiros de campo. Sin embargo la máxima diferencia no fue superior a los 6 puntos en el parcial que terminó 21-17. Porque Echagüe fue agresivo de piernas con un Ruiz Moreno picante y tuvo carácter para suplir las limitaciones ofensivas tomando rebotes (5/18 en tiros de dos puntos). 
El ingreso Matías Stival le dio aire fresco y gol. El DT local Echagüe Ignacio Barsanti planteó presión más arriba y la intensidad frenó el goleo notablemente. Los chaqueños jugaron una ofensiva más forzada y logró pasar al frente en algunos pasajes sin dominar con claridad. Pero sobre el cierre abusó de los tiros externos. Un recurso bueno cuando rotó bien la bola, pero con falta de efectividad (terminó el primer tiempo con 27% de efectividad en tiros de tres puntos). Ese déficit agrandó al rival, que cerró la primera mitad arriba. 
Villa Ángela se cerró bien en defensa y aprovechó los cortes en primera línea y los rebotes para correr la cancha. Así llegó con más facilidad al aro. También se potenció por el trabajo de Zago en el poste bajo. Y llegó a sacar 9 puntos en el parcial. Descontó con un par de Ruiz Moreno, pero a pesar de sentir el desgaste Villa Ángela encontró de nuevo una buena diferencia desde la efectividad.
La ansiedad por convertir lo llevó a cometer errores. Tomó tiros de manera apresurada y cuando la bola se movió limpia careció de precisión. La diferencia fue mayor en el inicio del último cuarto. Con el ingreso de Carnovale y dos triples en serie se metió en partido con 6’ por jugar 69-62. Ese impulso y el aliento de la gente le dio coraje para meter un parcial 11-0 para quedar a un punto. 
La visita cortó la sequía con un triple salvador de Prowell. Echagüe perdió el control nuevamente y la ansiedad le jugó una pala pasada. Erró y quedo desbalanceado, pero tuvo otra oportunidad. Con 40” se puso a tres puntos. Villa Ángela movió la bola por todo el perímetro y Cequeira le dio el golpe de gracia con un triple. 

Comentarios