Casamiento Messi Roccuzzo
Viernes 30 de Junio de 2017

La alfombra roja de la boda de Messi se iluminó con las estrellas del fútbol internacional

El delantero camerunés, que jugó junto con el crack argentino, fue el primero en aparecer en la alfombra roja. Lo siguió el actor Nicolás Vásquez y su esposa, la encantadora Gimena Accardi. Después pasaron sus compañeros en el Barsa y también el Pocho Lavezzi y el Kun Agüero.

La alfombra roja fue un agregado de último momento. Un bonus track, como se dice en la industria de la música. Se decidió un poco por presión de la prensa y otro, por los invitados, que no querían perderse los cinco minutos de fama que les iba a regalar la boda del año.

Samuel Eto'o y su esposa, fueron los primeros en aparecer sobre la carpeta extendida frente al sector asignado para el periodismo, con un estilo parecido al de la zona mixta de los vestuarios de los partidos de fútbol, más que al de un evento protagonizado por estrellas de Hollywood.
Unos minutos después lo siguió el actor Nico Vázquez, quien tiene estrecha relación con la pareja, se acercó al enjambre de periodistas que cubren el evento. Lo hizo junto a su esposa, la encantador Gimena Accardi, quien lució un vestido negro con transparencias, elegante y sexy.
nico.jpg
Nico Vázquez con Gimena Accardi.
Nico Vázquez con Gimena Accardi.
Hubo que esperar poco y nada para ver a los excompañeros de Leo en el Barcelona y grandes amigos del futbolista. Primero, Cesc Fábregas, con un traje gris con alas de ángel bordadas en la espalda y de la mano de su esposa, quien lució un vestido de largo de pana azul oscuro y una sonrisa amplia y alegre.
De inmediato, apareció Xavi Hernández, el más amable de los extranjeros que desembarcaron en la ciudad, también acompañado de su mujer, quien optó por un look menos impactante: un vestido largo gris y con vuelo. Ambos saludaron de lejos y hasta intercambiaron una palabra con el periodismo.
El trío se completó con Carles Puyol, emblema del Barcelona más ganador que integró Leo, quien conserva la melena larga y ensortijada con la que tenía en sus tiempos de jugador. Su esposa lo opacó, rubia, exuberante y con un vestido color marfil y los labios rojo fuego acaparó todos los flases y los elogios.
Los seis se reunieron frente a los fotógrafos y se dejaron tomar fotos juntos, como en los tiempos en los que posaban antes de los partidos del equipo catalán. Sonrieron y estuvieron a punto de arrodillarse. No lo hicieron. Mantuvieron la etiqueta que demanda el glamour del acontecimiento.
españoles.jpg
Los más esperados eran los argentinos. Es más, se dudaba si iban a acceder al protocolo de la alfombra roja. Gran error, aparecieron. Con cuentagotas, pero caminaron por la larga pasarela de la "red carpet". El primero fue el Pocho Lavezzi, canchero, sonriente, hizo una pasada silenciosa, pese a los pedidos de los periodistas.
alfombra roja Barcelona
Se detuvo solo un momento para dejar que su pareja, la modelo Yanina Screpante, se dejara acariciar por los flashes. La joven, alta, delgada y con el pelo rubio cayéndole sobre los hombros, se lució con un vestido negro, largo y con volados que le realzaba las formas voluptuosas.
pocho.jpg
Pocos minutos después apareció Sergio Agüero, acompañado por "La Princesita" Karina, y hubo un instante de excitación. Por un momento, se esperó que se acercaran a saludar, pero no lo hicieron. Es más, el Kun se dio vuelta tan rápido para marcharse que casi hace tropezar a su pareja.
La cantante tropical, que será una de las cantantes que animará la fiesta, rompió el molde con su atuendo. Lució una falda larga negra, no un vestido, y un top de encaje que le dejaba ver la espalda. El atuendo realzaba su cabellera rubia y, claro está, su sonrisa, un imán irresistible.
aguero.jpg
Sergio Agüero y la Princesita Karina.
Sergio Agüero y la Princesita Karina.
La expectativa de la gente, tanto la que se agolpó frente a las puertas del City Center como la de la que sigue las alternativas de la celebración a través de los medios y las redes sociales, es que los invitados VIP a la boda se dejen ver, pero que lo hagan o no depende solo de ellos.

Comentarios