Espectaculos
Lunes 04 de Enero de 2016

Kapanga vuelve a las bateas más roquero y sin perder su estilo

La banda de Quilmes, que lanzó su álbum en sintonía con sus veinte años, incluyó ritmos pop y tangueros, sin olvidar el clima festivo.

Kapanga regresó a las bateas con "Motormúsica", flamante álbum del quinteto que muestra a través de una docena de canciones una mayor inclinación hacia el rock, acompañado por un amplio abanico sonoro y aires poperos, y refleja la experiencia y maduración del sonido que fue construyendo la banda oriunda de Quilmes desde su creación en 1995. El grupo, que celebró sus veinte años, lanzó el último día de 2015 y como parte de los festejos, el video oficial del disco.

El quinteto está liderado por Martín "Mono" Fabio, en voz, y se completa con Miguel "Maikel" De Luna Campos, en guitarra; Javier "Memo" Manera, en bajo; Claudio Maffia, en batería y Mariano "Príncipe" Arjones, en teclado.

Este noveno trabajo discográfico es el primero, en las dos décadas de trayectoria que Kapanga lleva en el circuito de la música, en ser elaborado de forma autogestiva con la entera producción artística de El Chávez y "Maikel", excepto en la canción "Mis amigos", cuya producción estuvo a cargo de Martín Lorenzo, de los Auténticos Decadentes.

El álbum comienza con la canción que lo titula, "Motormúsica", popera y pegadiza. El riff rockero que introduce a "Es lo mismo", tercera pieza del disco, convive con el ritmo cuartetero que predomina a lo largo de la canción, con algunos toques ska y cuotas metaleras de la mano de la guitarra de "Maikel".

Si bien las canciones de Kapanga siempre se asociaron a la diversión por su ritmo festivo y las más populares resultaron así las más fiesteras, los temas de Kapanga y más los que escapan a esa taxonomía, siempre tienen un mensaje para compartir.

La cuarta canción, "Descarte", que coquetea con el funk, el pop y aires de rap, cuenta con la colaboración en voces de Guido Ruggiero y Tomás Bacigaluppi, de Lo' Pibito, y en "Gauchito Gil" se logran condensar casi dos minutos de ese rock enérgico que obliga a mover la cabeza.

"El arte de mentir" es una postal cuartetera de Kapanga, que linda el pop y si hay una canción para bailar es "Mis amigos". Delineando con la voz una suerte de tango está "Tango driver". El cierre del disco está a cargo de "SPM", compuesta por todos los miembros de Kapanga y que le regala a la mala suerte un canto irónico y con humor.

Comentarios