Ovacion
Domingo 17 de Abril de 2016

Juventud Unida festejó en Alta Córdoba

Juventud Unida consiguió su segunda victoria consecutiva al derrotar como visitante a Instituto de Córdoba, 1 a 0 por la 12 fecha del Torneo de Primera B Nacional. El tanto de los vencedores fue anotado por el delantero Gastón Ada a los 45 minutos del primer tiempo. 

Con este resultado el equipo de la provincia de Entre Ríos alcanzó los 18 puntos en el certamen y se ubicó en el lote de arriba, a siete unidades del puntero Talleres de Córdoba. Por su parte, Instituto sigue sin levantar cabeza, sufrió su cuarta caída en fila y quedó con 11 puntos en la parte baja de la tabla de posiciones.
Fue el conjunto local el que tomó el protagonismo del juego en los minutos iniciales, y encontraba salida precisa desde el fondo por intermedio del lateral izquierdo Emiliano Endrizzi, que subía con criterio e intentaba juntarse con los delanteros Mateo García y Federico Vázquez, pero éstos no gravitaban cerca del arco visitante, que no sufrió mayores riesgos en la etapa inicial.
Con el correr de los minutos los entrerrianos emparejaron las acciones gracias a una buena labor de Diego Armando Barrado, que era quien más complicaba a la defensa ?albirroja? y de a poco comenzaba a llevar peligro cerca del arco rival. La presión de Juventud Unida dio réditos cuando se disputaba casi media hora de juego, porque tras un error del defensor local Julián Illanes la pelota le quedó a Fabricio Lenci, pero el delantero fue derribado por Guido Mainero y el árbitro Pablo Dóvalo sancionó penal.
Sin embargo, el propio Lenci desperdició la gran chance al elevar su remate por arriba del travesaño. Tras esa acción los dirigidos por Norberto Acosta se instalaron decididamente en el campo de la ?Gloria?, y de tanto ir abrieron el marcador con el gol de Ada, que aprovechó un nuevo error local y acomodó la pelota lejos de Lucas Hoyos cuando se terminaba el primer tiempo, para irse al vestuario con el 1 a 0 a favor.
Con más corazón que buen juego fueron los dirigidos por Héctor Rivoira a buscar la igualdad en el complemento, pero la falta de claridad en los últimos metros hizo que se chocaron una y otra vez con la defensa visitante, que no mostró fisuras y solamente sufrió alguna mala pasada con las pelotas paradas. Fue Mateo García el único jugador en mostrar algo diferente en la ?Gloria?, pero el juvenil delantero no pudo solo y falló en la definición en las dos oportunidades más claras que dispuso su equipo para ganar el encuentro.

Comentarios