Gustavo Bordet
Miércoles 24 de Agosto de 2016

Junto a Urtubey, Bordet remarcó que la etapa del kirchnerismo terminó

En Paraná, ambos gobernadores coincidieron en la necesidad de una reforma electoral y de salir de la lógica de la confrontación como mecanismo de construcción política.

El gobernador Gustavo Bordet recibió este miércoles en la Casa Gris a su par salteño, Juan Manuel Urtubey, con quien coincidió en la necesidad de instrumentar una reforma electoral a nivel nacional, que incluya el voto electrónico, y de salir de la lógica de la confrontación como mecanismo de construcción política.

En una conferencia de prensa ofrecida en el Salón de las Mujeres Entrerrianas de Casa de Gobierno, el mandatario salteño destacó lo ventajoso que resultó en su provincia la instrumentación del voto electrónico. "Tuvimos una muy buena experiencia que nos permitió en una provincia con complejidades sociales, culturales, geográficas y demás romper el mito que innovar en materia de sistemas electorales es imposible en la Argentina. Todo lo contrario", indicó.

Además, sostuvo: "Es un dato de la realidad que a nivel del Congreso Nacional se está debatiendo una ley que pretende impulsar el sistema para toda la Argentina. Yo estoy trabajando incansablemente para avanzar en eso porque creo que en Argentina hay que romper con la intermediación de todo un sistema político que lo único que hace es alejar al representante de sus representados, Hay que ser más transparente y creo que los grandes partidos como el nuestro, el Partido Justicialista, no puede ganar una elección porque tiene más aparato político que otro. Tiene que ganar porque está más cerca de la gente y la única forma de hacerlo es igualar condiciones para todos".

Al respecto, Bordet compartió lo dicho por Urtubey y expresó: "Tenemos que alinearnos hacia una reforma política de manera decidida. No podemos repetir la experiencia de las últimas elecciones donde en las primarias se demoraban entre 3 y 5 minutos por cada voto, donde había cerca de 70 boletas y donde quien resulta electo en definitiva queda deslegitimado porque no representa cabalmente lo que el elector decidió votar".

"En este sentido hay que mejorar la calidad democrática e institucional en nuestra provincia y en el país. Nosotros estamos acompañando una reforma política y consideramos que el voto electrónico es una herramienta muy importante para transparentar los procesos electorales y ganar en calidad democrática", enfatizó.

Mirada común

Por otra parte, Urtubey hizo mención al "enorme afecto que siento hacia mi colega gobernador y todo el enorme trabajo que están haciendo en la provincia". Además afirmó: "Tenemos una mirada común, la necesidad de salir de la lógica de la confrontación como mecanismo de construcción política. Lo que queremos es que a la Argentina le vaya bien porque a los argentinos les tiene que ir bien y en ese marco, después vendrán las ideas de construcciones políticas. En lo personal y estando a nueve meses de que asumió el nuevo gobierno y faltando gran parte de la gestión y con los problemas que hay, el acento hay que ponerlo en eso. La única diferencia que estoy viendo en los diferentes sectores de la política y en nuestro propio partido es que muchos pensamos que, más allá de las diferencias tenemos que ayudar todo lo que podamos para que le vaya bien. Otros tienen una mirada distinta. Si eso después se traduce en construcciones políticas y demás, a mi juicio hoy, es ciencia ficción para dentro de un tiempo. Para mí lo importante es contribuir a que nos vaya bien a todos".

El gobernador de Salta sostuvo que "al Peronismo lo debe conducir la gente. En términos nacionales, venimos de la peor derrota electoral de nuestra historia, no porque hayamos perdido por más o menos votos, sino porque el peronismo fue desplazado del poder de gran parte de las administraciones provinciales". Y añadió: "Entre Ríos y Salta, junto con Tucumán somos los distritos más grandes en donde ha ganado nuestro partido. Para nosotros está bueno pero también demuestra que en los principales distritos de la provincia nos hemos quedado sin conducción. Eso hay que arreglarlo de abajo para arriba. Y probablemente tengamos una conducción en el año 2019, cuando algunos de los nuestros pueda plantear una alternativa superadora. En el mientras tanto lo que tenemos que hacer es recrearlo de abajo para arriba. No hay una conducción de arriba para abajo hoy en nuestro espacio".

Afirmó que de lo que se trata es de "revalidar títulos, de la necesidad de que nosotros podamos cumplir con nuestra función y tarea, que es lo más importante. La discusión de la política es interesante pero nosotros tenemos la responsabilidad de gobierno, tenemos que gestionar. Y uno revalida su título en la sociedad gestionando bien. Eso tenemos que hacer cada una de las provincias argentinas. No hay que tener miedo a que las cosas vengan de abajo para arriba. Nos ha ido mal cuando la cosa se conducen de arriba para abajo".

El mandatario salteño fue consultado por las elecciones legislativas del año próximo y la influencia que los resultados tendrán sobre la conducción nacional. Al respecto expresó: "La elección es nacional pero lo que se elijen son representantes de las provincias, de los pueblos de la provincias. Por lo cual no se puede totalizar una conducción nacional. En Entre Ríos la gente seguramente si bien va a evaluar la política nacional, van a votar pensando en la de acá, lo van a hacer también en Salta, en La Pampa, en provincia de Buenos Aires en la ciudad de Buenos Aires. Desde el interior nosotros nos quejamos mucho del centralismo, y muchas veces nuestro análisis también somos centralistas, porque evaluamos la clave de la elección de buenos aires como la elección nacional. No. Es una elección de los bonaerenses o de los porteños, que van a resolver entre ellos. Nosotros en cada una de nuestras provincias vamos a resolver por nosotros".

Bordet, en tanto, coincidió con su par de Salta y afirmó: "Tenemos un denominador común de pertenencia en el partido justicialista en el momento que nos toca ser oposición donde lo planteamos de una manera seria, responsable y garantizando que el gobierno nacional pueda llevar adelante su propósito, pero también marcando los errores y nuestras críticas cuando consideramos que las cosas están mal".

"Creo que es un ejercicio que los peronistas debemos realizar para poder llevar adelante nuestras gestiones y tener esta convivencia cuando nos toca ser oposición. Es uno de los primero desafíos que se nos presenta, entendiendo como lo manifestó Juan Manuel que es necesario articular políticas públicas entre el gobierno nacional, la provincia y los municipios porque si al gobierno nacional le va mal, le irá mal a la gente, y nosotros gobernamos justamente para que haya bienestar para nuestro pueblo y nuestra gente", sostuvo el gobernador de Entre Ríos.

También agregó: "Dentro del justicialismo hay una etapa superada que ha concluido este 10 de diciembre, y hay una etapa nueva que se abre y se necesita reinsertar, recuperar muchos dirigentes que, por distintos motivos, se fueron yendo. El peronismo siempre fue un movimiento de inclusión, no de exclusión, que fue un poco lo que nos fuimos convirtiendo en los últimos tiempos. Hay que recuperar dirigentes muy valiosos que hoy no están, pero compartimos y tenemos una visión muy parecida de un proyecto nacional".

Al respecto, Urtubey acotó: "Coincido plenamente con lo que decía Gustavo, yo creo que el principal tema y si queremos buscar divisorias de aguas que es lo que habitualmente preguntan porque es lo que en definitiva llama la atención. Creo que todos tenemos una mirada común, hay problemas, y hay problemas serios y los escuchamos, y los vivimos y vemos que hay sectores que se ven seriamente afectados porque la Argentina pasó de una especie de realismo mágico a una ortodoxia absoluta sin escalas. No hubo un proceso de amortiguación. Eso generó un impacto fuerte. Entonces nosotros, lo que tenemos que hacer es diseñar desde la política elementos que permitan acompañar a la gente para que la gente pueda estar un poco mejor para que no le peguen tanto estas situaciones y en ese sentido coincido 100 por ciento con mi colega: hay que abrir las puertas, no hay que ser excluyentes y hay que trabajar sin prejuicios".

Comentarios