Día del Niño
Domingo 14 de Agosto de 2016

Jugueterías del país venderán con el plan Ahora 12 hasta el Día del Niño

La medida fue tomada tras un acuerdo alcanzado entre la Subsecretaría de Comercio Interior y la Cámara Argentina de la Industria del Juguete.

A partir de este lunes, y por una semana, las 3.500 jugueterías del país podrán adherirse al plan Ahora 12 de cara a la celebración del Día del Niño, el domingo próximo.

La medida fue tomada tras un acuerdo alcanzado entre la Subsecretaría de Comercio Interior y la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), entidad que reúne a más de 200 fabricantes nacionales.



"Será del 15 al 21 de agosto, y se podrá pagar con tarjetas de crédito para todo el país", indicó el presidente de la CAIJ, Matías Furió, e indicó que "hay una gran expectativa" en las ventas.


"Durante mucho tiempo estuvimos peleando para lograr que los juguetes entraran en Ahora 12, y por lo menos lo logramos para que entrara en vigor esta semana, que es fundamental para la industria: el Día del Niño es la fecha más importante del año para el sector, al superar a Navidad y Reyes", explicó Furió.


El programa Ahora 12 es durante esta semana, y estará disponible sólo en las jugueterí­as de todo el paí­s, excluyéndose los supermercados, grandes competidores de los pequeños comercios, que manejan sus propias promociones y descuentos.


El sector apuesta a lograr un acuerdo con el Gobierno para que el programa quede un solo dí­a por semana en las jugueterí­as tras la celebración del Día del Niño.


Furió, a su vez, advirtió sobre la calidad de los productos importados y señaló las normas de calidad para comprar un juguete seguro.


El dirigente definió al juguete nacional como "barato, de diseño innovador y con plantas industriales de última generación tecnológica que ni siquiera tienen los fabricantes chinos", una combinación que le permite al sector exportar entre el 8 y el 10 por ciento de su producción total a toda la región, Estados Unidos y Europa.


Las empresas del sector han incorporado diseñadores industriales a sus plantas y hasta psicopedagogos para agregar valor agregado a su productos.


También lo que diferencia al sector es que la juguetera es la única cámara con laboratorio propio que controla todos los juguetes que se producen y los que ingresan del exterior, pero con un grado de desarrollo técnico que le permite hacer ensayos de productos tan disí­miles como heladeras, pilas, tintas para libros o cascos.

***

Consejos para no equivocarse a la hora de querer comprar un juguete de calidad:


- Calidad no significa comprar juguetes caros. No obstante, conviene desconfiar si el los juguetes son excesivamente baratos, dado que podemos estar ante un juguete que no ha pasado controles de calidad suficientes, un juguete con riesgos para la salud del niño, o incluso una falsificación.


- Leer las indicaciones y recomendaciones del embalaje del juguete, donde debe figurar el nombre del fabricante, o el importador, la marca del juguete, el sí­mbolo de la CE y demás caracterí­sticas del producto. Hay que poner especial atención a las indicaciones sobre seguridad del juguete, sobre todo a la que señala la edad para la que es adecuado el juguete.


De acuerdo a la resolución 163/2005 se especifica claramente cuáles son las normas que rigen para garantizar la seguridad de los juguetes. Existe una serie de requisitos que los juguetes deben cumplimentar para ser catalogados realmente como "seguros".


Sólo podrán comercializarse si acreditan el cumplimiento de los requisitos y rotulado de seguridad mediante un certificado de producto por sistema de marca de conformidad de Tipo, otorgado por una entidad certificadora acreditada por el Organismo Argentino de Acreditación (O.A.A.), las cuales podrán ser IRAM, IQC, INTI y TÜV.

***

En sí­ntesis, un juguete de calidad debe cumplir las siguientes caracterí­sticas:

- Ser seguro y resistente.

- Ser fácil de manejar para el niño. Tiene que ser cómodo.

- Ser atractivo, bien a nivel de apariencia, bien para jugar con él. No puede ser algo aburrido, tiene que ser divertido.

- Estar bien concebido, diseñado y fabricado para la edad del niño. Usar el sentido común.

- Tener una caja y un embalado con indicaciones adecuadas.

Comentarios